martes, 4 de abril de 2017

Creux du Van

Regresábamos de Annecy un domingo de 2015, cuando decidimos parar en la Creux du Van, un circo de piedra que se encuentra en el cantón de Neuchâtel, en el oeste de Suiza.


No es fácil llegar si no se conoce el camino porque hay pocas indicaciones y éste discurre por los montes cercanos. Otra cosa es una vez llegados al aparcamiento, pues entonces sólo hay que caminar unos metros y salvar un muro de piedra para verlo.




El sendero discurre muy cerca del abismo y hay que poner atención. Parece imposible que esto formara parte del fondo del mar hace doscientos millones de años, pero por visto es así. Lo que vemos ahora es el resultado de la erosión causada por glaciares y arroyos después de que el terreno se elevara por el choque de las placas tectónicas.


Con 1.400 metros de punta a punta y unos 150 de caída, el lugar impresiona. Algunos se acercan demasiado al borde, especialmente niños que en mi opinión andan demasiado sueltos y no son conscientes del peligro.







Conozco poco esta zona de Suiza porque me pilla un poco lejos de casa, pero estoy seguro de que es bonita y de que tiene lugares interesantes.




15 comentarios:

Giga dijo...

El lugar es hermoso, impresionante. Si tenía miedo de acercarse a cerca del borde de las rocas. Saludos.

Teca M. Jorge dijo...

Viajo com suas letras e fotografias... preciosos registros de lugares incríveis! Ufffffffffffff... que monumentos são essas paredes de pedra! Impressiona o ar imponente...
Uma bela partilha viageira.
Um beijo

RosaMaría dijo...

Qué maravilla, imaginar que hubo mar se me hace difícil, pero las marcas indican tal vez que fue paulatino. El mundo tiene cosas increíbles por conocer y aprender. Muy interesante tu relato y las fotos magníficas. Besos.

Alí Reyes dijo...

Piedra caliza...Pero cómo da vértigo

Friné dijo...

tiene fotos preciosas que me las hubieras colado por de extremadura, por ejemplo

Tawaki dijo...

Giga, sí que impresiona la caída, especialmente porque uno so se la espera tan abrupta.

Teca, ya llevo en Suiza casi cuatro años, y sigo descubriendo nuevos lugares, todos ellos fantásticos.

Rosa María, a mí también me cuesta imaginarlo, pero es que la corteza terrestre ha dado muchas vueltas a lo largo de los eones. Nosotros somos unos recién llegados y no podemos entenderlo con nuestro horizonte temporal.

Alí Reyes, y que lo digas. Uno pasa al otro lado del muro y una enorme sima se abre ante él. Impresiona, te lo aseguro.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Senior Citizen dijo...

Yo no tengo vértigo y, sin embargo, no me atrevo a caminar por un sitio así. Es más, tampoco me gusta ver hacerlo a otros.

Mari-Pi-R dijo...

La toma diez es impresionante y las últimas me gustan mucho por los colores verdes, siempre unos buenos paseos y descubrimientos de senderos.
Un abrazo.

unjubilado dijo...

He visto tus fotos que son preciosas, pero no cuentes conmigo para pasear por ahí, no sería capaz de hacerlo, el vértigo hace que a menos de 10 metros no sea capaz de acercarme no vaya a ser que una ráfaga de aire...

Ela dijo...

What a fantastic place !! I admire these beautiful views !!
Happy Easter !!

Tawaki dijo...

Senior Citizen, yo no tengo vértigo cuando el sitio es seguro, pero a ese borde no me acerco yo fácilmente.

Mari-Pi-R, las fotos no logran transmitir lo grande y profundo que es, pero es lo mejor que tenemos para ver sitios como este a través de la pantalla del ordenador. Impresiona ver el corte en mitad del terreno.

Un jubilado, es verdad. Yo veía a los niños saltando junto al borde y me ponía malo. Luego pasa lo que pasa...

Ela, same to you! This is a great place, one more in this beautiful country. I enjoy every minute.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

nélida dijo...

Guuaaauuu algunas dan vértigo.

Es impresionante caminar por donde te cuentan que anduvo el mar.
En el sur argentino, cerca de Puerto Madryn y con el mar a unos metros, te encontrás con acantilados que aún guardan entre sus fauces de arcilla, restos fósiles de mar.
Bellísimo!!

Nélida G.A. dijo...

Impresionante lugar.
Sí, parece increíble que en su momento fuese algo tan distinto a lo de hoy en día.
El lugar es bonito pero no deja de tener sus peligros, me pareció un tanto inconsciente esos niños ahí sentados-como si nada -tan en el precipicio.

ñOCO Le bOLO dijo...


Impresionante circo. Parece como si hubiera sido tallado a cuchillo. Un pase por esos lugares tiene que ser eewalmente interesante... para disfrutar al máximo.
Buen trabajo, amigo.

Un abrazo

· LMA · & · CR ·

Tawaki dijo...

Nélida, los movimientos tectónicos son mucho mayores de lo que nos pensamos, de la misma forma que las montañas no estuvieron siempre en el mismo sitio, pero eso no quita para que nos impresione encontrar un fondo marino en el centro de Europa. Al final resultará que Suiza tiene playas...

Nélida G.A., sí que lo es, porque uno no se imagina que paseando tranquilamente por el campo puede encontrar un precipicio como ese. Lo de los padres y los niños tiene difícil solución, me temo.

ñOCO Le bOLO, exactamente, el corte es muy limpio. Tengo que caminar más estos montes, porque los conozco poco, pero es que me pillan algo más lejos. Todo se andará, nunca mejor dicho.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.