jueves, 19 de noviembre de 2015

Oslo II

Seguimos con nuestra visita por Oslo donde lo habíamos dejado, en el museo de los barcos vikingos. Muy cerca tenemos otro museo en el que encontramos edificios típicos pero que no me gustó demasiado. Quizás sólo destaque esta iglesia de madera, el caso es que lo visité al estar incluido en la Oslo Pass y no tener que pagar entrada.



De vuelta al centro, un vistazo al ayuntamiento y al castillo, que sólo vi por fuera, porque me esperaba esta chica para tomarme una cerveza y cenar arenques. Pero estuvo todo el rato escuchando música, sin decirme nada.




El sábado lo dediqué al museo de Munch, en el que había una exposición sobre Van Gogh, pero pocos cuadros del pintor noruego; al jardín botánico, por el que es agradable pasear, y al museo de Ciencias Naturales, que es completamente prescindible.



Por la tarde volví al parque, a ver más esculturas, incluyendo el museo de Vigeland, donde descubrí la fértil imaginación de este fecundo artista. Resulta que las esculturas instaladas en el parque son una pequeña muestra de su obra. Me habría comprado algún libro, pero la oferta era muy escasa y casi todos estaban en japonés.





El domingo se me fue en un suspiro, visitando algunas iglesias, el Parlamento y el Museo de Bellas Artes. Mi tarjeta expiraba 15 minutos antes de que abrieran el museo, pero tuve suerte y ese día la entrada era gratis.







Había regresado el sol y las terrazas bullían de actividad. Pasé frente al teatro y me uní a los locales que disfrutaban del sol y de una cerveza.



Da pena marchar para el aeropuerto con un día así.

11 comentarios:

Ligia dijo...

Me ha encantado este post también para actualizar mis recuerdos. Por supuesto tú has visto mucho más que lo que nosotros vimos en aquel viaje, pero yo me monté en helicóptero para ver los fiordos. Eso sí que fue una experiencia inolvidable... Abrazos

Mari-Pi-R dijo...

La escultura de la foto 8 y 9 es muy buena, es distinta.
Bueno me he dado un buen paseo acompañado de ti por Oslo, un lugar sin duda a visitar, veo que hay museos interesantes.
Un abrazo.

Senior Citizen dijo...

Yo creo que puedes volver y la chica te estará esperando para lo de las cervezas.

unjubilado dijo...

Me han gustado tus fotos, pero me ha intrigado ese niño enfadado, así que he buscado un poco por encima y observo que en el Parque de Vigeland obra de las esculturas más conocidas del recinto, es este niño enojado o con “rabieta”, el (“Sinnataggen”).
Incluso, ha llegado a identificarse como símbolo de Oslo, apareciendo como tal en postales y recuerdos turísticos.

Atazina dijo...

Esa iglesia de madera me gusta, es muy original. Me ha llamado la atención la escultura del árbol con los niños colgando como si fueran ramas, preciosa. Es una pena dejar Oslo con un día tan magnífico, verdad. Gracias por la visita que ofreces.
Saludos

Giga dijo...

Oslo me encantó, e incluso tal vez, también. Muchos de ustedes vio y será recuerdos. Saludos.

Tawaki dijo...

Ligia, los fiordos tienen que ser todo un espectaculo. Yo preferi centrarme en la ciudad y volver en otra ocasion a ver la naturaleza.

Mari-Pi-R, los museos que mas me gustaron fueron los de los barcos (los tres) y el de Vigeland, claro esta. El buen tiempo ayudo a disfrutar tambien de la visita.

Senior Citizen, tenia toda la pinta de ser muy paciente.

Un jubilado, ese nino lloron es uno de los emblemas de la ciudad. Tuve que volver al parque porque no estaba seguro de haberlo fotografiado en la primer visita, ya que no era consciente de su importancia.

Atazina, la iglesi es muy bonita por dentro, ya la ensenare, y muy diferente a las que tenemos por el sur de Europa. Vigeland le echaba mucha imaginacion, como puedes ver.

Giga, it surpised me too, it is a very interesting city, worth to visit. I tried to see as much as possible and I was lucky with the sun and the nice temperature.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

demetrio dijo...

Oslo también me trae a mí buenos recuerdos ;D

Nélida G.A. dijo...

¡Qué bonito!
Me gusta Oslo, sin duda.
Siempre quise hacer un crucero por los fiordos noruegos, ahora ya conozco algo más gracias a ti.
Tiene una arquitectura muy peculiar y me llamó la atención la iglesia por lo mismo.
Eso sí, lo que tiene de bonito, lo tienen luego de maleducados (mira que no hablar en toda la cena y ni siquiera pasarte los cascos para compartir música... jijijiji) Ainssss.

Me gustaron las fotos del jardín botánico.
Y cómo no, me encantaron las esculturas de Gustav Vigeland.
Algunas parecen tener vida, verdad? Es como si sintieras en su expresión que te dicen algo, o se hablan incluso entre ellas.
Curioso. Me gustan.

Un beso, Tawaki.
Y gracias por el paseo!!!!

nélida dijo...

Me encantawa ;)
Si no me equivoco esa iglesia y otras por el estilo tienen su historia; no sé cómo llegué a ella en alguna oportunidad a través de internet, pero parece que en Noruega existen varias por el estilo.
Te dejo un enlace http://www.visitnorway.com/es/acerca-de-noruega/historia/iglesias-de-madera/

Tawaki dijo...

Demetrio, ya imagino. Ahora entiendo por que te gusta tanto.

Nelida G.A., Oslo fue un descubrimiento, ayudado por el buen tiempo, que facilito su disfrute. Desde luego, temgo que volver, esta vez a los fiordos, que tambien me llaman mucho. La chica era de bronce, pero algunos de carne y hueso tampoco me hicieron demasiado caso. En el metro tuve que preguntar y pasaban de mi, por ejemplo.

Nelida, voy a echar un vistazo al enlace. Si, este tipo de iglesias son tipicas de la arquitectura nordica. No en vano, aprovechan la madera que tienen al alcance de la mano.

Muchas gracias a los tres por vuestros comentarios.