martes, 20 de noviembre de 2007

Hoy cumplo doce años ...

…trabajando en la misma empresa. Mi primer trabajo de verdad, porque no cuento los que tuve mientras estudiaba. No sé si son muchos o pocos, imagino que depende desde qué edad se miren, pero a mí me parecen bastantes, y en cualquier caso, han pasado demasiado deprisa.


Madrid. Febrero de 2005

Apenas llevaba una semana cuando me enviaron a Londres, primero para un mes y después por otro. De ahí viene mi amor por esta ciudad de estupendos musicales, con librerías que cerraban apenas una hora antes que los pubs, donde anochecía a las cuatro y pico de la tarde y el cine costaba 1000 pesetas.

Era la ciudad de los museos y de los parques, de las luces de Navidad y de las grandes tiendas, aunque Harrods siempre me pareció una mala imitación de El Corte Inglés, y nunca entendí que los españoles hicieran allí sus compras. Londres es un lugar agradable en el que pasar unos días, sobre todo si uno se aloja en algún hotel del centro y dispone de dinero en abundancia, pero pocos extranjeros aguantan más de dos o tres años.

Yo vivía en la City, a quince minutos andando del trabajo, en el apartamento 341. No en la tercera planta como había pensado en un principio, sino en la trigésimo-cuarta, disfrutando de unas vistas nocturnas espectaculares. Dos veces se estropearon los ascensores y dos veces tuve que bajar andando, así que me resultó fácil calcular cuánto tardaron en escapar los que sufrieron el atentado contra las Torres Gemelas.

Aún recuerdo mi primer día. La chica encargada de presentarme no estaba, así que fue Tom quien cuidó de mí. Era, y es, un chaval estupendo pero tuvo un problema en el oído cuando niño, y no separaba las palabras al hablar. En cuanto te perdías dos ya no entendías la frase. Imagínensealguienqueleshablatodoseguido,sinhacerningunapausa,eningles,yensuprimerdíadetrabajo. Pues eso, yo me quería volver a España.

Después me enviaron a Bruselas. Seis meses, que resultaron ser dos años, pero esa es otra historia, y les será contada en otra ocasión. La frase, como ya saben, no es mía, sino de Michael Ende. Después de todo, mis doce años han sido eso: una Historia Interminable.

49 comentarios:

Respirando dijo...

¡¡Pues enhorabuena!! En los tiempos que corren, doce años en la misma empresa es todo un récord. Además, lo tuyo parece, por lo menos, movido... Que cumplas muchos más si te gusta.

Beso.

Manderly dijo...

Viendo cómo están las cosas sobre el tema del trabajo en estos días, realmente estás de enhorabuena: ¡felicidades!

Bonita historia, aquella Historia Interminable...

PULGACROFT dijo...

Me encantaría poder disfrutar de una experiencia así!!
Ahh y seguro que que con Tom perfeccionaste el ingles no? jaja...

Sir John More dijo...

Pues no sé exactamente lo que haces en la empresa, pero el simple hecho de que te manden a Londres con frecuencia me produce una envidia de esas gordas, gordas, y más al leer tu descripción de esa ciudad que me gustaría vivir más y conocer mejor. Aun así, con envidia y todo, me alegro mucho por ti, amigo mío. Un abrazo.

carmen dijo...

Me gusta la cosmopolita Londres, pasear por sus grandes avenidas. El clima es otra cosa, comentas 3 años, no creo que hubiera podido pasar sin el sol de España...En cuanto al trabajo si hay equilibrio entre tu trabajo y lo que él te da entonces enhorabuena pues es difícil trabajar en lo que verdaderamente te llena.
Un saludo :-)

Tawaki dijo...

Respirando, espero cumplir muchos más porque tengo la suerte de que me gusta lo que hago, por lo menos la mayor parte de los días. Gracias por dejar tu huella por aquí y un beso.

Manderly, bonita historia, es cierto. Gracias por la felicitación y por venir a verme por aquí.

Pulga, ja,ja. Con Tom más que perfeccionar el inglés nos dedicamos a beber cervezas. Reconozco que he tenido mucha suerte; espero que tú también encuentres un trabajo que te llene. Gracias por tu comentario.

Sir John, iré contando más cosas poco a poco. Londres está a la vuelta de la esquina con los vuelos baratos. ¡Anímate! Gracias por comentar y otro abrazo para ti.

Carmen, Londres está muy bien, como dices, pero efectivamente se echa en falta el sol. De momento mi trabajo me llena y espero que siga siendo así. Muchas gracias por pasar por aquí.

Antero dijo...

y que continue siendo interminable si estás a gusto en esa empresa.

Estuve en Londres hace más de 10 años, una semana y me fascinó, siempre tuve claro que quería volver y espero hacerlo algún día.

Saludos

lola dijo...

Pues repito lo que ha te han dicho: tal como están las cosas es una gran suerte poder cumplir 12 años en el mismo trabajo, y si te satisface, mejor que mejor. Mi marido lleva 32 años trabajando para la misma empresa, aún le faltan unos años para jubilarse, eso espero, y siempre me dice que el año que empezó ahí fue su año de suerte porque también fue cuando me conoció.
Un beso y felicidades.

Lautaro dijo...

12 años es demasiado, yo llevo 7 y se me ha hecho una eternidad, quizas sea por lo rutinario de este, en fin, un abrazo y suerte.

Raquel dijo...

Doce años parecen muchos pero, como tú dices, se pasan en un suspiro.
Bonito poder moverse de una ciudad a otra también. Gracias por contarnos todo esto hoy
Un abrazo

DaLis dijo...

Hola!!!felicidades y que linda historia de ir y venir, debe ser encantador....espero sigas contando!!!!!

Pakithor dijo...

Descubro que llevas el mismo tiempo trabajando "en serio" que yo... pero yo he pasado por cinco empresas diferentes y por tres sectores distintos.

Efectivamente debe gustarte mucho lo que haces porque si no ya hubieses cambiado.

Felicidades y que siga la racha, Tawaki.

leo dijo...

Enhorabuena. Imagino que querrá decir que estás a gusto allí y que ellos también están contentos contigo. Espero que siga siendo así, por otros doce años o por los que sean.
Besos.

Izel dijo...

Si me llega a pillar a mí Tom el primer día de trabajo huyo despavorida...

Enhorabuena por esos 12 añitos... lo más importante es que, después de ese tiempo, siga gustándote lo que haces... A por los 12 siguientes...

Yo! dijo...

Holaa qué chevere saber algo mas de ti, wow 12 años se dicen fácil pero es un timepito ya, me imagino cuántas experiencias e historias en todo este tiempo. Lo bueno es que hablas con orgullo de tu trabajo y se nota un tono de alegría eso es muy positivo, así que adelante, me alegro mucho por ti. Besitos!!

echaita dijo...

Felicidades por los 12 años !!! yo durante un gran período de mi vida no podía estar más de 3 años seguidos en el mismo sitio. sin duda la edad asienta hasta a los más inquietos. Ahora llevo 6 en el mismo sitio. Todo un Récord !
Pues eso, por muchos años más... si tu quieres, claro.
Saluditos.

Tawaki dijo...

Antero, si vuelves y quieres información dímelo. Gracias por venir a verme.

Lola, supongo que fue un año de "buena" suerte, ¿no? Es que con la suerte conviene especificar... Es broma, lo juro, es broma. Ja,ja. Gracias por pasar por aquí.

Lautaro, pues hay que buscarle el lado positivo, que son muchas horas las que se echan. Gracias por comentar.

Raquel, a mí me va la marcha, pero ya me perdonaron y me dejaron volver. Me alegro de verte por aquí. Gracias.

Dalis, como todo, ir y venir tiene cosas buenas y malas. Yo me quedo con las primeras. Gracias por tu comentario.

Pakithor, efectivamente, hay gente más inquieta. Yo soy más conservador. Gracias por venir a verme por aquí.

Leo, creo que quieren deshacerse de mí, pero nunca estoy para recoger la carta de despido, ja,ja. Gracias por tu visita.

Izel, una persona como tú, que domina el inglés y el árabe no debería yener muchos problemas. Je,je. Gracias por pararte a comentar.

Yo!, historias hay muchas pero no se pueden contar porque pensaríais que estoy loco y que soy carne de manicomio. Gracias por venir a verme.

Echaita, gracias por recordarme lo de mi edad. Ahora que empezaba a olvidarlo... Espero seguir otros 12 años más. Gracias por dejar tu comentario.

Besos y abrazos para todos.

Elena de San Telmo dijo...

Como siempre Corazón, tienes el don de llevarnos a través de tu vida y de los lugares que vas recorriendo.
Creo que hace bien partir, para luego establecerse.
Un abrazo

juan rafael dijo...

Doce años es lo que yo también llevaré en la tienda, año más o menos.

MILA dijo...

No sé en qué trabajas, pero ya el hecho de poder vivr en otros lugares ( si no tienes el peso de una familia) debe ser muy gratificante.
Si llegas a ser docente, seguro que a estas alturas estarías diciendo que has trabajado una eternidad.
Bonito post. Oye, ¡qué raro lo del chico!

Mari Carmen dijo...

Si estás feliz en ella, si haces lo que te gusta, entonces sí, entonces te felicito por esos 12 años en tu empresa :)

Yo también llevo casi doce años en la Universidad Politécnica, pero desgraciadamente no trabajando en lo que me gustaba y para lo cual pasé seis magníficos años de Facultad. Aún así, el ambiente es universitario y se está bien. De hecho... ahora que lo pienso... toda mi vida he trabajado con ingenieros, antes de venir a Madrid, en Córdoba (Agrónomos) y después aquí, en Madrid.

Un beso y buenas noches.

IRIS dijo...

Enhorabuena!! Y que sean muchos más! Y sobre todo que los disfrutes! Me encanta tu blog,asi que lo añado a mi lista de blogs que yo leo, y apartir de ahora me verás muy a menudo por aqui! Por cierto muchas gracias por tus visitas!
Un abrazo muy grande amigo!!!

Tawaki dijo...

Elena, por lo menos a mí me hizo madurar a marchas forzadas. Creo que me hizo mucho bien.
Gracias`por tu visita y un abrazo.

Juan Rafael, sí pero tú me ganas en ironía y mala leche, que ya nos vamos conociendo... Gracias por comentar.

Mila, viví en otros lugares al principio. Ahora ya estoy establecido en Madrid (toco madera). Lo del chico era rarísimo, sobre todo de recién llegado. Gracias por visitarme.

Mari Carmen, a mí me encantaría enseñar, a gente que quisiera aprender, claro, porque lo otro es muy difícil. Muchas gracias por pasarte por aquí y que descanses.

Iris, muchas gracias por comentar. A mí también me gustó el tuyo, así que con tu pemiso, te enlazo. Un abrazo.

Katty dijo...

Hola tawaki. Leer sobre Londres me pone los dientes largos porque es una ciudad en la que nunca he estado y que me llama muchísimo la atención.
Aunque para ir de guiri..para vivir me quedo con España, que el clima y su comida son mejores. Normal que echaras de menos volver. Aunque no me importaría tener una vivencia como la tuya (dos años de estancia máximo, no más)
Besillos

luna llena dijo...

Felicidades!!! tal y como están las cosas hoy en día 12 años en el mismo empleo es todo un record!!
besos de luna

Patricia dijo...

Doce años de trayectoria laboral y en el mismo sitio...y que además inspira un post...¡Felicidades! ¡Debes tener un buen balance seguro!
Un beso, una copa por ti y que sean muchos más! Todos los que tu te propongas.

Belén dijo...

Pues está bastante bien que te hayan mandado de un lado para otro, así al menos conoces mundo... me hubiera encantado hacerlo a mi!

Besossss

Patry dijo...

¡Enhorabuena!
Yo estuve este verano en Londres y también me encantó, aunque con los Harrods me pasó igual que a ti...eso si, me compré el típico oso de peluche, tengo que reconocerlo jeje.

anaís dijo...

Te felicito, Tawaki: Trabajar en lo que te gusta y viajar. Eso sí, con la certeza de que siempre regresarás a tu hogar.

No conozco Londres. Me atrae mucho, pero sé que no sería feliz viviendo allí.

Abrazos abrigados.

Tawaki dijo...

Katty, en mi humilde opinión es una experiencia que te cambia la vida. Si tuviera hijos no dudaría en enviarles una temporada fuera. Gracias por visitarme.

Luna, gracias, intentaré que dure, no creas. Un beso.

Patricia, no puedo decir que me aburra ni que lo pase mal. Gracias por tu visita.

Belén, estuvo muy bien porque aunque a veces se echa de menos España, aprendes a valorar lo que tenemos. Gracias por tu comentario.

Patry, ese oso es toda una institución. Yo tampoco puedo resistir comprar algo, aunque tampoco mucho. Un beso y feliz retorno.

Anaís, esa es la clave, saber que tienes un puesto para la vuelta. Anímate a ir unos días. No te decepcionará. Gracias por pasar por aquí.

Paco dijo...

ya quisiera que mi empresa (funcionario) me mandara a Londres con dietas...

luna llena dijo...

llevo toda la tarde en la cocina....ya tengo lista tu tarta...espero k te guste de moka...besos y sopla las velas!!!

elita dijo...

Londres... tengo muchas ganas de por fin conocer esta gran ciudad. Y me alegro por ti, eso quiere decir que estás a gusto y que haces lo que de verdad te gusta. ¡Hoy en día esto es un lujo que pocos se pueden permitir!

florci dijo...

vaya! doce años en la misma empresa eso es todo un logro!! que suerte viajar tanto, a mi me daria panico tanta altura en un piso de esos, aunque las vistas tienen que ser preciosas.
Saludos!!

Tawaki dijo...

Paco, esos viajes están bien al principio. Seguro que tú disfrutas de otras gabelas, amigo. Gracias por venir a verme.

Luna, ya me parecía que andabas ocupada. A mí me gusta toda la comida, y si está bien hecha pues mejor. Gracias y ayúdame a soplar, que son muchas.

Elita, he tenido mucha suerte, pero también me lo he currdo un poco, ¿eh? Gracias por dejar tu comentario por aquí.

Florci, binvenida a este blog. Pasaré por el tuyo a echar un vistazo. Viajar tiene su lado bueno, pero también hay que renunciar a algunas cosas. No obstante, se lo recomiendo a cualquier espíritu joven. Gracias por venir por aquí.

Trini dijo...

Fíjate, tú tantos viajes, tantas ciudades, y yo nunca he salido de mi pueblo. Bueno, nunca para vivir, si en algunas, pocas, vacaciones.

El tiempo vuela. Siempre quise ser mayor de mi edad y mi madre me advertía." cuando cumplas los veinte, cierras los ojos, los abres, y estás en los cuarenta"...
Ten madre para eso y, además, tuvo razón:):)

Un abrazo. Gracias por tu visita

Javi dijo...

Uyyyy en estos tiempos mantenerse 12 años es un importante logro, ya que ahora los contratos no se hacen indefinidos.

No queda duda de que debes ser un excelente empleado para la comapañia.

Saludos y gracias por pasar por mi blog.

Buen fin de semana

luna llena dijo...

Ffffffffffiiiiuuuuuuuuuu!!!! Tawaki no seas perezoso, sopla tambien tú un poquito que me quedo sin aireeeee!!!!
besos de lunita

Tawaki dijo...

Trini, las madres siempre tienen razón. Según un monólogo del club de la comedia, también son adivinas, poque te dicen que te vas a caer y en 30 segundos te caes.

Me encantan los haikus que tienes en tu blog. Son preciosos.

Bienvenida por aquí y muchas gracias por dejr tu comentario.

Javi, o soy un buen empleado o no encuentran otro pardillo que me sustituya, ja, ja.

Veo que has empezado otro blog. Yo te conocí a través del que tienes de Colombia. Me parece estupendo que nos des a conocer tu pais.

Bienvenido y muchas gracias por tu comentario.

Luna, vaaaleee, ya te ayudo, pero es que yo ya estoy viejito, je, je.

Oye, te ha quedado estupenda.

Un beso,

Azul... dijo...

Llega a formar parte de nuestra vida, la de afuera, verdad? Yo tenía 20 años trabajando en Petróleos de Venezuela, cada carita, cada historia personal, cada momento compartido con tanta gente querida es algo que el que ya sabemos no me pudo quitar, y los atesoro no sabes cuánto :)

Bonita historia, trabajar y encima poder viajar es un sueño!

Un besote y buen finde, guapo!

Tawaki dijo...

Azul, tú si que lo entiendes. Cuando se comparte algo más que el trabajo, después de tantos años, uno atesora conviencia, amigos, ilusiones.

Los que ya sabemos, no durarán mucho, y entonces será nuestro momento.

Un cariñoso abrazo, amiga.

Blau dijo...

Felicidades!!! poca gente puede decir lo mismo. Yo, tengo 8 años en mi Grupo.

Un beso de domingo.

Cyllan dijo...

Doce años son muchos Tawaki. Pareces contento y dices que te gusta lo que haces. Eso es lo mejor, como te dije, es lo importante. Eres afortunado, ya lo sabes. Te deseo que pases otros tantos años así, disfrutando de la "obligación" de trabajar.
Muchos besos.

momo dijo...

Ves como yo sabía que eras un viajero?....... a mi como la MOMO de Michael Ende me encanta escuchar historias, y si son interminables , mejor, y si por ahí hay números mágicos
veamos H 341 que dá...un 8 pues.............
Y si hay que robarles el tiempo a los hombres grises...
yo seguiré escuchando tus historias
Un abrazo Tawaki

Tawaki dijo...

Blau, feliz devolver a verte por aquí. Bueno, sólo te llevo cuatro años de ventaja, tampoco son tantos. Gracias por pasarte por aquí y un beso de viernes.

Cyllan, estoy contento, y me considero afortunado. Aunque espero mejorar, ¿eh? Un besote y gracias por dejar tu comentario.

Momo, viajero empedernido. Para mí es como un vicio. Muchas gracias por tus amables palabras, que me animan tanto. ¡Abajo con los hombres grises! Gracias por dejar tu huella por aquí y un abrazo.

Ferlocke dijo...

No es justo que empieces una historia, me enganche y la dejes en suspense.

En fin, tendré que seguir leyendo...

(envidia envidia, Londres es mi ciudad preferida y siempre he querido vivir en un apartamento de la city. Al menos por un tiempo)

Tawaki dijo...

Ferlocke, es que mis historias no pueden compararse con la tuyas ni de lejos.

Londres es una ciudad estupenda, pero no es fácil aguantar mucho tiempo.

Me alegro de verte por aquí. Muchas gracias por tu comentario y un abrazo.

Nélida G.A. dijo...

Ahhh Tawaki.
Qué bonito trozo de tu historia nos compartes aquí. Me gustó leerlo y el tono que empleaste, así intimista.
Cómo nos marcan esos comienzos laborales eh?
Así como te marcó en tu caso ese 20 de noviembre, yo no podré olvidar ese 14 de mayo (en mi caso) mi primer día de trabajo.
Claro que en mis presentaciones no tuve un compañeroquehablarasinhacerpausasyenotroidiomaquemehicieratenerganasdevolveramicasasobrelamarcha :-)

Londres es una de mis asignaturas pendientes.
Y la meca de los Musicales y de los Teatros: dos cosas que a mi me encantan.

Un beso.

Tawaki dijo...

Nélida G.A., han pasado los años y estoy cerca de doblar el tiempo trabajado en la misma empresa. Tiempo cargado de anécdotas que nos hacen sonreír. Cómo he cambiado; cuando publiqué esta entrada el blog era más personal, menos aséptico, me parece, pero cada momento tiene sus características.

A Londres tienes que ir. mí me parece la mejor ciudad del mundo y no me canso de visitarla. Ya sabes que de vez en cuando le dedico alguna entrada.

Gracias por remontarte tantos años en la vida de esta bitácora. Besos.