lunes, 5 de diciembre de 2016

Vietnam I

Ahora sí, después de la entrada sobre Kosovo, nos metemos con Vietnam, pero es que necesitaba ganar tiempo para echar un vistazo al menos a las 4.083 fotos que me he traído del país asiático. Son muchas y me llevará tiempo seleccionarlas, borrar algunas y ordenar el resto. Mientras tanto, aquí tenéis un aperitivo (más bien un brunch) con un buen puñado de ellas tal y como han salido de la cámara.

Aterrizamos en Hanoi después de un vuelo de más de diez horas desde Franakfurt, eran las seis de la mañana del día siguiente y no habíamos dormido nada, pero la ciudad nos resultó tan atractiva que aguantamos como campeones hasta la cena.


Hanoi, la capital, me encantó desde el minuto uno, con su tráfico endiablado, sus calles llenas de gente comiendo a todas horas, con sus tiendas y mercados, pagodas y templos. Visitamos la universidad más antigua de Vietnam y como buenos turistas, no nos perdimos las famosas marionetas de agua.








Si llevábamos sueño atrasado, el tren nocturno a Sapa fue la puntilla. Menos mal que aún somos jóvenes. Montañas ocultas por las nubes, mercados llenos de colorido, terrazas sin arroz, porque había sido recolectado un mes antes, senderos, cuestas y aldeas. Es una buena forma de conocer algunas de las 54 etnias del país.






En Tam Coc, la Halong del interior, descubrimos un templo adosado a una cueva además de un paisaje calcáreo espectacular. Un paseo por Hoa Lu nos permitió conocer lo que queda de esta antigua capital.








Al día siguiente nos embarcamos para conocer la fotogénica bahía de Halong, protagonista de tantas películas. Tuvimos suerte con el tiempo y disfrutamos del paisaje y del agua, tan salada, que se flota sin esfuerzo. Lo del kayak, en cambio, fue un poco más duro. La cueva de la Sorpresa nos estaba esperando con sus mejores galas.





Un vuelo interno nos llevó a Da Nang, donde no nos detuvimos, ya que nos esperaba Hoi An un poco más al sur. Visitamos casas de antiguos mercaderes y su famoso puente japonés. Las calles bullían de gente, de día y de noche. Fuimos a un huerto cercano y nos deleitamos con su variada comida. Carnes y pescados, mariscos y sobre todo, verduras y hortalizas. Todo nos supo muy rico.








Las ruinas de My Son no quedan lejos. Poco a poco las van reconstruyendo, pero aún quedan cicatrices de la guerra con los estadounidenses. Aquí y allá se observan cráteres de las bombas, ahora llenos de agua. Muchos templos quedaron destruidos para siempre.


Días antes habíamos visitado uno de los talleres en los que trabajan personas discapacitadas, víctimas de las armas químicas de una guerra que nuca debió tener lugar y que nos avergüenza a pesar de los años transcurridos.





Hoy vamos a dejarlo aquí. Seguimos dentro de unos días.

15 comentarios:

nélida dijo...

Precioso paseo. Se ve muy diversa, colorida; tanto que me dio hambre y ganas de colgar en mi casa esas hermosas farolas; ni hablar de saltar al agua.
Imaginé que harías muchas fotos; pero no tantas. Al paso que vas, necesitarás muy pronto una memoria externa de un dinosaurio, digo de un Tera :O) :)

unjubilado dijo...

Yo creía que todas estas imágenes solamente aparecían en las películas, pero veo que no es así, son reales y muy bien hechas.
Por cierto eso del brunch ¿se come?, ¡es que como no conozco idiomas...! yo prefiero un desayuno y un almuerzo todo separado y en su momento.

Ligia dijo...

Wow, qué maravilla!! Esos lugares tan diferentes de los europeos tienen también su encanto, aunque a mí me imponen un poco de respeto... Me quedé con las ganas de saber por ejemplo lo que hace (o lo que vende) la señora de la foto. El templo adosado a la cueva, sorprendente, y los faroles llenos de colorido. Esperaremos la segunda parte... Abrazos

Ambar dijo...

Es una suerte poder leer una entrada como ésta y conocer de ese modo un país que , casi seguro, no visitaré.
El aperitivo estupendo, ahora esperamos seguir con la comida.
Un abrazo

Mari-Pi-R dijo...

He estado en Vietnam pero no he hecho todavía las publicaciones de este país, me ha gustado tu parte del viaje ya que hay muchos lugares en los cuales no estuve como Sapa ni la bahía de Halong ni las ruinas de My Son, comprendo que con tantas fotos hacer un orden de ellas lleva mucho tiempo bien lo sé.
Un abrazo.

Nélida G.A. dijo...

Hola Tawaki.
Qué buen viaje has tenido, me alegro mucho. ¡Y qué de cosas bonitas has visto!
Me ha gustado todo, son lugares "diferentes" a muchos otros puntos del planeta. Y paisajes e imágenes muy pintorescas por esos lares.
A mi ya me resultan más familiares porque tengo una prima Misionera y lleva muchos años en Tailandia, entonces las fotos que manda, incluso verla a ella en su forma de vestir típica de ahí pues ya no se me hace tan "raro" como al principio o digamos que se me hace más familiar toda esa cultura asiática.
Nos has hecho un gran resumen y ha sido muy agradable este paseo a modo de aperitivo como lo llamaste.
Un país con 54 etnias, casi nada ¿verdad? tiene mucha miga para descubrir.
Por cierto, qué bonitos los nombres que emplearon para llamar a la "Cueva de la Sorpresa" y las Ruinas de "My Son" (aunque la historia paralela que asocia y que nos has contado, de bonita no tuvo nada. Me quedé con la intriga de saber en qué se trabaja en esos talleres de gente discapacitada, imaginé algo artesanal con el consiguiente valor y mérito, tampoco sé qué discapacidad tienen ni el grado.....)
Gracias por este viaje virtual. Por compartir.

lola dijo...

Hola Tawaki.
Se ve que es un país con muy lindos paisajes, una amiga mía hizo hace poco un viaje por Asia, fue hasta China también visitó Viet Nam y Japón, llegó encantada con la experiencia. Yo como soy un poco remilgada a la hora de comer, no sé muy bien cómo llevaría ese asunto.
Saludos.

Carmen Viajes y Rutas dijo...

Con la boca abierta me has dejado! Qué maravilla todo y que envidia más grande me has dado! Un abrazo
Carmen

Giga dijo...

Hay ciertamente nunca lo hará, por lo tanto, con gran interés mirado las fotos y leer. Muy bien gracias por esa oportunidad. Saludos.

Tawaki dijo...

Nélida, si supieras la cantidad de discos duros que tengo... Sí, uno de los puntos fuertes de Vietnam es que tiene un poco de todo. Lo pasamos estupendamente.

Un jubilado, no te preocupes que te vas a hartar de desayunos, comidas y cenas, porque vengo cargado de fotos. Si son buenas será mérito de la cámara. Yo sólo accionaba el disparador.

Ligia, creo que la señora a la que te refieres es una que vende bolsos de tela. Hay un poco de todo, aunque los productos manufacturados van ganando terreno a las artesanías. Es el precio del turismo. El país es precioso, y la gente encantadora.

Ámbar, nunca se sabe lo que puede pasar. Vietnam no es un destino caro y todo es proponérselo. Si te gusta viajar es un buen lugar para dar un bocado a Asia.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Mari-Pi-R, seguramente estuvisteis por el sur, mientras que nosotros nos centramos en la mitad norte. Será estupendo conocer tu punto de vista. Ojalá hagas entradas pronto.

Nélida G.A., lo pasamos estupendamente descubriendo un trocito de este país tan variado e interesante. Han sufrido muchas guerras, pero siempre han salido adelante y parece que ahora les toca una época de crecimiento. Los discapacitados lo son de todo tipo, aunque fundamentalmente físicos, sordos o ciegos, con miembros que faltan o deformidades. Es curioso, pero algunos hablaban español por haber pasado algún tiempo en nuestro país gracias a becas y ayudas. Hacen de todo, cosen o pintan, por ejemplo, dependiendo de las habilidades de cada uno. En general son trabajos que requieren habilidad pero sobre todo, paciencia y constancia.

Lola, se come de maravilla. Claro, si vas a pararte en un puesto callejero a lo mejor se te revuelve el estómago por no estar acostumbrado, pero hay restaurantes de todo tipo, generalmente muy baratos. Es una buena forma de ir conociendo este pedacito de Asia.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Carmen, no es un destino tan caro como otros. Ojalá podáis verlo por vosotros mismos, porque a nosotros nos encantó. Ya me habían hablado bien del país y se ve que además tuvimos suerte y salió de maravilla.

Giga, it is a pleasure to bring you this distant country and culture. It is true that it is a bit far away, but who knows, perhaps we can see you there.

Muchas gracias a las dos por vuestros comentarios.

aitor aitor aitor dijo...

Para mi gusto, has visto lo más bonito de Vietnam.
Respetando todas las opiniones, si tuviera que concentrarme en una zona del país me decantaría sin duda por el norte.
Felicidades por las fotos y esperamos más...

Tawaki dijo...

Aitor, Aitor, Aitor, precisamente elegimos el norte porque nos pareció más interesante, y creo que acertamos. También me gustaría conocer el resto del país, pero como nos gusta viajar despacio necesitaremos otro viaje. Un saludo.

El Guisante Verde Project dijo...

Hanoi te atrapa o te horripila desde el minuto uno. A nosotros, igual que a ti, nos enganchó rápido... Estuvimos varios días, tanto al inicio como al final del viaje y no nos hubiera importado alargarlo, cada día descubríamos un lugar nuevo.
Tu comentario sobre el tren nocturno a Sapa nos ha hecho volver a esos vagones, que más bien parecían un potro salvaje, y eso que íbamos en un compartimento solo para dos, con el diluvio universal acompañándonos buena parte del viaje..., por suerte nosotros no fuimos tan seguido como tu, porque vaya nochecita...
Vietnam es espectacular, uno de los lugares que más nos gusta del Sudeste asiático.
¡Saludos!