jueves, 17 de mayo de 2018

Coches clásicos en Lucerna

Era el último fin de semana de mayo de 2017 y me habían propuesto visitar el Swiss Classic World, una feria de automóviles antiguos que, curiosamente, solo dura un par de días. La temperatura era muy alta para esa época del año y se agradecía estar a cubierto, aunque ya en el aparcamiento vimos los primeros coches interesantes y, muy a nuestro pesar, hubimos de soportar el intenso calor durante un rato. El monte que vemos al fondo es el Pilatus.






Un poco más allá, antes incluso de pagar la entrada y acceder al interior, vemos muchos más modelos que van llegando. Son demasiadas fotos, lo sé, pero es que el número de vehículos era igualmente grande.





No habíamos terminado de ver los coches que había fuera cuando seguían llegando más y más. Encima, tuve la suerte de ir con un amigo que es un fanático y que conoce hasta el último detalle. ¿Se puede pedir más?





Los hay de todas las épocas, de diferentes marcas y procedencias, pero todos comparten dos cosas: el amor de sus dueños por este tipo de clásicos y lo bien cuidados que están.






Dentro del complejo hay cuatro grandes salas. En tres de ellas se exponen vehículos junto a stands de empresas relacionadas con la restauración de estas joyas. No en vano, muchas de ellas estaban a la venta, eso sí, a unos precios un tanto elevados.






Después de que se fundara esta feria en 2014, esta es la tercera ocasión en la que se exponen los clásicos.






Voy tan retrasado con las entradas, que se me acumula el trabajo. Os estoy hablando de la exposición del año pasado y en un par de fines de semana es la del 2018. Confío en no perdérmela.





En la cuarta sala hay un poco de todo: libros, coches en miniatura, repuestos, etc.


Lucerna es el lugar perfecto para este tipo de eventos, pero no es el único en Suiza, ya que los coleccionistas aprovechan muchos fines de semana, especialmente cuando hace buen tiempo, para sacarlos a pasear.

7 comentarios:

Ambar dijo...

No te la pierdas y así nos la cuentas. Loa coches antiguos son preciosos.
Un abrazo

Senior Citizen dijo...

Aquí hay todos los años una exhibición-paseo de coches antiguos y los propietarios se visten como en la época de sus coches. Resulta vistoso y yo he ido alguna vez. Es más, creo que ya te he enlazado aquí las fotos que tengo en Flickr.

unjubilado dijo...

Antes me gustaban mucho los coches de época, así como todos ellos en general, compraba semanalmente una revista dedicada únicamente a coches de todo tipo. En la actualidad tengo un coche pequeño, eso si, automático, con bastante potencia y con todos los adelantos modernos, hasta aparca solo, o te busca un hueco para aparcar mediante GPS en un radio de acción de varias calles. Lo de hablar con el, no nos llevamos muy bien, o no me termina de entender lo que le digo dentro de seis menús disponibles, o se hace el sueco.
Claro que ahora ya no me fijo en casi nada, voy a mi aire, no le suelo hacer caso de muchas las indicaciones, me avisa de radares fijos, también de un exceso de velocidad, pero no he conseguido decirle que me lleve al Pirineo y yo vaya durmiendo en la parte de los asientos traseros... pero todo llegará.

Almatina dijo...

Uau! Disfruta del espectaculo!
Vas a ir este año?

Saludos

Mari-Pi-R dijo...

Pues es para disfrutar con tan buenos coches, sobre todo los maniáticos como a tu amigo, me imagino que al final te cansaste o bien descubriste el amor de la mecánica.
Un feliz fin de semana.

lola dijo...

Hola Javier,
¡Ahí está "mi coche", ojalá fuera cierto, es el Mercedes blanco descapotable, no sé si será el mismo modelo, pero muy parecido a ése había uno en el Museo de la empresa donde trabajaba Julio, creo que ya te he comentado alguna vez que trabajó casi toda su vida para el concesionario de Mercedes Benz en Las Palmas. Cada vez que sacaban el coche a una exposición allá iba yo a admirarlo.
Saludos,

Nélida G.A. dijo...

Hola Tawaki.
Es de reconocer y valorar el amor y la afición o pasión, que tienen estos dueños con sus coches.
Lo bien cuidados que están, el mimo y celo con que se nota que los tratan. Muchos detalles, que para los amantes de los coches antiguos, es un lujo verlos en una exposición.
Y además tan amplia e interesante. Nunca había visto tantos coches antiguos juntos.
Tuviste suerte de tener a alguien al lado que supiera mucho de ellos y te fuera contando.
No sé por qué, pero me llamó la atención de manera especial el coche de la foto número 22 (el mismo coche que la 21)
Gracias por compartir.
Un beso.