jueves, 22 de octubre de 2009

El dinero te permite ser el que de verdad eres

La frase del título la escuché en una película que vi este verano, aunque por desgracia no recuerdo cuál era. Cualquier día volveré a toparme con ella.

En mi opinión es una verdad como un templo, porque con el dinero hacemos realidad nuestros sueños, pero también financiamos algunas pesadillas. Dependiendo de cuáles sean unos y otras, nos convertiremos en mejores o peores personas.

25 comentarios:

Elena dijo...

Hola Tawaki, creo que en todas las circunstancias extremas de la vida es donde se conoce a la persona.
Tanto en la abundancia como en la escasez, afloran las miserias del ser humano.

Un beso.

cruz dijo...

bufff, hablar de dinero tal y como estoy y seria egoista de mi parte no mencionar como esta el país a mí no me importa ser un poco peor persona si con ello tuviera algo mas de solvencia economica, como dice el refran: ande yo caliente, ríase la gente jeje. No creo que el dinero cambie a la persona, si esta es miserable, lo sera antes y despues. bsos.

Blau dijo...

Estoy con la frase!

Un beso Tawa

isobel dijo...

uy, es que a mi el dinero me da un poquito de miedito, un besito

Serrano-chan dijo...

No me importaría tener muchiiiiiiiiiiiiisimo dinero para hacer realmente lo que me gusta y no cambiaría mi yo en lo esencial,eso sí el pelo se me iba a ver poco porque estaría de acá para allá.Un abrazo amigo.

Frabisa dijo...

Concuerdo totalmente, es una grandísima verdad.

Y no hablo de tener millones para gastar sin tasa, hablo de lo esencial (que teniendo en cuenta el nivel de vida, no es poco)

Y lo digo porque los problemas nos vienen a todos, pero no es lo mismo (ni parecido)pasar un problema con la nevera llena que si además tienes que pensar en la subsistencia.

un beso

SilviaE.D. dijo...

Hola Tawaki!
Es fuerte la frase...pero cierta.
Pero si la persona es miserable, lo será con poco o mucho dinero.
Hay una frase por acá que dice: "El dinero no trae la felicidad...pero calma los nervios".
Un beso!

dintel dijo...

Y el poder, también.

lola dijo...

El dinero es necesario, obviamente, a no ser que vivas en una isla desierta en plan Robinson Crusoe. Pero es cierto que muchas veces la riqueza repentina saca a flote todas las "miserias" de la persona. A pesar de esto, no me importa que me tocara una buena lotería.
Una frase que me encanta y que aparece en Anna Karenina es: El dinero es buen siervo pero mal amo.
Saludos!

Belén dijo...

Lo malo es que muchas veces el dinero nos hace cambiar... eso es lo malo

Besicos

Antero dijo...

De acuerdo con el comentario de Elena, pero esta frase me gusta. Cuando lo tienes todo, tú tienes la posibilidad de decidir que hacer con tu vida, hay quien crece como persona y por contra, quien se vuelve tan miserable que solo tiene dinero

saludos

Azul... dijo...

Lo que pasa es que cuando tenemos seguridad económica hay más espacio para ser y hacer lo que te gusta y quieres, pero si la esencia es buena o no, se acentuará má$$$$

Un besito ¡y buen finde! (que no se para qué te lo deseo, que tú te lo montas pipa siempre xD)

Sylvia Reguero dijo...

No me importaria nada tener mucho dinero.
Según todas las opiniones, así me conoceria mejor

Neli dijo...

El dinero solo te da tranquilidad para vivir sin agobios.

Lo demás, todo lo demás te lo permiten otras muchas cosas.

Hay que darle al dinero la justa importancia, la necesaria y ni una pizca más. De lo contrario se vuelve contra ti.

Tu frase y tu reflexión da para mucho más, pero con este par de pinceladas me conformo.

Un beso.

PULGACROFT dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con la frase. Habría que ver a muchos con un poco de dinero más ( o mejor dicho a todos...).
;)

Tawaki dijo...

Elena, tienes toda la razón, no se me había ocurrido verlo así. Un beso.

Cruz, me gustaría pensar que el dinero no nos cambia, pero yo no lo tengo tan claro. Un beso.

Blau, no esperaba menos.

Isobel, tenerlo o no tenerlo. Besos.

Serrano-chan, me alegra ver que no ibas a cambiar. Yo no estoy tan seguro de lo que me pasaría a mí. Un beso.

Frabisa, eso me pareció a mí.

Silvia, si, pero la cuestión es si una buena persona puede no serlo tanto cuando tiene dinero. Yo creo que algo de eso hay. Un beso.

Dintel, completamente de acuerdo.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Lola, conocía la frase, pero pensaba que era un refrán. Y sí, la forma en la que se gane el dinero también influye. Un beso.

Belén, creo que por ahí va la frase en cuestión. Besos.

Antero, con dinero no valen las excusas. Un abrazo.

Azul, debe ser que el dinero es una lupa, que todo lo aumenta. Besos.

Sylvia Reguero, sí, ¿pero crees que serías mejor? Un beso.

Neli, pues sí, a veces le damos demasiada importancia, pero al final todos queremos más. Un beso.

Pulgacroft, yo creo que a todos, ya sabes, lo de de este agua no beberé y esas cosas.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Moisés Márquez dijo...

O como dice otro:

El dinero no da la felicidad, pero ayuda ....

Anónimo dijo...

El mundo respira aliviado: Hermano C es pobre.

Tawaki dijo...

Moisés Márquez, sí pero la cuestión es si nos cambia la personalidad. Un abrazo.

Hermano C,todo lo contrario, harías grandes cosas y el mundo te estaría agradecido.

Muchas gracias a ambos por vuestros comentarios.

nélida dijo...

totalmente de acuerdo!
El dinero nos puede mostrar lo peor o lo mejor de una persona y de uno mismo

Tawaki dijo...

Nélida, a mí me llamó la atención. A ver si descubro en qué película la vi. Besos.

Verónica Gran dijo...

Como sé que me sigues...ya sabrás que no estoy de acuerdo con la frase. Ser lo que de verdad eres sólo te lo permites tú, o qué?

Beso!

carmen dijo...

Discrepo un poco de dicha frase...quizás hubiese quedado mejor así "el dinero te permite mostrar el ser que de verdad eres"..
Un abrazo

Tawaki dijo...

Verónica, sí, de acuerdo en que depende de cada uno, pero yo creo que la frase quiere decir que si eres un hijo de puta o una buena persona, el hecho de tener dinero hará que lo expreses con mayor claridad.

Carmen, vale, tienes razón. Me limité a copiar la frase tal y como la escuché.

Muchas gracias a las dos por vuestros comentarios.