sábado, 25 de agosto de 2007

Chema Madoz

Foto: Chema Madoz, 1994

Las hay más técnicas, más bonitas, con más colorido e incluso más emotivas. Algunas han influido en el curso de la historia o han cambiado la vida de mucha gente, pero ésta tiene dos cualidades que todo artista que se precie debe reunir: una idea original aparentemente sencilla, pero que no todos somos capaces de tener, y mucho trabajo. Chema Madoz (Madrid, 1958) estuvo meses examinando maderas hasta encontrar el nudo perfecto.

Yo lo descubrí muy tarde, en una exposición que hizo el Museo “Reina Sofía” en el año 2000. Desde entonces, además de tenerlo estrechamente vigilado no puedo evitar una “sana” envidia.

Para conocer más:
http://www.chemamadoz.com

6 comentarios:

leo dijo...

¡Bienvenido a la blogosfera!
(Me encanta ser la primera en comentar. Es un honor.)
Espero que disfrutes de tu andadura por ésta. También que nos hagas disfrutar a los demás.
Un beso.

Pd. Y gracias por presentarme al Sr Madoz. Intuyo que me va dar mucho que hablar.

Tawaki dijo...

Muchas gracias, querida Leo, por tus buenos deseos. Ya te avisaré cuando haya alguna exposición de Chema Madoz. El problema es que no se prodiga demasiado.

Un beso.

lola dijo...

Hola, he comenzado por el final, primero: gracias por todos tus comentarios, y ahora te digo: que bella la foto, y es cierto, es muy original.Me gusta. Saludos,

Tawaki dijo...

Lola,

He paseado por tu blog, que me ha gustado mucho. Creo que me verás pasar muy a menudo.

Un saludo

RosaMaría dijo...

El índice derecho, le dió a la ruedita del ratón hasta aquí, mis ojos leyeron sin interrupción, cual ITI, leí escritos, vi fotos, cuadros, premios y otros,me enteré de tu cumple, viajé por el mundo por razones de Tu Trabajo sin dejar nada en ninguno, pues quería llegar al primero... buena entrada para comenzar un blog que no tiene desperdicio. Un abrazo

Tawaki dijo...

Rosa María, muchas gracias por tus palabras, primero, y por haberte remontado nada menos que hasta aquí.

Ahora ando muy liado, pero es cuestión de un mes a lo sumo, pero espero volver a retomar la lectura de tus blogs muy pronto.

Un abrazo.