martes, 18 de septiembre de 2007

Amanecer en Stresa

Foto: Amanecer en Stresa. Junio 2007


Si hay algo que no soporto es el ruido y a las cinco de la mañana el piar de aquel mirlo que ni siquiera era blanco sólo podía ser calificado de molesto. Después de dar un par de vueltas decidí asomarme a la ventana con el fin de localizar la posición exacta del enemigo. Miré a mi alrededor en busca de posibles proyectiles pero la panoplia de armamento en una habitación de hotel austera como aquella era realmente escasa.

Los folletos del hotel no servían, la televisión era barata pero seguramente insistirían en que pagara los desperfectos, la mesa y la silla eran demasiado grandes. Desesperado me fui al baño, llené un vaso con agua y … ¡Victoria!

Pero el maldito bicho debía tener sed porque volvió al poco. Ya completamente despierto decidí rendirme a la evidencia. Coloqué la cámara en el alféizar y estuve haciendo fotos al amanecer mientras organizaba las del día anterior.

Por supuesto después de tanta espera el sol decidió salir oculto tras una nube pero el que no se consuela es porque no quiere.

STRESA

Un pueblo encantador del norte de Italia, a orillas del Lago Maggiore. Con grandes hoteles que dan la impresión de haber tenido épocas mejores, pero que aguantan relativamente bien el tipo. Algunos, en primera línea han sido remodelados.


Foto: Lago Maggiore. Junio 2007


Justo enfrente, en el lago, las Islas Borromee, con sus palacios, sus jardines llenos de flores y sus inevitables turistas ávidos de postales. Antiguas casas de pescadores reconvertidas en tiendas de recuerdos y coquetos restaurantes en los que no se come nada mal.


Foto: Isola Madre. Junio 2007


También cerca, pero de vuelta en tierra firme Villa Taranto tiene un jardín precioso en el que se puede pasear durante horas. A última hora de la tarde, cuando los últimos visitantes han emigrado a sus hoteles es una delicia.


Foto: Villa Taranto. Junio 2007

10 comentarios:

Manderly dijo...

Siempre veo el vaso medio lleno así que te diré que no hay mal que por bien no venga y pudiste hacer fotos y ver un amanecer de esos chulos que solo se ven de cuando en cuando.

Por las fotos, se aprecia mucha paz en Stresa. me encanta la foto Isola Madre con su embarcadero y todo. Parece un sitio 'con encanto'. ¿Es un hotel? ¡Precioso!

Italia tiene algo especial, si.

Saludos.

Tawaki dijo...

Italia es maravillosa. Hay arte, paisaje, historia, buena comida, gente hospitalaria...

Yo siempre lo he pasado muy bien por allí.

El edificio en Isola Madre es un palacio constrido por la familia Borromeo. También hay unos jardines preciosos.

Gracias por tu comentario.

lola dijo...

Preciosas fotos, nunca he estado en Italia, espero ir algún día. Me parece un poquillo cruel lo del agua, aunque comprendo que es bastante molesto esos despertadores naturales, dímelo a mi que cuando a mi familia le dio por criar pollos en el patio de la casa, no había otro remedio si queríamos comer, el gallo se convirtió en un tormento para mi que me acostaba tarde por motivos de estudio, y el animalito se ocupaba de espantarme el sueño.
Saludos!!!!

PULGACROFT dijo...

Ummmm qué sitio más bonito! da una sensación de paz y tranquilidad que me atrae mucho. Me encantaría conocerlo...
Tus fotos muy chulas!(además me encatan las fotos del amanecer y del atardecer, yo siempre estoy a la búsqueda de la foto perfecta...quizás algún día me salga jeje)
Saludos!

Azul... dijo...

El mirlo solo quería que no te perdieras el amanecer ;)
Precioso post y fotos

Un beso!

Tawaki dijo...

Lola, no tengo tanta puntería como para dar a un mirlo desde un cuarto piso. Mi intención era asustarlo. Y sí, tienes que ir a Italia como sea.

Pulga, las fotos, como casi todo, las encuentra quien las busca. Estoy seguro de que las tuyas también son bonitas.

Azul, ahora me alegro pero cuando estás de vacaciones lo que menos te apetece es madrugar tanto. La próxima vez le echaré algo de comer en vez de agua.

Gracias a las tres por venir por aquí.

leo dijo...

Me uno a la opinión de Azul: ese mirlo era, en realidad, un mirlo blanco disfrazado y su único propósito era que disfrutaras de los amaneceres tan impactantes que hay en su pueblo.
Bueno, y quizá también que le hicieras fotos (al amanecer... o a él, quién sabe), y luego las colgaras en tu blog, y a los demás nos entraran ganas de ir a conocerlo y a gastar el dinerito por esos lares.

Tawaki dijo...

Leo, será un placer ir contigo a conocer esos lugares en los que un mirlo, y no un coche de bomberos con la sirena a todo trapo te despierta. Es cuestión de desayunar temprano y volver a acostarse; uno de esos grandes placeres apto para todos los públicos.

Sir John More dijo...

Vamos, aquí en este mundo de los blogs es que no hay vergüenza. No os basta con las recomendaciones de libros y música, llenando mis estantes de delicias pendientes, que ahora también os da por ponerme en los labios estos pequeños paraísos acogedores, así, sin atender a las consecuencias de vuestros actos. Vamos, es que esto es de juzgado de guardia... Cualquier día vendo el ordenador... :-) Abrazos.

Tawaki dijo...

Eso, vende el ordenador y con lo que te den te marcas un viaje a Carmona. O mejor tira la casa por la ventana y te vas a Écija, que tiene muchas torres.

En cuanto a lo de las recomendaciones, estoy de acuerdo y voto por una moratoria indefinida.

Un abrazo,