lunes, 12 de diciembre de 2016

Vietnam II

Continuamos donde lo habíamos dejado.

Como os decía, sólo vimos Da Nang – una ciudad moderna que casi parece europea – y su hermosa bahía desde el coche, camino de la ciudad imperial de Hue. El paso de Hai Van marcó un antes y un después en nuestro viaje. Si hasta entonces habíamos evitado la lluvia, ésta nos acompañaría fielmente durante los tres últimos días.



No hay palabras para describir la ciudadela de Hue, que por desgracia también fue afectada por los bombardeos norteamericanos, aunque para ser justos también hay que mencionar que el Viet Cong la utilizó como escudo. La mayor parte de lo que vemos en pie responde a los trabajos de reconstrucción, que aún continúan.






La pagoda Thien Mu se alza junto al río Perfume y bien merece una visita. Un mini-crucero nos llevó a otra aldea con otro puente famoso.










Nos esperaban dos tumbas reales muy diferentes. La primera con una decoración muy exuberante, la segunda, que en realidad era un palacio de verano, mucho más austera.









El cambio entre una, de estilo europeo, y otra más vietnamita es tremendo.






La visita a una tienda en la que fabrican las barritas de incienso me pareció prescindible, porque no me van ese tipo de cosas, pero nos dejó esta foto, que por cierto no es mía.


Otro restaurante donde seguir disfrutando de la gastronomía de la zona puso punto final al viaje, porque del último día casi mejor no hablamos. Todo había salido perfecto hasta aquí, pero poco antes de marchar al aeropuerto nos intentaron timar en las calles de Hue, dejándonos un mal sabor de boca.



Luego una vuelta de pesadilla, con overbooking en nuestro vuelo a Europa, desvío a Londres cuando nuestro destino era Frankfurt, otro vuelo cancelado y una maleta perdida. Llegué a Zúrich cinco horas más tarde habiendo dormido un par de horas tan solo.
Vietnam Airlines se limitó a aplicar la ley, pagándonos lo que correspondía y dejándonos tirados en todo lo demás. Tuve que buscarme la vida a base de correr por los pasillos, ir de un mostrador a otro y pasar cuatro controles en menos de 24 horas. Gracias a la profesionalidad del personal de Lufthansa en Londres y Frankfurt llegué a casa, agotado, pero sin demasiado retraso, y la maleta me fue entregada un día más tarde.

Vietnam me gustó mucho. Tanto que me estoy planteando dedicarle un blog tal y como hice con Argentina en Ruta 40. Mientras tanto, iré publicando entradas en el otro blog, Más extraño que la ficción.

Como nos gusta viajar despacio, nos hemos centrado en el norte y algo del centro del país. Hemos tenido de todo, paisajes, buena comida, monumentos, pagodas y templos; ciudades tranquilas y caóticas, paseos en barco, cuevas, unos toques de historia y varias gotas de etnografía. Es una cultura muy diferente a la nuestra, lo que la hace más interesante.


P.D. Os cuento en qué consiste el timo para que no os pase. Como sabéis, en un país extranjero, las monedas no pueden cambiarse, sólo los billetes. Pues bien, si alguien os pide cambiarlas por billetes y queréis hacerle el favor tened mucho cuidado, ya que cuentan las monedas delante vuestra, muy despacito, pero cuando os las entregan se quedan con alguna, dándoos de menos. Menos mal que mi amiga se dio cuenta a tiempo.

19 comentarios:

nélida dijo...

En verdad parece un país muy colorido, estimulante. Así lo muestran las fotos y tu crónica. Lo del timo, es una pena porque te amarga un rato, pero bueno... ya sabemos que siempre se cuela alguna sombra, después de todo se lo han pasado genial y eso es lo que cuenta.

aitor aitor aitor dijo...

Verdaderamente Vietnam posee verdaderas joyas tanto de índole natural como histórico.
Personalmente me quedaría con la belleza de la bahía de Halong, la ciudad de Hanoi y la diversidad étnica de la zona de Sapa pero todo el país encierra gran interés.

Eso sí, como sucede en muchos paises, en las zonas más turísticas se ejerce mucha presión al viajero intentándole engañar en muchas ocasiones. Lamentablemente son daños colaterales para los que debemos estar preparados.
Lo de las compañías aéreas, lo considero intolerable. Su habitual comportamiento con la ausencia de información, explicaciones y el abandono que muestran al pasajero, me parece injustificable e incomprensible.

Espero con ansiedad tus próximos relatos.

RosaMaría dijo...

Un paseo delicioso. Las fotos estupendas aún con lluvia, los templos exhuberantes de decoración. Me gustó mucho este paseo, cuando lo armes en su totalidad iré al otro blog a seguir deleitándome. (Lo pusiste justo cuando yo apagaba mis velitas que fueron muuuchas) Beso

Mari-Pi-R dijo...

Que lastima que tuvieras un día de lluvia, pues el templo exteriormente es de gran belleza así que su interior.
Un abrazo.

Ambar dijo...

Me ha encantado seguir conociendo algo de Vietnam a través de tus ojos. Sería estupendo que le dedicaras un blog y nos contaras mas ampliamente tus experiencias en ese país, incluyendo la gastronomía. Una pena el final del viaje.
Un abrazo

unjubilado dijo...

Las fotos como siempre fabulosas, pero en este caso me voy a centrar en un timo, que me hubiera llevado posiblemente a la cárcel de haber aceptado.
Como es algo largo de contar prefiero que lo leas si tienes tiempo y ganas, no podrás comentar ya que los comentarios se van cerrando con un mes de retraso, debido al enorme SPAM que recibo.
Se titula Casas de cambio en Praga (http://www.unjubilado.info/2014/06/17/casas-de-cambio-en-praga/)

Ela dijo...

Wow !! That a beautiful place to visit !!
Great photos !!
Greetings

ñOCO Le bOLO dijo...


¡Que maravilla de viaje! Quién pudiera...
Las fotos son esa maravilla que siempre nos incita a viajar. Son fantásticas.
Los de la incidencia en el vuelo, una lástima. Pueden arruinar te un viaje, especialmente si se produce en la ida.

un abrazo

· LMA · & · CR ·

Tawaki dijo...

Nélida, esa palabra, estimulante, lo define a la perfección, porque cada día descubríamos algo diferente. Al final nos trajimos toda una experiencia que añadir a nuestro álbum de recuerdos.

Aitor, Aitor, Aitor, iba con expectativas altas, porque todo el mundo me había hablado maravillas. El mérito es que se cumplieron, dada la diversidad, la belleza del lugar y el buen hacer de sus gentes. Muy recomendable.

Rosa María, muchas felicidades. Espero que lo hayas pasado bien. Se convierte entonces la entrada en un regalo inesperado para tus ojos.

Mari-Pi-R, en el norte apenas llueve en invierno, pero ya estábamos en la zona central y allí sí tocaba Aun así lo pasamos bien.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Ámbar, todo dependerá del tiempo que tenga, porque al final requiere mucho tiempo, pero sí me gustaría.

Un jubilado, lo he leído y da pena ver que en todas partes hay quien intenta aprovecharse de los demás. Una lástima. Por desgracia, las fuerzas del orden poco pueden hacer porque las leyes les protegen demasiado. Así nos va.

Ela, lo pasamos muy bien y el país nos encantó por su diversidad y por su belleza. Es un lugar que recomiendo sin ninguna duda.

ñOCO Le bOLO, ojalá tengas la oportunidad de tirar allí unas cuantas fotos. El lugar es precioso.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Scorts dijo...

hasta la comida tiene buena pinta

Kisss y Kisss

Senior Citizen dijo...

Parece mentira que entre esa belleza hubiera tanto sufrimiento y tanta sangre hace no demasiados años.

Nélida G.A. dijo...

Interesante, Tawaki.
El lugar da para mucho y por lo que nos muestras en estas dos entradas dedicado a ello, merece la pena.
Hay cosas realmente dignas de visitar en su conjunto arquitectónico e histórico.
Gracias por compartirnos tu experiencia (dejemos a un lado el intento de timo porque desmerece todo lo demás y por fortuna no cayeron en ello. Bien) y las fotos son increíbles.
Mi favorita es tal vez una de las más sencillas, pero nada más verla me "dijo algo", me encantó. Es la número 15, la del puente.
Un beso y enhorabuena por esta experiencia, me parece buena idea un blog dedicado solo para este destino.

Teca M. Jorge dijo...

Uma experiência fenomenal, apesar do incidente... suas reportagens são sempre convidativas, repletas de história e empolgação...
Um beijo e boas festas para você e os seus.

Carmen Viajes y Rutas dijo...

La verdad es que no me esperaba yo a priori que Vietnam tuviese semejantes joyas, soy inculta totalmente de ese país. Espero después de ver tus fotos, dejar de serlo algún día y poder visitarlo.
Un abrazo
Carmen

Giga dijo...

Usted fue muy difícil volver, pero lo que vimos fue la pena tales problemas. Esto es lo que mostró, era maravillosa y algo que sin duda nunca volvería a ver. Gracias y saludos.

Tawaki dijo...

Scots, es una comida muy fresca y variada, de mis favoritas.

Senior Citizen, esa es la guerra más conocida, pero estuvieron luchando contra mucha gente durante infinidad de siglos. A veces sólo conocemos los lugares por lo que nos cuentan los periódicos o la televisión. Mejor verlos en directo y juzgar por uno mismo.

Nélida G.A., es un país tan variado que es difícil encontrar algo que no te guste. Me costaría elegir una foto después de una experiencia tan rica. Ojalá encuentre tiempo para abrir un blog; me gustaría, pero hay que dedicarle muchas horas. Ya veremos.

Teca, es que vivimos en un mundo excepcional. Yo sólo rasco un poco en su superficie, pero hay mucho más ahí escondido, esperando a ser descubierto.

Carmen, varias personas se sorprendieron cuando elegimos ese destino, pero yo creo que para juzgar no basta con lo que nos cuentan otros, generalmente de forma interesada. Prefiero verlo a través de mis ojos, y a ser posible, sin prejuicios.

Giga, es un país maravilloso que se está abriendo al turismo después de siglos de guerras e invasiones. Merece la pena, sin duda.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

El Guisante Verde Project dijo...

Hue, la ciudadela y las tumbas imperiales dispersas en el cauce del río son sin duda una parada obligatoria en cualquier viaje a Vietnam. Nosotros también tuvimos a la lluvia como compañera, desde que pasamos las Montañas de Mármol hasta que salimos de Hue, lo que no impidió que disfrutásemos de las visitas.
Lo del engaño con los cambios, bueno, es algo con lo que hay contar en buena parte del mundo..., :)
¡Saludos!

Tawaki dijo...

El Guisante Verde Project, teniendo en cuenta lo mucho que llueve por allí me doy por satisfecho. Es un país maravilloso que nos encantó. Ojalá podamos volver para seguir recorriéndolo.