viernes, 2 de octubre de 2009

Ulpiano Checa

Ulpiano, uno de los grandes pintores españoles del siglo XIX, nació en Colmenar de Oreja, (Madrid) en 1860 y murió en Dax en 1916. He de reconocer que nunca había oído hablar de él, pero cuando unos amigos me propusieron este verano visitar su museo en Colmenar, no me lo pensé dos veces.


Además de algunas de sus pinturas se pueden observar grabados, esculturas y fotografías, carteles publicitarios, ilustraciones y escenografías teatrales. El museo merece la pena, aunque no hay demasiadas obras originales, debido a que este artista tuvo mucho éxito y vendió en vida la mayor parte de su obra. Pero podemos hacernos una idea a través de sus bocetos y de algunos óleos y esculturas originales.


Fue ese mismo éxito el que le cerró las puertas de los críticos, que vieron en él más un comerciante y un relaciones públicas que un artista. Es por eso por lo que no interesó a los estudiosos del momento, pero lo cierto es que era una gran dibujante de gran formación académica.

Sus estudios de perspectiva, muy bien documentados en el museo, son impresionantes. Las luces y las sombras marcan la diferencia, haciendo creíble la escena, dándole un volumen que se echa de menos en otros pintores.

La invasión de los bárbaros, entrando en Roma, debió ser impresionante. Hablo en pasado porque por desgracia sólo nos quedan fotografías, puesto que el cuadro se quemó en el incendio de la Universidad de Valladolid.


Los caballos, bien descobados, bien lanzados al galope, son una constante en su obra. En numerosas ocasiones los encontramos ligados a un ferrocarril que representaba la modernidad de la época. Sin ir más lejos, escenas parecidas a la de este cuadro se pueden apreciar en la película Un lugar en el mundo, de Adolfo Aristain.


De su estancia en Roma nos quedan algunas de sus mejores obras, y un estudio de la época romana que le abriría las puertas de un Hollywood ávido por llenar la gran pantalla de historias épicas, accion y colorido. Tal es el caso de Ben Hur, en la que la famosa carrera de cuádrigas bebe de las fuentes de Checa, como queda patente en el siguiente cuadro.


De esos mismos años es esta Naumaquia.


De su fascinación por Argelia nos quedan ejemplos como el que abre esta entrada o este otro que la cierra.

20 comentarios:

Elena dijo...

Impresionantes pinturas. Tampoco yo había oído hablar de él, gracias por traerlo a tu blog y que todos lo podamos disfrutar.
Me quedo con la fuente inspiradora de Ben Hur.
Saludos.

Natacha dijo...

No lo conocía... y tan cerquita de casa...
Gracias, porque esas pinturas son preciosas..
Un beso, corazón.
Natacha

isobel dijo...

una buena escusa para ir a Colmenar de Oreja, pude apreciar muy de cerca sus pinturas en S. Francisco el grande y puedo garantizar que son fantásticas, besos

SilviaE.D. dijo...

Hola Tawaki!
Realmente fantástico!! Esos caballos...impresionantes.Me encantaron el del transporte a caballo compitiendo con el tren y la última pintura, de los árabes. El estilo y los colores usados tan diferentes, pero hermosos,sin dudas.
Gracias por mostrarlos!
Un beso!

Azul... dijo...

Lo agendo para la próxima vez que me pase unos días en Madrid ;)

¡Un besote! (y sí, ¡soy yo! xD)

Frabisa dijo...

Yo tampoco lo conocía, pero oye, que me ha encantado ver parte de su obra a través de tu post.

Es cierto que pintar caballos y más en movimiento es muy difícil y él consigue un ritmo poco habitual.

Muchas gracias por la información.

un beso, Tawaki

dintel dijo...

Ni idea de quién era. Me lo has descubierto tú.

Belén dijo...

JO, si es que me falta tantas cosas por descubrir!

Besicos

Serrano-chan dijo...

Es lo que tiene la critica a unos los ensalzan y a otros los obvian,para bueno o para malo.Así que gracias a tí alguna gente como yo,sabems a partir de hoy de este gran pintor.Un abrazo.

Tawaki dijo...

Elena, la vida está llena de sorpresas. Yo al menos no paro de descubrirlas.

Natacha, tú lo has dicho, a tiro de piedra.

Isobel, tengo pendiente San Francisco el Grande desde ni se sabe...

Silvia, me alegro de que te hayan gustado. Transmiten mucha fuerza, ¿verdad?

Azul, como te descuides te hago un programa comleto, ja,ja.

Frabisa, eso es lo que pasa, que como es español no se le da ninguna publicidad.

Dintel, yo descubro, tú descubres, él descubre...

Belén, ja,ja, bienvenida al club.

Serrano-chan, lo que más importa es si nos gusta o no. Lo que piense la crítica es lo de menos.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

nélida dijo...

Impresionantes pinturas! Qué ceguera la de los críticos,no?
Sus pinturas me recuerdan a uno de los nuestros, cuando me venga el nombre te lo cuento.
Besos

Isabel dijo...

Yo sí había visto obras suyas, visto y admirado, pero no recordaba su nombre (y eso que no es para olvidar...). A mí me parece que cuando un artista tiene éxito debe aprovecharlo y eso nada tiene que ver con lo que le hizo la crítica.
Está bien poder vivir de tu arte, eso pienso que a los críticos debería de no importarles, no es su vida, pero son un atajo de snobs, algunos, qué le vamos a hacer... besos.

juan rafael dijo...

Increíble como este hombre se podía parar para pintar. Parece que le iban mucho los medios de transporte.

Qalamana dijo...

Ya echaba yo en falta este post, je! Y tienes razón con lo de los caballos, qué maravilla!

Raquel dijo...

Tawaki, ¿pintas? ¿has pintado alguna vez?

cruz dijo...

interesante, yo tampoco lo conocía, gracias por compartir. bsos.

Mari Carmen dijo...

Qué belleza de pintura, Tawaki, me gusta muchísimo el color y la fuerza que transmiten.

Un beso

Neli dijo...

Gracias por enseñarnos estas pinturas, son geniales.
Y gracias también por acompañarlas de tanta historia y vida.

Un beso.

Tawaki dijo...

Nélida, a mí me gustaron. Sobre todo cuando te explican todo el trabajo de sombras y perspectiva que había detrás.

Isabel, yo a los críticos les utilizo para llevarles la contraria.

Juan Rafael, por eso algunos le quedaban movidos.

Qalamana, es que voy con mucho retraso. Este año se me están acumulando muchas cosas.

Raquel, no es que no pinte, es que soy un auténtico desaastre. Pero me habría gustado muchísimo saber dibujar.

Cruz, de esose trata, de que aprendamos unos de otros.

Mari Carmen, belleza, fuerza, velocidad, son muy bonitos, ¿verdad?

Neli, procuro profundizar un poco en aquello que me gusta, y compartirlo, claro.

Muchas gracias por vuestros comentarios.

Angeles dijo...

ME GUSTARIA PONERMEN EN CONTACTO CON ALGUIEN QUE QUIERA CUADROS DE uLPIANO CHECA MI EMAIL ALARCOS9@HOTMAIL.COM