martes, 2 de junio de 2009

Muniellos

Lo mejor de la excursión fue sin duda el excelente grupo de personas con quienes compartí un día soleado, caluroso y sin nubes. Un grupo de senderistas simpáticos y bien avenidos.

Como veis, el camino enseguida se empina, atravesando lo mejor del bosque de robles.




Para los que no hayan oído hablar de Muniellos, sepan que es una Reserva Natural que se localiza en Asturias, que es el mayor robledal de España y uno de los mejores conservados de Europa. También se encuentran abedules, fresnos y hayas; brezos, arándanos y más de 1000 tipos de líquenes.



La fauna está representada por gran cantidad de aves, corzos, rebecos, jabalíes y ocasionalmente, lobos y osos.


No hay muchos robles centenarios, se trata más bien de ejemplares jóvenes, lo que quizás se deba a la intensa explotación maderera que comenzó con la Armada Invencible y continuó hasta los años setenta del siglo pasado.

Seguimos subiendo. A esta altitud los árboles han desaparecido y el sol nos castiga.



Pero la vista merece la pena el esfuerzo.



Para visitarlo es necesario reservar en la Consejería de Medio Ambiente del Principado de Asturias, y hacerlo con bastante antelación, porque sólo pueden entrar veinte personas al día, y éstas no pueden volver en un año.

Lo peor fue la senda en sí, que en mi opinión es muy incómoda, plagada de piedras sueltas, muy estrecha, y con cantidad de árboles cruzados de lado a lado.

Son 17km, incluyendo el desvío a las lagunas de origen glaciar. La primera parte del recorrido nos llevó más de tres horas, con una buena subida y un falso llano que me dejó sin aliento. Menos mal que hay una fuente y varios arroyos por el camino.

Al primer lago se tarda una media hora adicional, pero la subida es mucho más cómoda y tendida. Después nos quedan 6,5km de bajada, que comienza por el mismo lecho del río y a su lado después. Conviene llevar botas impermeables.




Sólo los últimos 3km son fáciles para caminar, lo que es una pena. Porque la comodidad no tiene por qué estar reñida con la protección de la naturaleza.

En la bajada atravesamos varias veces el río Muniellos.

26 comentarios:

PIER BIONNIVELLS dijo...

Que gran paseo..
y que fotos madre..
Me encanta.. esta naturaleza preciosa.. tanto verde ilumina el cielo.. que lindo.

Que estes bien.
te dejo abrazos.

Belén dijo...

No es tanto el paisaje (que si es bello, sin duda), si no la compañía...

Eso me pasa cuando voy a Pirineo

Besicos

Cyllan dijo...

Gracias por los datos. Chulísimo el paraje. Y si la compañía encima era buena seguro que te divertiste el doble.
Y lo de la senda difícil... Pero turris, si eso es lo que mola! :)

juan rafael dijo...

Creo que Asturias y Extremadura son las únicas zonas que me faltan por ver de España y todavía las tengo pendientes.

nélida dijo...

Qué belleza!! Sabías que tengo tres robles en el patio de mi casa? Son hermosos y crecen bastante rápido.
Ahora amigo, como es eso que te quedas sin aire? jajaa!! los años hacen mella.
Besitos

isobel dijo...

por lo que veo disfrutaste como un enano, gracias por compartir, besitos

Raquel dijo...

Qué maravilla

PULGACROFT dijo...

Tawaki, tengo la suerte de conocer esta parte de mi Tierra. Hace ya unos años que fui pero sin duda merece la pena, llegamos hasta el lago (la subida me costó un montón), pero lo que más me gustó fue la bajada por el bosque, realmente preciosa.
Aunque lo diga siempre:¿cómo no voy a estar enamorada de mi Tierra??...y si la compañía es buena...

¡PUXA ASTURIES!! jeje...
;)

Isabel Romana dijo...

No había oído hablar de este parque natural. Veo que es realmente precioso y seguro que debe despertar muchas emociones. Me ha encantado recorrerlo contigo. Un abrazo.

Qalamana dijo...

Se que me repito pero lo del Paraíso Natural es el mejor slogan que pudieron elegir!!!

SilviaE.D. dijo...

Hola Tawaki!
Qué lugares hermosos!! Esos árboles y sobre todo los lagos y el río. No me importaría caminar tanto si veo semejantes paisajes!
Gracias por mostrarnos tanto!
Un beso!

Isabel dijo...

el precioso ... ains que envidia , y si encima vas bien acompañado , ¿se puede pedir más? oye me quedo sorprendida con eso de que no puedes volver en un año ....


un beso

momo dijo...

Guaau.
Como me gusta escorpión , que pongas cosinas de mi tierruca, por cierto cuando hacemos una excursión?
Un beso y hasta la vuelta.

jordim dijo...

bonito paseo.

Moisés Márquez dijo...

Que lugar más maravilloso!

Me ha encantado que limiten la cantidad de personas que pueden entrar. Sino al final seguro que lo joderían.

Un abrazo!

Sylvia Reguero dijo...

Con que comodidad estoy viendo los lagos, lo que si siento es que después de tanto caminar seguro que me quedé bastante cerca...en fin que le voy ha hacer.Otra vez ya no será. Besos.

Zebedeo dijo...

Vaya, vaya se ve que también te gusta el senderismo. Yo en ese plan todavia no he ido a Asturias (aunque alguno de mis amigos si) pero es espectacular (por lo que me cuentan y por lo que veo en tus fotos) Cuando compre un poco de tiempo extra (como bien dices) lo haré.
Leí antes que estuviste en mi tierra (Galicia) ¿por donde? Por cierto, la próxima vez avisa y aunque no tanto en lugares para ver que tú no sepas quizás si pueda recomendarte algún sitio para comer ;)

Blau dijo...

Tawa, volvisteeeeeeeeee! muy bien. Que bonito paseo.

Besos

Isabel dijo...

Qué gozada, hijo... eso es Naturaleza pura y dura. Disfrutaste a tope. Besos.

Abejitas dijo...

Sin duda es precioso, todo un regalo para los ojos.

Besitos de miel

Tawaki dijo...

Pier Bionnivells, gracias, mi trabajo me costó llegar hasta allí, no creas. Un beso.

Belén, ambas dos. El Pirineo es una auténtica pasada. Un beso.

Cyllan, es que más que difícil era incómoda por descuido. Es eso lo que critico. Y que te vendan un bosque cuando en realidad lo rodes más que atravesarlo. Pero aun así estuvo bien.

Juan Rafael, ¿y a qué esperas, hombre? no todo va a ser playa y paella, ja,ja. Un abrazo.

Nélida, ¡tres robles! que bueno, con lo que me gustan. Sin aire, pero con muchos años, ja,ja. Un beso.

Isobel, yo casi siempre me lo paso bien, aquí y en la China. Un beso.

Raquel, y que lo digas.

Pulgacroft, anda que te quejarás de la publicidad que le hago... Un beso.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Isabel Romana, y a mí me ha gustado mostrártelo. Ojala puedas ir algún día. Un abrazo.

Qalamana, lo compruebo cada vez que voy por allí.

Silvia E.D., mereció la pena la caminata. Eso puedo decirlo ahora que ha pasado una semana y que me he recuperado, ja,ja. Un beso.

Isabel, pues sí, es para dar oportunidades a más gente. Un beso.

Momo, cuando quieras, pero avisa, que tengo que ponerme en forma. Un beso.

Jordim, pues sí, es muy recomendable.

Moisés Márquez, tiene que haber de todo, zonas protegidas y otras donde poder esparcirse los fines de semana. En el equilibrio está la virtud, supongo. Un abrazo.

Sylvia Reguero, no te estás cansando nada, ¿verdad? Un beso.

Zebedeo, se garadece la propuesta y te pediré consejo la próxima vez. Estuve por la Ribera Sacra, pasándolo en grande. Dentro de poco espero publicar algo. Un abrazo y gracias.

Blau, hierbamala nunca muere, dicen. Un beso.

Isabel, una inyección en vena. Un beso.

Abejitas, y que lo digais. Habríais disfrutado un montón.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Patricia dijo...

Me encantan los bosques!! me despiertan todas mis neuronas! que envidia, y mas aun en buena companhia, jamas estube por Asturias pero debe ser hermoso...he escuchado mucho de alla,
besos

angela dijo...

Es uno de nuestros paraisos, cuando fuí me pilló la tormenta lástima no poder seguir....Pero, gracias a tí vuelvo a ese maravilloso lugar donde el tiempo no está presente y el reloj se para. Perdona por no haber venido antes.... No puedo deterner el reloj.¿ Tú si?... , me temo que tampoco.Un abrazo Angela

Mari Carmen dijo...

Un paraje maravilloso, Tawaki, realmente de ensueño. Pero es que Asturias no hay nada que no merezca la pena ser visitado.

Un abrazo

Tawaki dijo...

Patricia, sé que te pilla un poco lejos, pero si tienes ocasión de ir por Asturias no la desperdicies, te encantará. Un beso.

Ángela, ¿detener el reloj? ¿y perdernos ese lunes que nos espera ahí cerca? Por favor, que alguien apriete el botón... Un beso.

Mari Carmen, tienes toda la razón. Siempre compensa ir por allá. Un abrazo.

Muchas gracias por vuestros comentarios.