domingo, 14 de julio de 2019

De vuelta… de momento…

No acostumbro a abandonar los blogs así como así, a dar la espantada sin avisar, pero es que he tenido un mes de junio completamente atípico en el que me ha pillado el toro. Primero por una sobrecarga de trabajo y de viajes inesperados por motivos laborales, segundo porque me he complicado yo solito los fines de semana con excursiones varias, sin pasar en casa uno solo de ellos, y tercero, porque llegaron las vacaciones sin que pudiera sentarme un rato a contároslo a pesar de tener la entrada medio redactada.






Ya estoy en Zug, pero en dos semanas me vuelvo a marchar. Después vendrá el llanto y el crujir de dientes, sin más descansos hasta Navidad, pero ya cruzaremos ese puente cuando llegue.






La verdad es que nunca pensé que regresaría a la “insegura, cálida y barata” Suiza, pero así es como me siento ahora, recién aterrizado desde Islandia, demostrando que en esta vida todo es relativo






Tiempo habrá de comentaros cómo nos fue por allí arriba, cuando haya terminado al menos de deshacer las maletas. Hoy solo pretendo retomar (eso espero) el ritmo habitual de publicaciones en mis blogs y pasar a visitaros.



Lo intenté, pero no pude resistirme a poner algunas fotos.