sábado, 12 de marzo de 2016

Ruta de los cuatro lagos

Agosto de 2015. Una vez más, mis amigos me dejan solo porque no quieren madrugar ni caminar, y yo mismo estoy tentado de quedarme en el sofá viendo películas, pero el tiempo es tan bueno que da pena no aprovecharlo.

Me dirijo hacia el Titlis, solo que me quedaré en el primer lago en vez de ascender hasta la cumbre. Pienso tomar una ruta diferente a la de la otra vez para ver un total de cuatro lagos.

Ganas me dan de quedarme a disfrutar del Trübsee, pero me restan otros tres, y no sé cuánto tiempo me llevará hacer el recorrido. Según Google Maps, unas dos horas, pero no me fio y no quiero perder el último autobús.


Paso junto al restaurante Alpstübli y tomo el primer telesilla para subir al Jochpass, desde donde hay bonitas vistas. Se oyen los cencerros de las vacas, el correr del agua y el viento. Hay algunos ciclistas de montaña, descendiendo por la empinada pendiente.




En un charco de agua nadan muchos renacuajos, bastante crecidos.


Tomo allí el segundo telesilla, el que me llevará al Engstlensee. Por desgracia, aparecen las primeras nubes sobre las cumbres y enseguida le ganan la partida al sol, por lo que a partir de aquí habrá más sombras que luces. Una lástima, porque la temperatura era suave y las fotos quedan mucho mejor con sol.


El Engstlensee no es tan bonito como el primer lago, quizás porque le faltan los reflejos de las montañas, pero tampoco está mal.





Al otro extremo está el Hotel Engstlenalp, un lugar estupendo para tomar una cerveza tostada con una salchicha y rosti. Es un poco pronto, pero como tiene buena pinta, me animo a comer.

Las montañas más altas están cubiertas de nubes y no se ven bien. Allí, sentado en la terraza, descubro que hay accesos por carretera hasta esta ruta; concretamente veo un autobús que viene de Meiringen y que explica por qué hay tanta gente a lo largo del camino. Restaurantes y hoteles son también frecuentes.

El camino hacia el Tannensee está indicado, pero hay que estar atento en todos los cruces. Pregunto un par de veces porque no me gustaría perderme y tener que deshacer lo andado.


Aunque el paisaje es bonito, las nubes y la posición del sol no ayudan a que el día resulte redondo.





Después de un repecho viene una zona bastante llana que está asfaltada. Hay incluso trenes turísticos que van y vienen transportando a gente entre el tercer y el cuarto lagos.



El tercero tiene un dique que me hace sospechar que no es del todo natural. Las familias, cargadas de niños, hacen barbacoas, pescan desde la orilla o simplemente disfrutan del paisaje.





Pregunto al conductor del tren y me indica que siga la senda en vez de la carretera. Ambos llevan al Melchsee, pero parece que la senda es más bonita. Camino bajo un enorme farallón iluminado a ratos por el sol, en donde hay gente practicando rapel y alpinismo.





La vista del Melchsee desde arriba es bonita.


Voy descendiendo hasta la orilla, en busca de la estación Melchsee-Frutt. Vuelvo a preguntar y subo en un ascensor desde el que las vistas son espectaculares.




Una roca herida por el paso de un antiguo glaciar,


Un poco más adelante está el funicular a Stöckalp, donde tomo un autobús directo a Sarnen. Desde allí, tren a Lucerna y tren a Zug, donde llego a las cinco y media. Como veis, los suizos madrugan, y conviene no dejarse ir con la hora.


15 comentarios:

Giga dijo...

Fue la pena levantarse temprano. Sam vio los hermosos lagos y montañas y se lo mostró a nosotros. Gracias por este y saludar.

Mari-Pi-R dijo...

Mejor que quedarse sentado en el sofá, ahora podrás descansar en él después de haber disfrutado el día con estos maravillosos paisajes.
Preciosas fotos, un abrazo.

unjubilado dijo...

Yo cuando estoy visitando algo prefiero madrugar, te da mucho más tiempo a ver todo y si en el camino quieres descansar un poco tienes tiempo para hacerlo.
Los paisajes y las zonas que nos describes son idílicos, ganas de quedarme a pescar, antes era una de mis aficiones preferidas, pero ahora pese a que me regalan la licencia por estar jubilado ya no salgo, hay muy poca trucha y han puesto excesivas limitaciones.

Senior Citizen dijo...

Un paseo precioso, pero no al alcance de cualquiera. ¿Cuantos kilómetros te hiciste? Con razón tus amigos no quieren acompañarte.

Ligia dijo...

Yo me quedo sin palabras viendo tus imágenes. Sabiendo que existen esos lugares tan idílicos, ni me plantearía lo de madrugar, y eso que no soy yo de las que les guste mucho caminar... Pero es que verdaderamente debe ser un lugar precioso que merece la pena disfrutar. Abrazos

Alí Reyes dijo...

¡Dios mío! qué fotos tan espectaculares, la roca horadada por el glacial, el espejo de los lagos, por cierto, hay que ver que esos renacuajos tienen la sangre bien fría.
Menos mal que saliste de esa poltrona...¡Esto es oro en polvo!

Nélida G.A. dijo...

Qué maravilla, Tawaki.
Me ha encantado esta excursión. Las fotos son preciosas.
El primer lago muy bonito con los reflejos de las montañas. Pero el segundo también me lo pareció porque no tendrá el reflejo de las montañas pero sí el del cielo y sus nubes. Precioso.
El tercero,aunque fuera artificial que no lo tenemos claro, es muy bonito y por lo que veo el más familiar.
Ese banco a orilla del lago me pareció fantástico, preciosa foto y maravilloso lugar.
Y el último tal vez sea el más fotogénico,las vistas desde lo alto eran preciosas. Transmitía mucha paz y tranquilidad y una belleza increíble.
Gracias por compartirlo. Suerte la tuya de tener ese trozo de paraíso tan a mano.
Besos.

Tawaki dijo...

Giga, here in Switzerland we always have to get up early because everything is done earlier than in Spain. It is a good way to take advantage of the sunlight.

Mari-Pi-R, cierto, por eso me "obligo"a salir, aunque después e haber trabajado de lunes a viernes me invada la pereza. Afortunadamente, aquí en Suiza hay mucho que hacer.

Un jubilado, a mí también me gusta madrugar, lo que pasa es que al final lo hago todos los días. No sé cómo va lo de la pesca por aquí, creo que el único sitio donde he visto cañas ha sido en Ginebra.

Senior Citizen, tampoco fueron tantos, ya que los lagos están muy cerca y una parte se hace en telesilla y funicular. Creo que anduve 10-12 km.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Ligia, yo suelo despertarme temprano, pero como ya lo hago para ir a trabajar a veces me da un poco de pereza. Pero, como bien dices, merece la pena disfrutar de estos paisajes ya que los tengo tan cerca.

Alí Reyes, tuve bastante suerte con el día, y este país, cuando no llueve, es precioso. Me he propuesto sacarle el máximo partido.

Nélida G.A., no descarto repetirla en algún moment, quizás con algunos amigos que se apunten. Procuro aprovechar lo que tengo cerca, más aún si se trata de lugares bonitos como éste. Es un privilegio vivir en Suiza y no hay que desperdiciarlo.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

aitor aitor aitor dijo...

Tras ver los paisajes de ensueño que nos muestras en tus artículos, más convencido estoy de que tengo que volver a Suiza para dedicarle una visita que me permita conocer alguno de esos bellos rincones que esconde..

Ambar dijo...

Acabo de descubrir este otro blog que tienes y lo visitaré a menudo. Me encanta viajar y procuro hacer lo que puedo dependiendo del trabajo, no es lo mismo vivir en el centro de Europa que en el sur.
Disfruto leyendo los blogs de viajes porque de las experiencias de los demás aprendes mucho y siempre pienso ....por si acaso voy.
Saludos

nélida dijo...

Es un paseo muy bello. Las fotos son espectaculares tanto como el paisaje.
¿Viste? ya tenés un banco por si ocupan el tuyo en Zug. ;)
Beso

Tawaki dijo...

Aitor, Aitor, Aitor, es que tiene muchos rincones preciosos. El único problema son los precios, pero en cuanto a paisajes y rutas vamos bien servidos. Ojalá puedas volver.

Ámbar, pues bienvenid aquí también. Se supone que éste es más genérico que el otro, pero como ahora vivo en Suiza, hay muchas entradas relacionadas con mis excursiones. Espero que te guste.

Nélida, aquí hay bancos de todos tipos, je,je, y lectura nunca me falta. Más vale tener alguno de repuesto.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

ñOCO Le bOLO dijo...


Wow! Eso es un paraíso para los amantes de la montaña. Preciosos recorridos, impresionantes lagos y vistas.
Ya supondrás lo que me gustaría andar por esos lugares... gratificantes caminatas. Una maravilla.
Y maravillas son tus fotos. Un gran colección

Un abrazo

· LMA · & · CR ·

Tawaki dijo...

ñOCO Le bOLO, es una ruta muy fácil pero muy bonita en un día soleado de verano. En invierno hay demasiada nieve. Espero que puedas volver por Suiza algún día no muy lejano.