lunes, 8 de diciembre de 2014

Titlis II

Hacía meses que no disfrutaba de un día tan soleado y agradable como éste y me alegré de haber vencido la pereza (tampoco es me costara mucho que digamos).

En la entrada anterior nos habíamos quedado en el descenso para ver este lago.


Saco algunas fotos de Engelberg desde las alturas y enseguida me encamino hacia el agua.    




El paisaje es espectacular, y sólo me sobran los muchos rastros de presencia humana, que son los mismos que me han permitido llegar hasta aquí sin esfuerzo. Me digo que en Suiza hay suficientes lagos vírgenes y que no pasa nada por sacar rendimiento económico de algunos. Desde aquí se ve la montaña de la que vengo.    


En el lago hay barcas disponibles para quien quiera remar un rato.




Y un restaurante. Me acerco, pero prefiero dar la vuelta al lago a comer.





Como voy bien de tiempo, me echo un sueñecito, tumbado en la hierba, y con estas vistas.    



Reinicio el camino, no sea que se me haga tarde y tenga que bajar andando hasta Engelberg.    





Voy buscando los reflejos, pero el agua no está completamente quieta.



Me fijo en las montañas que me circundan, en el ambiente tranquilo y sereno que se respira.    




Más reflejos. Puede que haya muchas fotos parecidas, pero es complicado seleccionarlas.    







A media tarde, porque aquí cierran todo bastante pronto, tomo el teleférico. Mis amigos han mandado mensajes y esta noche toca cena japonesa. Un sacrificio más...




Como ésta es la última entrada del año aprovecho para desearos una muy feliz Navidad. Muchas gracias por haberme acompañado con vuestros comentarios, que son siempre bienvenidos y apreciados. ¡Feliz 2015!.

15 comentarios:

Elena dijo...

Uf, por un momento temí que te quedaras dormido en la hierba y perdieras el teleférico de vuelta.
La verdad es que el paisaje se presta a una siestecita una vez atiborrados los ojos de belleza y el alma de paz, pero no es plan de pasar la noche rodeado de montañas.

Un beso Tawaki.

RosaMaría dijo...

Qué recorrido maravilloso! Es que la Naturaleza me puede, es lo que más elijo a la hora de excursionar. Unas fotos preciosas, dan serenidad aunque no me eché una siestita como tu. ¿No te gusta la comida japonesa? Contanos qué tal fue. Besos y Feliz Año también para ti. Gracias.

unjubilado dijo...

¡Que bien que continuaste el recorrido! Y yo sin cansarme.
En la entrada anterior nos habíamos quedado en el descenso para ver este lago.
Discrepo, estarías tu arriba, yo te estaba esperando tomando un tentempié en el restaurante del lago, claro que si tardas mucho te encontrarás la cocina vacía.
Lo turrones también me los habré comido.
Feliz Navidad.

nélida dijo...

Guuuuaaaauuu que paisajes!!
Cuando ví la foto nº 22 me pareció ver dos amantes secreteando.
Definitivamente un lugar para caer rendido a sus pies.
Qué paseito tawa. Me encantó este viaje virtual.
Besosss y los mejores deseos para éstas navidades!!! :)

Laura. M dijo...

Te despides a lo grande Javier!!
Y con nieve a la vista. Preciosas e impresionantes. La naturaleza es una maravilla.
Feliz navidad!!
Un beso.

Nélida G.A. dijo...

Qué maravilloso lugar, me ha gustado mucho.
Suiza no deja de sorprender, verdad?
También sé que el mundo está lleno de lugares hermosos y queda siempre tanto por descubrir en él !!!!!

Me gustó la tranquilidad que transmite el lugar. Es un disfrute extra conocer lagos vírgenes, pero incluso éstos tan visitados, tienen un encanto explosivo.

Así que te dio tiempo hasta de echar una siesta. Biennn por ti.

Tawaki, si ésta será tu última entrada del 2014, yo también aprovecho para agradecer tu compañía, y la manera en que nos enseñas el mundo a través de tus ojos y corazón viajero.

Nos vemos el año próximo!!!!
Sé feliz y pasa unas buenas Navidades.

Un beso, amigo.

Carmen O dijo...

Que fotos mas preciosas, se parece un poquito a Asturias ¿verdad?, o es que me tira la tierrina? jajjaja
Estupenda entrada como siempre.
Un saludo y buen fin de semana

Ligia dijo...

Qué maravilla de lugar y qué buenas imágenes!! Un día espléndido para disfrutarlo. Abrazos

Senior Citizen dijo...

Aunque sean parecidas (o quizá por eso) todas las fotos son maravillosas y se pasa muy bien recorriéndolas en presentación.

Feliz entrada de año, Tawaki, y que te traiga todo lo que desees.

Tawaki dijo...

Elena, no era cuestión de bajar andando, je,je. Te aseguro que hay un trecho.

Rosa María, me gustan las ciudades y el arte, pero como tú, me quedo con la Naturaleza, y de eso en Suiza hay de sobra. Me encanta la comida japonesa, lo del sacrificio era una ironía.

Un jubilado, pues tenías que haber subido para ver el lago desde arriba. Ahora que miro bien las fotos veo un puntito en el restaurante que se te parece.

Nélida, creo que deberías hacerte mirar esa imaginación desbordada, ja,ja.

Nélida G.A., espero que lo hayas pasado bien y que hayas comenzado el 2015 de la mejor forma. Es verdad, Suiza no deja de sorprendernos.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Laura, Suiza pone el paisaje, aunque es tacaña con el sol. Yo pongo las ganas. Espero que podamos compartir muchos momentos en el 2015.

Carmen O, coincido contigo en que se parece a Asturias, especialmente por el verde de los prados.

Ligia, ver Suiza con sol es toda una experiencia. Ojalá pueda seguir llevándoos de excursión en el 2015.

Senior Citizen, confío en que hayas empezado bien el año. En cuanto a las fotos, creo que cada una nos muestra un aspecto algo diferente.

Muchas gracias a todo por vuestros comentarios.

nélida dijo...

Nooo a ver si todavía prentenden extirparla. No, no y no Sería muy triste el mundo sin el poder de la imaginación. Sería como haber perdido del todo algo de magia, algo de niño.
besotes

Tawaki dijo...

Nélida, explícale a un suizo qué es eso de la imaginación...

nélida dijo...

mandá algunos para estos lados, o se les despierta, o huyen desesperados!!! jaja

Tawaki dijo...

Nélida, un suizo de los de verdad no sale de Suiza. Caso verídico de una compañera de trabajo que pasa las vacaciones aquí porque no hay nada mejor en el mundo. Como para mandarla al otro lado del charco.