miércoles, 31 de octubre de 2012

Lisboa y Londres II

Llevaba la intención de volver por Richmond, el parque donde vimos los ciervos el año pasado; pensé en visitar alguno nuevo de los que no están por el centro, volver quizá a Kew Gardens.
Pero mi empresa tenía otros planes y tuve que conformarme con un breve paseo por el socorrido Hyde Park, que siempre está bonito en esta época del año. Era sábado, amenazaba lluvia y todo estaba más tranquilo de lo habitual.
 



 
Aproveché que tenía libre el domingo por la mañana para acercarme por la Torre de Londres. Fijaos en qué mañana nos hizo, aunque luego volvieron las nubes y las reuniones. Fue una mañana bien fresquita.
 
 
El Puente de la Torre es uno de los iconos de esta ciudad. Se comenzó a construir a finales del siglo XIX y tiene casi 250 metros de largo por 65 de alto. Se emplearon más de 11.000 toneladas de acero.
 

 
En los días siguientes disfruté de pocos huecos en los que poder escaparme, pero no faltó una visita a la Wallace Collection, una de las muchas colecciones particulares que podemos encontrar en Londres.
 
 
Es el lugar ideal para disfrutar del arte sin que haya hordas de turistas haciéndose fotos; un rincón silencioso con una cafetería en la que descansar y tomar un sandwich después de haber pateado la ciudad.
 

 
La colección, compuesta por casi 5.500 piezas, fue adquirida entre los siglos XV y XIX y se exhibe en 25 salas que rebosan de muebles, pinturas, porcelanas, armas, etc. Hay dos Tizianos, cuatro Rembrandts, nueve Murillos, cuatro Van Dycks, ventidós Canalettos, la lista es interminable.
 

 
Es mi decimoséptimo octubre en Londres y esta ciudad sigue sorprendiéndome. Aunque se trate de visitas repetidas como las de esta ocasión siempre gusta volver. Cada vez que pienso que alguien me dijo que la había visto en un fin de semana me da la risa.

14 comentarios:

Elena dijo...

A mí, que no la conozco, me atrae, no sé por qué, lo mismo me pasa con Nueva York. No me gustaría morir sin hacer un viajecito aunque fuese de un fin de semana.
Tampoco me importaría poner en mi casa esa botella de la fotografía.

Un beso Tawaki.

Senior Citizen dijo...

Yo, que vivo en ciudad turística, me ponen mala los que se hacen fotos delante de los monumentos. Es decir, que no se trata de llevarse de recuerdo el monumento sino de decir: yo estuve allí.

Buen reportaje, por cierto.

Leodegundia dijo...

Visité Londres hace ya años y por eso me llama mucho la atención esa foto que pones en la que se ve la Torre de Londres rodeada de edificios tan altos y modernos que parece que se la quieran tragan.

Nélida G.A. dijo...

Impresionante.
Me ha encantado.
Sin duda, el haberte obligado a verla tantas veces hace que la visión sea otra bien distinta de quien la ve un fin de semana. No hay color......

Enhorabuena, Tawaki.
Besos.

Antero dijo...

Estuve en Londres hace unos cuantos años y es una ciudad que me atrapó. Supongo que habrá cambiado mucho pero su esencia seguirá siendo la misma. Quizá vuelva algún día

Saludos

nélida dijo...

Bello parque y ese puente ¡un espectáculo! Inglaterra es un país que despierta en mí curiosidad, ojalá un día pueda llegarme por allá.
Beso

Tawaki dijo...

Elena, Nueva York es uno de esos sitios que todo el mundo debería conocer. Y Londres, que está más cerca, también. Son dos ciudades que dan muchísimo de sí. La botella la había elegido para mí, pero te la cedo con gusto.

Senior Citizen, yo no aguanto a los que se suben a los monumentos, y como fotógrafo amateur a los pesados que sólo piensan en sí mismos.

Leodegundia, Londres ha cambiado mucho, pero yo creo qu los edificios modernos se integran bastante bien.

Nélida, yo la vería otras diecieste veces más sin cansarme.

Antero, los ingleses son unos genios para cambiar de forma que todo sig igual.

Nélida, ojalá puedas venir a Europa. Ibglaterra es tan diferente a Argentina...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Elvira dijo...

¡Ventidós Canalettos!!! ¡Caramba!

Yo he ido 5 veces, creo, pero muy a conciencia me he saltado muchas visitas turísticas y me he dedicado a patear la ciudad, que es lo que más me gusta. Aunque siempre voy al British, eso sí. Y la Venus del espejo en la National Gallery la he visitado muchas veces también.

Están preciosas tus fotos de Hyde Park. Bueno, todas, pero cada uno se fija más en lo que más le gusta.

Besos

ulises dijo...

No es por insultar, pero menudo "pringao" el que te dijo que vió Londres en un fin de semana. Me encanta HydePark, las veces que he ido siempre he acabado rodeado de ardillas comiendo de mi mano avellanas (una me mordió el dedo). Tengo ganas de ir otra vez para ver la tumba de Marx y comprarme alguna cosa en Candem o Portobello. Hay un pub que me encanta The Albany en Portland Road. Apúntatelo, está muy bien.

Blau dijo...

Tawa, te puedes creer que una mujer tan estupenda como yo, no conoce Londres :-( no te da como penita :-( jajaja

Besos

PULGACROFT dijo...

Qué ganas tengo de ir a Londres!! lo tengo pendiente desde hace tiempo y de momento nada...argggg.
Chulísimas las fotos y el reportaje!
;)

ohma dijo...

Viví un año en Londres y no veas lo que la hecho de menos.
Saludos.

Raquel dijo...

Siempre hay nucho que vivit en ciudades así. Las sensaciones son diferentes cuando se repiten las visitas, pero creo que el placer y el gusto siguen siendo maravillosos

Tawaki dijo...

Elvira, ya te veo sacando billete para ver los Canalettos. Todo lo que mencionas es de visita obligada.

Ulises, yo fui el primero en llamarle pringao, ja,ja. Gracias por el pub, me lo apunto.

Blau, a eso tendremos que ponerle arreglo algún día.

Pulgacroft, espero que puedas matar el gusanillo pronto. Si te organizas bien no es tan caro como parece.

Ohma, bienvenida, qué suerte, yo apenas estuve un par de meses.

Raquel, es verdad, cada visita es diferente aunque se repitan los lugares, y mucho mejor si se descubren otros nuevos.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.