martes, 11 de septiembre de 2007

Pintores realistas

Hace tiempo que quería compartir algo con vosotros.

http://www.castello120.com/

Esta es la página de una galería madrileña. Está muy bien para los que no podemos permitirnos comprar pero queremos echar una ojeada. Os recuerdo que mi cumpleaños se acerca. Ahí van algunas indirectas para los que aún no hayan comprado el regalo.

Os prometo que lo que ven aquí abajo es un cuadro. Bueno, lo admito, la foto de un cuadro. En ningún caso la foto de una foto.
Autor: Antonio Blanca

Francisco Roa también está entre mis favoritos

Autor: Francisco Roa

Autor: Francisco Roa

Javier Banegas tiene otro estilo que no desentonaría en mi salón (al lado del último Picasso que me regalaron el año pasado)

Autor: Javier Banegas

Modesto Trigo no se queda atrás a pesar de su nombre.


Autor: Modesto Trigo


Si quieren más sepan que estoy buscando a un tal Iman Maleki que tampoco pinta nada mal.

Hasta pronto.

9 comentarios:

PULGACROFT dijo...

La verdad es que resulta increíble que de verdad sea pintura!!
Me gustaría poder verlo "en directo" porque las fotos se me quedan cortas, claro...
Muy guay!

Tawaki dijo...

Me alegro de que te hayan gustado, Pulga, Yo me quedé con la boca abierta. Esta galería suele hacer una exposición anual, generalmente en primavera.

Gracias por entrar a mirar y por tu comentario. Los del pintor iraní caerán pronto en el saco.

leo dijo...

Grrrrrrrrr Claro, ahora remolonear y quedarse sin verlas da cargo de conciencia...
Está genial que haya alguien que se entere de las exposiciones que merecen la pena. Y que luego lo comunique, claro.
Merci.
Besos.

Manderly dijo...

Realmente increíble. Tego que confesarte que no los conocía. A Iman Maleki ya le acabo de echar un vistazo por la web. ¡Son tan realistas que impresiona!

A mi me gustan mucho las escenas de calles de ciudad. Supongo que conocerás a Richard Estes. ¡Vaya reflejos!

Saludos.

(¡Cachis!¡Vaya!¡Yo que te tenía preparado un Picasso como regalo!! Tendré que devolverlo... ;-P )

Tawaki dijo...

Richard Estes me parece fantástico. Estuve en el Thyssen y salvo en un par de cuadros me volví loco para encontrar su firma. ¿Sabías que el muy cabr... la esconde entre los letreros luminosos? Busca, busca

lola dijo...

Bueno, no soy nada experta en pinturas, pero éstas son impresionantes, me gustan, aunque bueno, yo también me conformaría no con un Picasso, pero si con un Renoir o un Van Gogh, ya sabes alguna fruslería. Saludos

Tawaki dijo...

Lola,

Veré si te puedo enviar alguno de los que me sobran...

Hermano C dijo...

Son unos cuadros increíbles, desde luego. Lo curioso del caso es que, por paradójico que pueda resultar, este estilo de pintura no habría podido existir sin la invención previa de la fotografía. Basta con echar un vistazo a los cuadros más detallistas de épocas anteriores para comprobar que aquellas imágenes, a pesar del enorme parecido que sin duda guardaban con los objetos o seres reales que representaban, no eran capaces de sembrar la duda en el espectador acerca de la naturaleza de lo que contemplaba. Como es obvio, esto no puede achacarse a la impericia de los artistas, sino a que estos, a la hora de pintar, no tenían más apoyo que la propia realidad que intentaban retratar. Con la aparición de la fotografía surge una nueva forma de aprehender la realidad, más objetiva (dado que, en gran medida, no depende de la destreza o habilidad del artista para captar fielmente lo que se quiere reproducir), y con ella otro punto de referencia al que el pintor realista moderno puede recurrir para crear su obra. Y es que la fotografía, al prescindir de la intervención humana en el proceso de creación de imágenes, posee un carácter dual que la acerca a los objetos que representa: por un lado, es una reproducción, una imagen de la realidad; por otro, participa de esa realidad, es esa realidad misma (de ahí que las fotografías puedan utilizarse como prueba en los juicios, cosa que a nadie en su sano juicio se le ocurriría hacer con un cuadro). Pues bien, el pintor hiperrealista, consciente de esa dualidad presente en la fotografía, la toma como segundo punto de referencia para intentar crear así una obra capaz de poseer esa doble condición de imagen de la realidad y realidad misma conservada en una imagen. Quizá sea esa una de las razones por las que nos fascinan estos cuadros.

Tawaki dijo...

Hermano c, tienes razón. Pintores como Richard Estes toman varias fotos desde diferentes ángulos y en varios momentos del día para plasmar luego el motivo en el cuadro.

Algunos pintores de la antigüedad hacían bocetos, dibujos o acuarelas para recordar luego en sus talleres, pero claro, no se puede comparar con la precisión de una fotografía.

En cuanto a lo de que la fotografía prescinde de la intervención humana, ahí tendríamos mucho que discutir.

Muchas gracias por la visita y por el comentario.