miércoles, 29 de octubre de 2014

Chamonix

Entrada más larga de lo habitual porque no voy a publicar en unas semanas; por fin marcho de vacaciones.


Hace siete años largos, en un viaje por el norte de Italia, nos escapamos al Valle de Aosta y llegamos hasta la Aiguile de Midi para ver el Mont Blanc. Nos faltó entonces bajar hasta Chamonix. Pues bien, en esta ocasión he vuelto, pero desde el norte.

Como se puede apreciar en las fotos, tuvimos una suerte inmensa con el tiempo, y disfrutamos de un cielo azul completamente despejado.

Chamonix me sorprendió muy gratamente. Es una población con carácter y a pesar de que estábamos en septiembre, se respiraba ya cierto aire otoñal. Seguro que en invierno tiene mucho encanto, pero ese día nos recibió con los balcones cargados de flores.


Llegamos a media mañana, después de conducir tres horas y media desde Zug. Almorzamos rápido e iniciamos la ascensión en un par de teleféricos que ganan altura de forma casi vertical. Chamonix quedó atrás en un abrir y cerrar de ojos.



El aire era fresco, el sol suave, la temperatura ideal. Las montañas cubren todo el horizonte y el paisaje es espectacular. Mucha gente, bien preparada, hace escalada o camina entre los glaciares.






Desde aquí apenas son puntos en mitad de la nieve.



El precipicio da auténtico vértigo; el glaciar se precipita al vacío.



Mientras unos se esfuerzan, otros fotografiamos un Mont Blanc limpio de nubes. El resto de montañas también quedan retratadas.







En mi anterior visita este mirador transparente no existía. Hay que hacer una cola demasiado larga, pero la experiencia de verte sobre el vacío merece la pena. Te dan unos cubrezapatos para no estropearlo y te sientes como el gato con botas. En las fotos se puede apreciar lo alto que está.




La estructura es una obra maestra de ingeniería. En otra ocasión os hablaré de ella, aunque os anticipo algunas fotos.




Mientras esperábamos a entrar en el mirador cayeron más fotos.









El pico más pequeño y alejado de los dos es el famoso Monte Cervino, Matterhorn, para los suizos de la parte alemana, con sus imponentes 4.478 metros.





Cuando descendemos, el sol está a punto de ocultarse. Nos tomamos una cerveza, en mi caso una riquísima Pelforth, que sólo encuentro en Francia, ducha y a cenar.



Como os decía al principio, me voy de vacaciones unos días ☺. Nos vemos a la vuelta.

7 comentarios:

Ligia dijo...

Pero entonces todos estos viajes no son vacaciones? Ja, ja, es broma. Que te lo pases bien con tus verdaderas vacaciones y nos traigas fotos y más fotos para seguir disfrutando a través de tus ojos. Disfrutando o con mieditis... porque ese mirador no sé yo si me compensaría la belleza de la vista con la subida para asomarme... De todas formas, un lugar maravilloso. Abrazos

nélida dijo...

Bienvenidas vacacionessss!! ¿viste? al final todo llega!!!
Bellísimos paisajes y fotografías.
Cuando ví el mirador quedé pasmada, no sólo por la altura sino por su construcción.
En verdad una vueltita bella e interesantísima!!
beso

Nélida G.A. dijo...

Impresionantes las fotos, me encantaron.
Y este blog también me encanta porque me hace viajar desde casa y eso siempre se agradece.
Volveré por aquí, y te esperamos a la vuelta!!!

Disfruta mucho de tus vacaciones, muy merecidas.
Pásalo bien, haz fotos y cuéntanos cosillas a la vuelta.

Un beso.
Neli.
P.D: Muchísimas felicidades por tu cumpleaños, si vieras que justo ayer me acordé de manera especial que estaba cerca esa fecha. Caliente, caliente, que casi me quema. Espero que lo pasaras muy bien y deseo, Tawaki, que cada año sigas encontrando la felicidad.

Senior Citizen dijo...

Esta vez me he recorrido las fotos tres veces, pues me han dejado con la boca abierta. ¿Como sienta a los oídos esa subida tan rápida?

¡Felices vacaciones!

unjubilado dijo...

El paisaje precioso al igual que las fotos, yo se de uno que ni por recomendación del médico se ponía encima de ese cristal con el abismo abajo, con patufos o sin ellos.
Que lo pases muy bien en la vacaciones.

Blau dijo...

Tawaaa, que bonito paseo.
Felices vacaciones y cuídate mucho.
Besosss

Tawaki dijo...

Ligia, ja,ja, noo, todo esto son excursiones de fin de semana. Te hice caso y traje unas cuantas fotos de África.

Nélida, parecía que no, pero llegué, vi y vencí. Los Alpes son una joya.

Nélida G.A., viajar gratis y sin retrasos ni cancelaciones. No te puedes quejar, je,je. Muchas gracias por la felicitación. Siempre digo que los buenos deseos nunca llegan tarde.

Senior Citizen, la subida es pausada, pero mis pulmones sí que notan la falta de oxígeno. Tendré que ponerme en forma.

Un jubilado, venga, seguro que una vez allí te animas…

Blau, muchas gracias, descuida, que seguí tu recomendación y lo pasé estupendamente.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.