jueves, 31 de octubre de 2013

Zurich

He ido varias veces a Zürich por motivos de trabajo en los últimos años, pero hacía tiempo que no paseaba por el centro. A principios de 2013 coincidimos con Justin Bieber en el hotel, y tuvimos un grupo de quinceañeras capaces de soportar todo el frío del mundo con tal de verle. Llevaron hasta tiendas de campaña. ¡Y yo que pensé que era por mí!


El caso es que después de tamaña decepción no había vuelto.






Es sábado, y hemos madrugado para acercarnos por el consulado para que nos den el certificado de residencia en Suiza y para que nos sellen el pasaporte. Bueno, esto último depende del funcionario que te toque, porque a mí me lo sellaron mientras a otro compañero le decían en la ventanilla de al lado que ya no hacía falta y que hacía años que habían dejado de hacerlo. Eran tres e iban a su ritmo. Menos mal que no teníamos prisa y que a mí me tocó el más simpático.


Zürich siempre sale en los primeros puestos de las ciudades con mejor calidad de vida, algo que siempre me ha intrigado, porque una cosa es verla con sol como hoy y otra muy diferente vivir aquí en invierno. Claro que yo siempre he venido de visita y supongo que no puedo opinar con conocimiento de causa.




Tanta vuelta por el centro no era más que una excusa para que diese tiempo a que abriesen la Zeughauskeller, una de las cervecerías más típicas de la ciudad, con un nombre fácil de recordar.




Nada más entrar se me agolpan los recuerdos; habré venido seis o siete veces, casi siempre con gente distinta y en todas las épocas del año. Por trabajo y con amigos, pero nunca tan temprano; de hecho éramos casi los únicos clientes. Ni los suizos comen tan pronto.

Pero es que luego el sol apretará, el madrugón nos pasará factura y nos apetecerá echar una buena siesta. Así que manos a la obra y a por una rica cerveza acompañada de chocrout y salchichas. ¡Que no se diga!



Me habría gustado preguntar qué pinta una pieza de artillería sobre la puerta, pero hoy tenemos camarero antipático, así que queda para la próxima visita. Además, la foto de la cerveza salió movida y tendré que tomar otra (foto y cerveza).


9 comentarios:

Senior Citizen dijo...

Después de un par de vueltas por Zurich con las fotos en presentación, creo que, efectivamente, debes volver a tomarte otra cerveza antes de que con el invierno caigan chuzos de punta ahí, pues yo creo que vale la pena ver despacio esa ciudad.

Elena dijo...

No sé en pleno invierno pero con sol luce preciosa la ciudad.
La cervecería, antes de leer y fijarme bien, creí que se trataba de un museo o de un parlamento o algo así. No me hubiera importado dar un buen trago a esa cerveza.

Un beso Tawaki.

Pd.- Sigo teniendo problemas con tu blog. Esta entrada no me aparece en el escritorio.

Nélida G.A. dijo...

Estuve una vez en Zurich y la recuerdo tal y como tus fotos. Cogí muy buen tiempo.
A mi me parece una ciudad preciosa, no la más bonita de Suiza, pero igualmente hermosa.

La cervecería no la recuerdo,jeje. Pero sabes? Ahora que las miro bien, mis fotos de ese viaje salieron algo movidas.......tendré que volver a ponerle remedio.

Un abrazo.

Erika dijo...

Muy bonitas las fotos. La tradición de las fotos movidas me huele un poco a cerveza... :P En invierno no quisiera estar ahí, pero es un lugar precioso. Gracias por mostrarlo.

Besos

unjubilado dijo...

Preciosas fotos, pero excesivamente pasadas por agua, ¿es que la cerveza la sirven aguada?
Por cierto hablas de un tal Justin Bieber, ¿quien es? ¿El creador de las tiendas de campaña?
Saludos.

José Núñez de Cela dijo...

Has demostrado que no solo hay bancos en Zurich!
Bellas imágenes.

Saludos!

Tawaki dijo...

Senior Citizen, espero que sean varias cervezas, porque esta ciudad hay que verla en profundidad ;))

Elena, no eres la única en tener esos problemas, a mí también me pasa y a otra gente también. Yo de hecho no le hago caso. Aquí cuidan mucho el aspecto de las cervecerías.

Nélida G.A., es bonita y creo que se merece que vaya a verla mejor. Deberías volver, seguro que lo ibas a pasar bien.

Erika, hice la foto antes de tomarme la cerveza, que conste, ja,ja.

Unjubilado, es el dueño de un mono, po si te sirve de pista...

José Núñez de Cela, hay que luchar contra los prejuicios y mostrar las cosas como son. No es malo un país, sino la gente que lo usa para ciertas cosas.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

nélida dijo...

Me gusta, pero más me gusta lo que has mostrado de Zug,¿será porque está menos atiborrada de edificios?
¿Zurich está atravesada por un canal?
La cervecería pareciera estar implantada en tiempos medievales.
beso

Tawaki dijo...

Nélida, Zug es un pueblo, pequeño y bastante feo en cuanto te sales del centro. No te engañes, creo que Zürich es mucho mejor. Lo que ves está al lado del lago y es el rio Limmat. En cuanto a la cervecería, es verdad, aquí mantienen el sabor antiguo de los sitios.