jueves, 23 de septiembre de 2010

El crucero Aurora

Atracado desde 1944 en el malecón Petrovskaya de San Petersburgo, junto a la academia militar, y convertido en museo en 1957, el buque es hoy un icono de la Revolución de Octubre.

El 7 de noviembre de 1917 (25 de octubre según el calendario juliano), un disparo de fogueo desde una de sus baterías, marcó a las 9.40 horas el pistoletazo de salida para el asalto al Palacio de Invierno. La Revolución había comenzado.



Este barco de la flota zarista, nombrado en honor de la fragata ¨Aurora¨, que había defendido con heroicidad una ciudad rusa en los tiempos de Guerra de Crimea, participó en 1905 en la batalla de Tsushima, en la guerra ruso-japonesa (1904-1905) y en la Primera Guerra Mundial. Durante la Segunda Guerra Mundial sus cañones fueron desmantelados y utilizados para defender la ciudad de San Petersburgo.


El crucero fue construido en los astilleros de ¨Nuevo Almirantazgo¨ en 1897 y fue botado el 11 de mayo de 1900, recibiendo su bautismo de fuego en la ya referida batalla de Tsusima en la guerra con Japón.

La bandera que podemos ver en las fotos es la de San Andrés, la bandera de Fuerzas Navales de Rusia. En la exposición de este museo flotante, a la que no pude acceder por falta de tiempo, hay más de 500 documentos originales, fotografías y objetos del barco que cuentan su historia.

 
Fuentes:




18 comentarios:

Elena dijo...

Interesante la historia de este barco y del tiempo en el que le tocó "navegar".
Tan interesante como tiene que ser una visita a su museo.

Un beso.

@maricruzpe dijo...

Madre mia,Madre mia, ¿cuando descansas?. Bonitas fotos, ¿pero hay alguna parte del mundo en la que no hayas estado?. Besitos

Antero dijo...

queda pendiente la visita al museo para una próxima ocasión. Al igual que la comentarista anterior, también estoy admirado por la cantidad de lugares que has visitado.

un abrazo

Belén dijo...

Ocio e historia, qué más se puede pedir?

Besicos

juan rafael dijo...

Parece que nunca aprendamos de las guerras, por muchos museos que hagan.

José Núñez de Cela dijo...

Me gustan los museos y aborrezco las guerras y las armas o las máquinas de guerra, aunque la historia está ahí y es natural y recomendable mostrarla y aprender de ella.
En este caso, además, debe ser toda una experiencia.

Un saludo

Raquel dijo...

Este tema de repente me sorprende. Aunque justo ayer hablaba con alguien sobre varias personas que conozco, personas de alma pacífica y corazón tranquilísimo que son apasionados de los temas bélicos en el cine o la literatura. Una de estas personas me decía que aparte de otras cosas, la guerra, desafortunadamente, sigue estando eternamente presente en nuestras realidades.

Leodegundia dijo...

Pena que no te haya dado tiempo para entrar porque seguro dentro se mostrarían cosas muy interesantes, de todas formas las explicaciones que das son suficientes para conocer la vida de este crucero, vida que ahora es más pacífica.
Un abrazo

Neli dijo...

¿Estuviste allí? ¿las fotos son tuyas?

Un placer haber llegado hasta aquí, no es que me apasione el tema ni que lo conozca demasiado, pero me ha parecido muy interesante todo lo que cuentas.
He descubierto y aprendido con tu entrada.

¡Gracias!
Un beso.

SilviaE.D. dijo...

Hola Tawaki!!!
Como siempre enseñando y mostrando cosas interesantes!!
Un beso grande!!

Isabel dijo...

Me encanta la historia a través de sus barcos!! Soy una romántica empedernida. Besos.

Patricia dijo...

dicen que los barcos son mas seguros en puerto pero para que han sido hechos si no es para navegar? (igual que las personas ji ji)y a este "personaje" le toco mucho por luchar y batallar...ahora yace ahi sereno y tranquilo, permite que le observen pues tiene mucho por contar...
Gracias por contarnos su historia, y las fotos quedaron de maravilla,
besos,

zulú dijo...

yo también me pregunto...qué parte del mundo te queda por visitar?

Bss
M.

luna llena dijo...

como siempre interesante la visita...las fotos, la historia...no hay dia que no salga de aquí sabiendo algo más...;)

Serrano-chan dijo...

Digo lo mismo que Luna Llena y añado que yo de mayor quiero ser como tú, y no me refiero a ser hombre,que estoy muy agusto con mi identidad.
¿Ves? otra cosa que he aprendido.Un abrazo.

Tawaki dijo...

Elena, fue una lástima que no pudiese entrar para empaparme de conocimiento. Un beso.

@maricruzpe, procuro descansar poco. Soy de los que piensan que ya habrá tiempo para eso. Y me queda mucho, toda Asia, por ejemplo. Un beso.

Antero, cada uno tiene sus vicios, y el mío es viajar. Engancha mucho. Un abrazo.

Belén, se me ocurra una cena para dos a base de vodka y caviar...

Juan Rafael, no aprenderemos mientras den dinero y puedan aprovecharse unos cuantos. Un abrazo.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

José Núñez de Cela, coincido plenamente con tu apreciación. Mejor sería que no hubiese máquinas de guerra para visitar porque nunca se hubiesen construido. Un abrazo.

Raquel, bueno, a mí me gusta la historia, no la guerra. Creo que son dos cosas distintas. Un abrazo.

Leodegundia, yo creo que se merecía una jubilación después de tanta batalla, ja,ja. Un abrazo.

Neli, estuve en junio. Las fotos de este blog, salvo que lo diga expresamente, son mías. Fue una visita estupenda, en una ciudad maravillosa. Un beso.

SilviaE.D. eso intento. Cada uno enseña como puede... Un beso.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Isabel, es fácil imginarlo surcando los mares, ¿verdad? Un beso.

Patricia, es como un viejo león que se deja acariciar, pero hay que tener cuidado. Un beso.

Zulú, más de lo que crees. El mundo es muy grande y tiene infinitos rincones. Un beso.

Luna Llena, no te lo vas a creer, pero hace unos días pasé por tu blog, pero seguías sin publicar. Espero que te vaya bien. Un beso.

Serrano-chan, las cosas es mejor hacerlas cuanto antes, antes de esperar a ser mayo, así que anímate y lánzate a la aventura de salir de casa. Un beso.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.