sábado, 14 de julio de 2018

Un lustro no es nada II

Como os decía en la entrada anterior, acabo de cumplir cinco años viviendo en Suiza, y para celebrarlo os traigo un “pequeño” resumen de algunos de los lugares que he podido visitar. Son muchas fotos; no en vano llevo ya más de 70 entradas dedicadas al país helvético, pero es que me cuesta mucho seleccionarlas.

Empezamos esta segunda entrega con los castillos de Bellinzona y los paseos invernales sobre la nieve, en el bosque que tengo junto a Zug.





He navegado en varios lagos: Los cuatro cantones, Leman, Constanza y Zug.





He remado en el Truebsee, un lago de ensueño, y he caminado junto a otros igualmente maravillosos. El color del Caumasee en un caluroso día de verano enamora a cualquiera.







No me olvido de esa herida en la tierra que es la Creux du Van, ni de los pueblos de Ardez y Guarda, Saint Ursanne y Murten, cada uno con su encanto particular.











El castillo de Chillon aparece en la portada de muchas revistas de viajes, y en la cercana Montreaux se rinde homenaje a Freddie Mercury. En Altdorf, nos encontramos con otro viejo conocido, Guillermo Tell, cuya leyenda está relacionada con la pradera de Rutli, lugar fundacional de Suiza como nación.





De los montes de la zona de Pizol a las coloridas fachadas de Appenzell, Suiza da mucho de sí. Los carnavales sorprenden a los que tienen ideas preconcebidas, mientras que Berna, la capital, nos lleva por calles empedradas y tranquilas.






Lugano, Lavertezzo y Ascona al sur, Constanza al norte. La lista es interminable y me dejo varios sitios sin mencionar, estoy seguro.










Todo ello sin contar con las excursiones a lugares cercanos de otros países: Alsacia, la Selva Negra, Múnich, Maulbronn y Salzburgo; Annecy y Verona. Lo sorprendente es que todavía haya quien diga que este país es aburrido.

No es tan difícil convivir. Basta con poner un poco de buena voluntad, chapurrear algo de alemán e interesarse por la historia y las costumbres locales. Soy yo el que tiene que adaptarse, no ellos, y esa actitud facilita el entendimiento. Claro está que no todo es color de rosa, porque gente desagradable te puedes encontrar en cualquier parte, no nos engañemos; y al buscarle las vueltas a un suizo te vas dando inevitablemente con las esquinas de su mente cuadriculada. Yo, hasta ahora, he tenido suerte, pero historias para contar las hay a cientos.

Siempre cuento con ese inmenso roble cerca de casa, al igual que con los paseos junto al lago, que es precioso, incluso cuando se acerca la tormenta.





Sorprende comprobar lo enquistadas que tienen algunos las ideas. Les cuentas que aquí se vive de maravilla, les muestras todas estas fotos de lugares imperdibles, les comentas que esto es un no parar, y la respuesta, pensada de antemano, es siempre la misma: “entonces, es un país muy aburrido ¿no?”.

Lejos de luchar contra tanto prejuicio, me concentro en seguir disfrutando, porque, ante todo, me reafirmo en lo que he dicho siempre: soy muy afortunado.

13 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Con este resumen me doy bien cuenta de todo lo que te llegas a mover, sigue en la misma trayectoria y disfruta saliendo siempre que puedas, con lo cual nos aprovechamos nosotros de tus andadas.
Un abrazo.

Ligia dijo...

Pues sí que eres afortunado, porque vives tranquilo y a gusto en un lugar precioso como ese. Haces unas fotos maravillosas y las compartes con los que no tenemos posibilidades de disfrutarlo, así que se agradece mucho. Abrazos

lola dijo...

Hola Javier: Sí que es cierto que el tiempo pasa muy rápido, ¡cinco años ya! pero has sabido aprovecharlos muy bien. Esa foto de los tulipanes me encanta, perfecta para un cuadro.
Saludos,

Senior Citizen dijo...

Menos mal que no tengo que elegir entre lagos o montañas, pues me costaría trabajo, pero, si me apuran, me quedo con esos lagos que parecen espejos.

unjubilado dijo...

En mi caso el navegar no me termina de gustar, pero el remar... eso ya no entra en mis ideas, en cuanto a aprender un poco de alemán eso todavía peor, por lo demás el paseo me ha resultado muy interesante y por supuesto nada de aburrido.

Nélida G.A. dijo...

Claro que eres muy afortunado.
Y tienes una buena actitud, fundamental en cualquier aspecto de la vida. Pero qué duda cabe que para irte a vivir a un país y amoldarte así de bien, es más crucial si cabe.
Me han gustado mucho estas dos entradas tuyas, de celebración de lustro. Por un lado, con estas pinceladas ha sido fácil recordar en detalle cada una de las cosas que nos has compartido.
Y por otro lado, nos enseñas una vez más que Suiza no es un país aburrido y que tiene mucho encanto. Muchas cosas que ver y disfrutar.
A seguir sumando etapas, Tawaki. Cada etapa con sus vivencias, personas, circunstancias, lugares, momentos...
Gracias por compartirlo!

Ela dijo...

Excellent photo report !!
I saw fantastic places to see in your photos!
Happy Sunday !

Ela dijo...

I would like to add something more, the turquoise lake is magical!
Greetings

Tawaki dijo...

Mari-Pi-R, a veces me gustaría quedarme en el sofá, pero luego me digo que teniendo todo esto al alcance de la mano sería un pecado perdérselo, así que seguiré moviéndome mientras pueda.

Ligia, es el estilo de vida que más me gusta, y eso hace que haya adaptado bien. Siempre se echa en falta alguna cosa, pero es que no podemos tener todo a la vez.

Lola, tenga muchas como la de los tulipanes, pero había que elegir entre tantas que casi no podía decidirme. Al final tuve que hacer dos entradas, de tantas como eran. Estos cinco años han sido un suspiro, han transcurrido demasiado rápido.

Senior Citizen, yo los voy alternando, aunque el resultado es que no paro porque siempre hay algo nuevo que hacer. Mientras el cuerpo aguante...

Un jubilado, los lagos tienen aguas muy calmadas, y lo de remar te iba a encantar en cuanto lo probaras. Lo del alemán ya es otra cosa, aunque a mí es un idioma que sí me gusta. Creo que hace falta conocer algo de sus entresijos par apreciarlo; entonces te das cuenta de que no es tan áspero como parece.

Nélida G.A., la actitud es clave, porque sé de alguno que tuvo que volver por falta de adaptación. No sé, yo no paro de hacer cosas, de ver sitios nuevos y de quedar con gente. Pero reconozco que al final depende de la forma de ser de cada uno. Las dos entradas fueron hechas sobre la marcha, ya que hace un mes había previsto publicar otras, pero creo que no hay mejor manera de celebrar estos cinco años. Sí, seguiré quemando etapas, mientras el cuerpo aguante...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Ela , it is indeed, the perfect place to bath in summer. Switzerland is an amazing country and I and very happy to live here. I have plenty of different options every weekend. Kind regards and thanks for your comment.

El Guisante Verde Project dijo...

Bueno, esta entrada no hace mas que reforzar la impresión que tuvimos al visitar Suiza: es una gran tapada del turismo europeo. Evidentemente, el nivel de vida es una barrera importante para el turismo masivo, y una suerte diría yo... Muchas ganas de conocer tantos lugares que mencionas y que tuvimos que dejar sin visitar, a pesar de haber estado algunas semanas allí. No se puede comparar vivir un lugar con estar de visita, claro...
¡Saludos!

Giga dijo...

Nunca diría que Suiza es un país aburrido. Es hermoso y he estado allí algunas veces. Hay naturaleza maravillosa y no solo. También estuve en varios lugares que muestras. Gracias por los buenos comentarios y saludos.

Una mirada... dijo...

Cuando se vive -o se intenta- en consonancia con lo que aproximadamente se desea, no hay aburrimiento posible.