martes, 12 de marzo de 2013

Nick Vujicic


No suelo leer mucha prensa, pero el otro día me topé con un vídeo que me llamó la atención y me impulsó a investigar.

Según la Wikipedia, tan útil en estos casos, Nicholas James Vujicic nació en Brisbane el 4 diciembre de 1982. Es un orador motivacional, predicador cristiano, y director de Life Without Limbs, una organización para personas con discapacidades físicas.

Porque lo característico de este conferenciante es que nació sin extremidades. (La foto también es de Wikipedia).



El vídeo es bastante largo y está en inglés, aunque supongo que habrá versiones subtituladas. Lejos de mí robaros una hora en estos tiempos que corren, pero sí me gustaría destacar algunas cosas de las que dice.


¿Vivimos sólo para morir?

Este hombre no lo cree, piensa que estamos aquí para algo más; en su caso para contarnos su historia, que es un ejemplo de superación.

¿Qué quieres hacer en tu vida? se pregunta. Él, como todos, ha tomado decisiones que le han llevado hasta donde está. No ha sucedido de un día para otro; el resultado es fruto de un esfuerzo continuado en el tiempo y, francamente, no creo que sus obstáculos hayan sido pequeños.

Cualquiera en su lugar se habría encerrado en casa para lamentar su discapacidad. Él sin embargo, nos insta a creer en nosotros mismos y se atreve con un auditorio plagado de jóvenes. Nos dice que cada persona es especial, nos pide que nos fijemos en la persona que tenemos al lado y que la ayudemos.

Nos motiva, porque la elección de seguir intentándolo o rendirnos es nuestra y de nadie más.

Uno de los momentos más emotivos del vídeo es cuando nos cuenta que una niña de dos años y medio, que medía lo mismo que él, se le quedó mirando un buen rato. Al fin, escondió sus brazos detrás de la espalda y se le acercó para abrazarle usando sólo su cuello.
Ya sabéis que admiro a las personas que se crecen ante las dificultades y a los que buscan caminos alternativos.

Ahora, si podéis, os miráis en el espejo y os convencéis de que vuestra vida es difícil y de que no podéis hacer nada por cambiarla.

Podéis encontrar más información en esta página:

13 comentarios:

Cyllan dijo...

No necesito mirarme al espejo, está claro que la vida de este hombre es más complicada. Aún así es humano no consolarse con desgracias ajenas, me temo, cada uno tenemos nuestras cosas que son las que realmente nos importan más.

unjubilado dijo...

Conocía la historia, un vídeo de 10 minutos subtitulado. Es realmente impresionante, el afán de superación y las ganas de vivir de esta persona.
Saludos

Elena dijo...

Está claro que nos quejamos de vicio, siempre hay alguien cuyas circunstancias son más duras que las nuestras y aun así siempre te regalan una sonrisa.

Un abrazo Tawaki.

Tawaki dijo...

Cyllan, claro que cada uno tenemos lo nuestro, pero creo que a veces deberíamos mirar a nuestro alrededor y ponderar nuestras quejas. Tampoco está de más una palabra de ánimo a los que nos rodean ni un poco de esfuerzo por nuestra parte. A eso me refiero.

Un jubilado, a mí me sorprendió, porque el hecho es que habla muy bien y dice cosas interesantes.

Elena, eso es lo que creo que debemos aprender. Por supuesto que tenemos nuestras dificultades, pero si otros las superan nosotros también podemos hacerlo.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Leodegundia dijo...

Hay personas dignas de admiración y al lado de ellas podemos sentir vergüenza de lo quijicas que somos cuando en realidad se puede decir que llevamos una vida regalada.

José Núñez de Cela dijo...

Nunca llegaremos a conocer lo que tenemos en relidad.

Raquel dijo...

Justo ayer estuve viendo un programa sobre gigantismo y una de las personas que hablaba, la mujer gigante más alta del mundo, me dejó reflexionando en lo mismo y me recordó que la valentía con que ella afronta la vida es algo a tener en cuenta.

Nélida G.A. dijo...

Me alegra leer esta entrada tuya.
Ya conocía a Nick Vuijicic.
Al igual que te ha pasado a ti, a mi en su momento me impactó la historia de este hombre y no me dejó indiferente.
De hecho escribí un cuento donde él era uno de los protagonistas (en aquella etapa en la que escribí tantos cuentos).

Sin duda la inmensa mayoría se hubiera rendido ante la adversidad. Nick, para mi, es un ejemplo a seguir y eso ya es mucho.

Un beso.
Neli.

Tawaki dijo...

Leodegundia, creo que me lees la mente, solo que tú lo expresas mejor.

José Núñez de Cela, pero al menos debemos intentarlo, sobre todo cuando hay gente capaz de sacudir nuestra conciencia.

Raquel, hay cantidad de ejemplos a nuestro alrededor; sólo tenemos que abrir los ojos.

Nélida, G.A., no creo que deje indiferente a nadie, su forma de expresarse y su propia historia hablan bien alto.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Senior Citizen dijo...

Un amigo que quedó tetrapléjico decía: Yo estoy inválido, pero no soy inválido. La diferencia entre ser y estar es importante porque quiere decir que si una persona no puede hacer unas cosas, siempre puede hacer otras.

nélida dijo...

Cuando lo ví en el cortometraje "El circo de las mariposas" quedé fascinada y conmovida hasta las lágrimas, luego atiné a decir: "y después nos quejamos"
les dejo el link en dos

http://www.youtube.com/watch?v=9582NStUdqU&feature=share&list=FLXhAsmn94B1AbCRRVZViZPQ

http://www.youtube.com/watch?v=BUBPX28_mAE&feature=share&list=FLXhAsmn94B1AbCRRVZViZPQ

nélida dijo...

link en dos partes

Tawaki dijo...

Senior Citizen, parece que este señor tiene muy clara la diferencia entre los dos verbos. El mensaje que nos transmite es muy esperanzador.

Nélida, cuanto más grande es la prueba más glorioso es el triunfo. Yo desde luego voy a quejarme un poco menos. El vídeo es estupendo y la segunda parte entra automáticamente al terminar la primera.