domingo, 26 de marzo de 2017

Exposiciones en Madrid III – Robert Doisneau

Cerramos esta trilogía de exposiciones con un fotógrafo: Robert Doisneau.
Pude disfrutar de algunas de sus obras gracias a la Fundación Canal, un 26 de diciembre en el que la mayoría de la gente descansaba aún de los excesos navideños.



Los expertos califican al fotógrafo francés como un genio caótico que no seguía ningún orden preestablecido. Parece ser que siempre se opuso a las normas impuestas, en busca de un estilo personal que retratase la vida tal y como a él le gustaría que fuese. Yo no entiendo tanto, y me limito a añadir que sus imágenes me gustan mucho, que al final es lo que más importa.
La selección de 80 fotografías, que incluye trabajos muy conocidos junto a otros menos famosos, fue realizada por sus hijas, Annette y Francine. Supongo que debe ser difícil escoger entre 45.000 negativos.




Mis fotos no hacen justicia, pero hay que entender que están hechas con un móvil en un ambiente oscuro donde es imposible evitar los reflejos. Seguro que en Internet las encontráis sin problema.
Esta imagen, titulada La mirada oblicua, es mi favorita. Si tuviese que elegir una imagen de cualquier fotógrafo en cualquier época, sería este momento en el que las miradas lo dicen todo.



Claro, que esta otra de Los panes de Picasso no está nada mal.


Aquí tenemos El beso frente al hotel de ville, también muy conocida.



En esta otra, el niño mira hacia la izquierda algo que queda fuera de la imagen, el policía a la señora y ésta a la pareja que se besa. Genial.



La exposición continúa con las fotos que tomó, ya en color, en 1960. En realidad, llevaba 20 años experimentando, pero éste es su primer trabajo profesional. La revista Fortune le encargó un reportaje sobre la construcción de los campos de golf en Palm Springs y aprovechó para retratar la vida de los millonarios estadounidenses.







Exponen la cámara Rolleiflex con la que se tomaron estas instantáneas, aunque también usó una Leica y una Hasselblad.


20 comentarios:

Nélida G.A. dijo...

Me quedo con los trabajos en blanco y negro de su primera época.
Sin duda todas las fotos tienen un sello personal distinguible y que me gusta mucho. Capta miradas que lo dicen todo. A mi una de las que más me gusta, es la de unos niños en clase, mientas uno mira al techo concentrado el otro de reojo echa un vistazo a la pizarra de pupitre de aquel (no me deja enlazarte la imagen por aquí).
El fotógrafo de los "robados" que transforma la imagen en palabras y sensaciones frescas.
La Fundación Canal es ideal para estas exposiciones.
Un beso.

unjubilado dijo...

Me ha gustado el artículo.
Yo tengo dos sobre el fotógrafo Robert Doisneau, uno de Google "recordándonos el 100 Aniversario de su nacimiento", y el otro de una investigación exhaustiva que hice sobre el famoso "Beso del Hotel de Ville"

Senior Citizen dijo...

He recorrido todas las fotos pensando en preguntarte si sabes con que cámara están hechas, pues la que sostiene el fotógrafo me ha recordado esta... y al final la has puesto.

Alí Reyes dijo...

que más me gustaron son las de los millonarios...parecen de película. Aunque alguien dijo que la única forma de disfrutar el sueño americano es estando dormido pues despierto no se puede soñar

Mari-Pi-R dijo...

Yo me quedo con La mirada oblicua y por supuesto con las fotos en blanco y negro.
Gracias por compartir.
Un abrazo.

Ligia dijo...

Yo también me quedo con la de la mirada oblicua (sobre todo la del hombre hacia donde mira...) y la del beso... Abrazos

Friné dijo...

El 3 de diciembre de 1917 Modigliani, realizó una exposición, la única, en una librería con una ventana a la calle donde estaba un cuadro grande con un desnudo tumbado, la gente se agolpaba para verlo, esta ventana estaba cerca de una comisaría de Policia. Luego el comisario de policía, cerró la exposición. Hay varios sitios que trascriben la conversación de Modigliani con el inspector de Policia, al parecer la fuente proviene del propio Modigliani pero no se la puedo citar correctamente.
- ¿Me ha pedido que viniera?
- ¡Sí! ¡Y le ordeno descolgar toda esa basura!
- Me atrevo a hacer un comentario: hay expertos que no comparten esa opinión. Pero ¿qué es lo que le parece tan grave en estos cuadros de desnudos?
- Estos desnudos, estos desnudos… ¡Tienen vello púbico!
Tengo que terminar diciendo que la impresionante serie de fotografías de la mirada oblicua, me parece un hermoso homenaje a Modigliani, porque sin lugar a dudas está inspirado en esa anécdota.
Un saludo

Ambar dijo...

Que maravilla de exposición. La de Picasso me parece extraordinaria.
Gracias por traerla.
Besos

Carmen Viajes y Rutas dijo...

Cuando empezaste a contar que pasabas a las de color pensé. Imposible superar a estas en blanco y negro que he visto, pero ahora, no se con cuales me quedaría. Realmente maravillosas y vaya cámara usaba, parece mentira que puedas hacer esas fotos con ese aparato, verdad?
Gracias por descubrieme a Robert Doisneau!
Un abrazo
Carmen

lola dijo...

Hola Tawaki.
Soy muy "ignoranta" en cuestiones de fotografía. no sabía que la foto del beso fuera de este señor. Me he reído mucho con la foto de La Miraba Oblicua, soy persona que le cuesta mucho fijarse en los detalles, y me ha costado un poco darme cuenta de cuál era el objeto de admiración del caballero, vaya pillín. Hay una foto de Jane Mansfield y Sofia Loren que están juntas en una mesa y Sofía le echa un vistazo al escote de Jane, creo que estaba haciendo comparaciones, la cara de Sofía lo dice todo.
Saludos y buen fin de semana.

nélida dijo...

Saldré a buscar sus fotos por la red. Personalmente me quedo con las fotos en blanco y negro. Tienen un texto interesante. Los reflejos juegan bastante bien con las fotografías :)
Coincido con vos en la Mirada oblicua, esta bien jugosa, aunque todas tienen lo suyo.
Beso

Ela dijo...

What a wonderful exhibition with beautiful paintings!
Greetings

nélida dijo...

Tal vez ya viste la página, pero dejo el enlace por si alguien quiere más de RD

https://www.robert-doisneau.com/fr/portfolios/

besos

Tawaki dijo...

Nélida G.A., la Fundación Canal nunca me ha decepcionado, escogen siempre muy bien y en este caso iba sobre seguro porque ya conocía al fotógrafo. Yo también me quedo con su trabajo en blanco y negro, me parece más original.

Un jubilado, dos enlaces muy interesantes de cuando todavía no conocía tu blog. Gracias.

Senior Citizen, vaya fotazos que tiene el señor.

Alí Reyes, que no te engañen, yo sueño despierto y son los mejores. A mí me gustan más las de blanco y negro, pero coincido contigo en que éstas muestran fielmente una época.

Mari-Pi-R, como digo en la entrada, esa es mi favorita de largo. Hay miradas que lo dicen todo.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Ligia, hay cosas que no cambian ni en 100.000 años de evolución.

Friné, la historia en sí es todo un homenaje a este pintor tan original que no conocería la verdadera fama en vida.

Ámbar, un placer traerla, es uno de mis fotógrafos favoritos.

Carmen, puede que el aparato sea engorroso y pesado, pero las lentes de entonces eran muy buenas, y si encima el señor era un artista, pues sólo podían salir instantáneas buenas. A mí me gustan más las de blanco y negro, pero todas tienen su encanto.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Lola, conozco esa foto y efectivamente, si las miradas pudieran matar ... Doisneau tiene una fotos bellísimas que no me canso de admirar.

Nélida, muchas gracias por el enlace, que tiene fotos que no conocía y que están muy bien. Me encanta este fotógrafo, y hacía tiempo que quería publicar algo sobre él. Me alegro de que te haya gustado.

Ela, fue una exposición muy interesante de un artista al que admiro. Sus fotos son de otro mundo.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Giga dijo...

Creo que su hija tenía una elección muy difícil en un muy interesante cuadros de su padre. Interesante exposición. Saludos.

Tawaki dijo...

Giga, y tanto que debió ser una elección difícil, no solo por el número de fotografías, sino también por la calidad de las mismas. Gracias por la visita ;))

RosaMaría dijo...

Seguro que para hacer buenas fotografías, elegir el momento, el ángulo, el color, también hay que tener ángel, como en toda expresión artística. Formidable. Besos

Tawaki dijo...

Rosa María, era un artista, aunque como bien apunta Un jubilado, a veces componía las fotos. En cualquier caso, hay que tener mucho talento para hacer algo así. Es toda una carrera, no solo un puñado de fotos.