lunes, 28 de octubre de 2013

44 otoños


Se me han caído 44 años al suelo y no los encuentro.


Fin de semana muy tranquilo. El sábado hizo algo de sol y con mi ordenador bajo el brazo me dirigí a la terraza de un hotel que tengo al lado para enredar con algunos blogs. Wifi gratis, pero con demasiado fresco, porque el sol apenas si daba calor. Aquí el otoño está bien avanzado.




El domingo amaneció cubierto y con una lluvia persistente, pero lejos de arredrarme me encaminé hacia el lago, que estaba desierto.






Mi banco de lectura no invitaba a sentarse.





Las montañas estaban “missing”



El embarcadero sin los puestos ni la algarabía habituales.



De vuelta a la zona donde vivo, el paisaje ha cambiado un poco respecto al sábado, pero no demasiado. Los días de calor han quedado definitivamente atrás.


Los árboles junto al hotel están bonitos.





Camino por estas calles, aprovecho lo que puedo, disfruto al máximo porque sé que esta es una etapa más y que dentro de unos años me diré: ahí vivía yo.

No hago balance en mis cumpleaños porque por lo general estoy demasiado ocupado exprimiendo el momento y porque soy más de pensar en el futuro. Noviembre y su niebla se acercan pero no me asusto porque ya estoy vacunado; luego vendrá diciembre, con más frío pero con más sol, al menos eso me han dicho, y poco a poco, sin apenas darme cuenta llevaré aquí seis meses.

Carpe diem.

16 comentarios:

Blau dijo...

Tawa, querido, ¡¡¡Feliz Cumpleaños!!! acabas de alcanzarme :-) Todo lo mejor en esta etapa.

Tranquilo, no vas a encontrar los 44, ni los 50, mucho menos los 85, lo importante es que los hayas vivido, respirado, saboreado y surfeado con alegría.

La próxima vez que nos veamos, descorcharemos una botella de cava.

Besos

unjubilado dijo...

Felicidades... te iba a decir la cantidad de inviernos que he perdido, y tampoco los encuentro por ningún sitio.
Claro que igual algún dinosaurio, se acuerda cuando nos hicimos amigos y posiblemente algún Neardental, recordará cuando le insinuaba que las ruedas serían redondas y no cuadradas, como me decían.

Ligia dijo...

Muchas felicidades por tu cumple. Pero si todavía eres un chiquillo...
Los árboles tienen unos colores preciosos y el paisaje lluvioso llena de nostalgia. Abrazos

Senior Citizen dijo...

Como regalo de cumpleaños te podría enviar un poco del calor que he pasado hoy en un pueblo de la provincia, que se supone es más fresco que Granada, pero en donde estábamos a bastante más de 30º. Y de hojas amarillas... ni una todavía.

¡Feliz cumple si llego a tiempo!

Tawaki dijo...

Blau, yo nunca podré alcanzarte, y no me refiero a la edad. Cada etapa es única y viviremos el reencuentro varias veces, con cava o con fundue. Un beso.

Unjubilado, sospecho que tus inviernos y mis otoños están más encontrados que perdidos. Que nos quiten lo bailado. Creo que encontré el colmillo de mamut que perdiste... Un abrazo.

Ligia, muchas gracias, siempre seré un chiquillo en mi interior. Me alegro de que te gustara el paseo. Un abrazo.

Senior Citizen, aquí nunca se llega fuera de hora. Más que el calor echo de menos una buena Alhambra 1925. Un abrazo.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Senior Citizen dijo...

Me beberé una "milno" a tu salud.

Nélida G.A. dijo...

Eyyyy muchísimas felicidades.
Se te han perdido? Noooo los estás atesorando.
Pues si, cuando pasen muchos años más, echarás la vista atrás y recordarás esto entonces dirás:ahí viví yo mi cumpleaños número 44 y muchas cosas más.
A mi siempre me ha gustado el mes de noviembre.
Me gustaron las imágenes con que acompañas la entrada.
Y siempre tu cumpleaños me "despierta" y me avisa que ya queda menos para el mío.

Un abrazote grande y felicidades de nuevo.
Fdo:otro corazón de escorpión.

nélida dijo...

Querido amigo, pues son 44 otoños bien bonitos, al menos este otoño que aquí nos mostrás, son un despliegue de dulzura y bondad. Fijate, la naturaleza regalándote tanta variedad de colores. Por aquí, serían 44 primaveras y estarías verde, requeteverde :)
Muy, muy felices otoños!! y 44 tirones de orejas!
besotes!

nélida dijo...

Aqui de nuevo, he descubierto tu propósito, dejarnos sin aire jajjaja, he vuelto de más extraño que la ficción a mirar de nuevo las fotos a pantalla completa. Se te meten en el pecho, sin permiso. Una maravilla.

dintel dijo...

Felicidades! Los 44 los llevas pegados a tu sombra.

Tawaki dijo...

Senior Citizen, me ha costado pillar tu abreviatura. Es la mejor cerveza de España.

Nelida GA es una epoca muy fotogenica. Y si, los tengo conmigo, llenos de buenos recuerdos.

Nelida, me alegro mucho de que te gusten. La primavera tampoco es mal momento para nacer. De hecho cada estacion tiene sus cosas buenas.

Dintel, muchas gracias. Va todo bien? Espero que si.

Muchas gracias a todas por vuestros comentarios y buenos deseos.

Erika dijo...

Felicidades por esos 44 otoños. Llego un poco tarde pero llego.

Un abrazo

Caminarsingluten dijo...

¡Muchas felicidades! Dísfruta de esos años que algunos ya nos encontramos en el siguiente capicua.

Abrazos

Ana y Víctor

Tawaki dijo...

Erika, aqui se espera a todo el mundo. Nunca es tarde si la dicha es buena.

Caminar sin gluten, esperadme que os alcanzo.

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Elena dijo...

Oh, no sabes cuánto siento llegar tarde a esta entrada, ¡precisamente a esta entrada! Pero bloger se empeña en poner piedrecitas entre tu blog y el mío. Pero bueno, aquí estoy, tarde pero llegué. Supongo que ya no queda nada de tarta, no importa, unos cuantos días más tarde te doy 44 besos apretaos repartidos en sendas mejillas.

Y quiero decirte que las fotos son sencillamente preciosas, TODAS. Ya sabes que siento debilidad por los caminos flanqueados por árboles y por el agua.

Un beso Tawaki. FELICIDADES.

Tawaki dijo...

Elena, muchas gracias por tu cariñosa felicitación. No sólo no llegas tarde, sino que te habíamos guardado un trozo de tarta. Espero que te guste ;)) ¡Muchas gracias por la visita!