lunes, 24 de abril de 2017

Heridos, pero no de muerte

El 23 de abril de cada año, los lectores estamos de enhorabuena ya que las librerías ofrecen un 10% de descuento que nos viene muy bien a los que nos dejamos los dineros en libros y más libros. Estos dos me los acabo de terminar y me han encantado.
El primero está entre los mejores que me he leído en mucho tiempo, suponiendo que te interese el tema, claro está. No es ninguna novela, sino un ensayo, la historia – fascinante – de la humanidad, de nuestra especie. Es un libro que te impulsa a pensar y a investigar, de esos que te abren puertas.


Me regalaron el segundo, con la advertencia de que es un poco desalentador, aunque a mí no me lo ha parecido tanto. También me ha gustado mucho por lo bien que describe no solo el País Vasco, sino las dos familias en la que se centra la historia. Pocos personajes, muy bien perfilados, con diálogos muy realistas. Quizás pierda algo de ritmo en las últimas páginas.


En 2015 vi 252 películas nuevas, sin contar con las repetidas, lo que es una barbaridad. El año pasado “solo” fueron 187 y con ello he conseguido bajar mi media lectora de un libro cada dos semanas a casi uno cada 10 días. Pero no es suficiente: quiero leer más.
Tengo en mi contra que llego cansado a casa y que paso poco tiempo en ella. También dedico muchas horas a leer blogs y revistas; a ver documentales. Por eso leo libros fáciles en su mayoría, porque la cabeza no me da para más. Empiezo muchos que van quedando luego aparcados, malheridos, aunque no de consideración.
En 2017 he decidido rescatar unos pocos, sacarlos de la UCI y llevarlos a planta para una rápida recuperación, en un propósito ambicioso, como corresponde a las verdaderas resoluciones. ¿Cuántos seré capaz de leer este año?
Ahora estoy embarcado en este drakar. Me volví loco en Oslo hace dos años, y cuando lo termine tengo otros seis libros sobre vikingos esperando. Casi nada…


Me encantó el primer tomo de la trilogía sobre la Reconquista, pero cambié de tercio leyendo el relato de la llegada de los españoles a América, del mismo autor. Ahora toca recuperar las aventuras peninsulares.


Hace tanto tiempo que empecé esta autobiografía, que tendré que volver al principio. Un libro atípico donde los haya, como el personaje que retrata.


Los disfruté en su momento, como tantas novelas de Patricia Highsmith, pero este volumen reúne todas las de Tom Ripley, y va siendo hora de darles otro vistazo. Ha caído la primera, pero es que el volumen es un poco gordo…


La película me encantó y quiero ver la segunda parte, aunque sospecho que no será como la primera. El libro está muy bien escrito, y en parte ese es el problema, que la jerga que reproduce no es tan fácil de seguir. Lo terminaré pronto, sin embargo.


Otra película que me gustó mucho, pero el libro ya lo he dejado dos veces por falta de concentración. ¿Lo conseguiré a la tercera?


Me lo regalaron y leí los dos primeros capítulos con mucho interés. La cuestión es que no es un libro que se pueda leer de un tirón; más bien creo que su valor reside en irlo asimilando poco a poco. Su tamaño me impide sacarlo de casa, y, ya sabéis, en ella paso poco tiempo.


Iba buscando otros libros, pero el muy pirata decidió venirse conmigo y no pude rechazarlo. Otro que tengo que volver a leer desde la primera página.


El de Kate lo empecé, pero no pude con él. Es el momento de darle otra oportunidad, porque a veces no es culpa del libro, sino del momento.


Tengo más heridos, pero de momento me conformo con darle el alta a estos. Como os decía al principio, vienen más en camino; esos os los muestro otro día.

18 comentarios:

Charles de Batz dijo...

Lleva una velocidad envidiable en eso de la lectura, así que creo yo que no debe preocuparse siempre y cuando no vaya a menos. Algunos de los libros que menciona los he leído también, los dos primeros prácticamente antes de ayer, pero tomo buena nota de los que son que no...

Saludos!

unjubilado dijo...

Antes leía mucho, pero ahora desde que me operaron de cataratas casi no leo nada excepto a través del ordenador.
La culpa es de las gafas, las necesito para leer de cerca, pero me sobran para ver de lejos y quitar y poner no es mi estilo ya que se me cansa la vista y me cuesta algo adaptarme. Con el ordenador aumento o reduzco la letra a mi libre albedrío.

Nélida G.A. dijo...

Disfruta mucho de las lecturas, Tawaki.
Un libro cada 10 días no está nada mal. Hay que conseguir mantenerse ahí, porque leer es uno de los grandes placeres de la vida.
Me gustó el post, y el título mucho más. La idea es muy buena y la comparto; hay que darle más oportunidades a los libros "inacabados" porque no siepre, pero sí muchas veces, no depende tanto del libro sino del momento en que nos pille su lectura.

Mari-Pi-R dijo...

Lo importante es saber hacer uso de nuestro tiempo en lo que verdaderamente nos llene, con lo cual sigue dedicando horas a la lectura y enriquiciendote en tus conocimientos y placeres intelectuales.
Un abrazo.

Raquel dijo...

En mi lista está Patria, en cuanto termine de leer Los amores perdidos.
Abrazos

Senior Citizen dijo...

Dicen que, llegando a cierta edad, ya no nos interesa la narrativa (o como dicen ahora, la ficción) y debe ser que yo me he pasado de largo esa edad porque hace siglos que no leo nada de eso.

nélida dijo...

Pues todos parecen muy interesantes. El primero me lo apunto a ver si lo consigo en la feria.
En mi caso, últimamente leo en modo zaping, un poco por aquí otro por allá; tanto que lo que va del año, he completado dos novelas, un ensayo sobre el paraíso y voy como las abejas libando en el Bosco.
En comparación llevás las estrellitas. 😊🎇🎇

Ambar dijo...

Leer es una de mis aficiones y disfruto mucho con ello pero creo que no alcanzo tu velocidad. Tengo pendiente Patria.
Besos

lola dijo...

Hola,
Pues tienes una buena lista de libros para leer y releer, creo que ya te he comentado que he perdido un poco el hábito de la lectura aunque en los últimos tiempos estoy tratando de recuperarlo aunque sea poco a poco, ahora estoy leyendo El Rabino, no está mal, y es fácil de leer, me gustaría leer el de Katherine Hepburn, no sé si es el que escribieron tras su muerte, me da la impresión que es un poco en plan sacar "trapillos sucios" y eso no me va mucho pero lo intentaré. Y volver a retomar uno de Patton y Rommel que comencé pero fue cuando la mudanza y ahí se quedó el pobre.
Un abrazo y que siga la lectura.

Tawaki dijo...

Charles de Batz, cuidado, que no es que los recomiende, sino que los quiero leer yo. No sé si el ritmo es rápido, imagino que lo importante es irlos disfrutando.

Un jubilado, pero el ordenador no es bueno para los ojos. Yo debería ponerme bifocales, pero de momento me resisto.

Nélida G.A. empiezo muchos libros, los abandono y los vuelvo a retomar. No sé si hago bien, pero es que me interesan tantas cosas que me vuelvo inconstante. A ver si los voy terminando.

Mari-Pi-R, es verdad, lo importante es hacer lo que a uno le gusta. Ojalá tuviese más tiempo libre y menos cansancio.

Raquel, me alegra saber que estás de vuelta. Se te echaba de menos.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Senior Citizen, pues te pierdes cosas muy buenas, aunque imagino que sin interés es complicado hacer el esfuerzo. Lo que importa es que hagas cosas que te gusten.

Nélida, es lo que hago yo, ir leyendo de unos y de otros. Lo que pasa es que a veces tengo tantos empezados a la vez que pierdo el hilo y tengo que retomarlos desde el principio. Lo que importa, no obstante, es disfrutarlos.

Ámbar, bueno, lo importante no es la prisa, sino disfrutar con ellos. Espero que te guste Patria, está siendo un éxito de ventas.

Lola, tiene toda la pinta de estar escrito con la intención de crear polémica, aunque no llevo demasiadas páginas. No obstante, procuraré terminarlo. Ya me pasó con otro libro sobre Ava. Imagino que así venden más.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Teca M. Jorge dijo...

Interessantes títulos escolhidos... ainda não li nenhum deles, mas ficam como dicas futuras.
Ultimamente, talvez pelo cansaço que me invade quando chego em casa do trabalho, tenho lido bem pouco. Mas já está na cabeceira da minha cama o título que achei por demais interessante: "Eu Receberia as Piores Notícias de seus lindos Lábios" que também virou filme de autor brasileiro, Marçal Aquino.
Acho que vou me entreter com as letras do escritor... pelo menos minutos antes de adormecer... ahah...
Um beijo

unjubilado dijo...

Cuando te decidas a ponerte gafas, procura que sean progresivas, al menos en mi caso cuando las llevé me iban mucho mejor que las bifocales.

scorts dijo...

Acaban de estrenar una nueva versión del Decamerón
le dejo la obra para que la relea, está preparada para usar incluso en el móvil.
http://www.anarkasis.com/boccaccio/decameron.html

Curioso curioso, se gasta usté una fortuna juas

Kissss y Kissss

Carmen Viajes y Rutas dijo...

Que vicio es esto de leer madre mía!! Yo el día del libro sería feliz en Barcelona, porque aquí hacen un 10% y se acabó la fiesta, no es que le haga yo feos a un 10% pero podían hacer algo más interesante... Tomo nota de algunos
Un abrazo
Carmen

Tawaki dijo...

Teca, te comprendo muy bien, porque a mí me pasa lo mismo, que llego tan cansado que muchas veces no tengo fuerzas para leer. Pero es una actividad tan edificante que te reporta tantas satisfacciones que en cuanto puedo le dedico unas horas.

Un jubilado, es verdad, tienes razón. Gracias.

Scorts, gracias por el enlace. Vi la película de Pasolini, pero el libro lo tengo pendiente. Una fortuna, a veces dos fortunas.

Carmen, cuidado, que solo recomiendo los dos primeros, el resto están aún pendientes. Y aun así con reservas, que en esto de los gustos no hay dos personas iguales. En Cataluña tienen una tradición muy bonita que intentan implantar en otros lugares. Todavía recuerdo un Día del Libro por tierras leridanas.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

RosaMaría dijo...

Bueno, bueno... Antes que nada algo que olvidé en el post anterior es decirte que escribes muy bien, da gusto seguir tus descripciones. Es difícil igualar tu record, yo leo varios, algunos los releo, pues primero leo "de corrido" y luego me gusta analizar más lentamente. Vuelvo a leer anteriores, como el de A cidade dos Césares, de Víctor F Freixanes, me atrapa siempre lo leí tres veces y eso que está en gallego, idioma que domino poco. Estoy por empezar El silencio y sus bordes de David Oubiña (1964) filósofo Ya te contaré, pero no leo tanto como tú. Me gusta como contabilizas films y libros. Es admirable. Qué hermoso empezar la primavera con ese clima y esos paisajes Hermosos. Saludos cariñosos

Tawaki dijo...

Rosa María, gracias por las recomendaciones, les echaré un vistazo, aunque ya ves que tengo la enfermería llena ;)) Se agradece también el halago. Me gusta escribir, y me alegra ver que te gusta. Filmaffinity me ayuda a contabilizar, pero creo que en realidad soy un friky para todas esas cosas. Es una forma de fijarme metas, también. Besos.