jueves, 17 de enero de 2008

Don McCullin

No suelo hacer entradas tan largas, pero como tengo que trabajar este fin de semana (qué pena me doy) prometo no daros la lata en algún tiempo, así que tomadlo con calma. Espero que sepáis disculparme.

Para los que no lo conozcan, es un fotógrafo británico, nacido en 1935. No lo traigo por sus fotografías, que son impactantes, sino porque su historia me plantea muchos interrogantes. Es como un dodecaedro, con múltiples caras.

Me gustan las personas que superan las dificultades y saben dar lo mejor de sí mismos.

Nació en el norte de Londres, en uno de los barrios más pobres de la ciudad. Su padre era asmático y, aunque no podía trabajar, la enfermedad no le impedía jugarse el dinero ganado por la madre. Donald parecía predestinado a una vida de marginalidad y violencia, en una banda callejera.

West Hartlepool, 1963


Hizo el servicio militar como ayudante de fotografía aérea en la Royal Air Force y a la vuelta compró una cámara de segunda mano. Un día, sacó una foto de sus amigos, que pertenecían a una de esas bandas callejeras (la calidad no es buena, pero es la única que he encontrado)





Quiso la casualidad que al día siguiente estallara la violencia en su barrio y alguien, al ver la foto, le convenció para que la llevara a uno de los periódicos que cubrían la noticia. Al director le costó reconocer que pudiera ser suya, pero accedió a publicarla. Una foto que cambió su vida para siempre. Me pregunto en qué grado influye la suerte. Cuánto hay de azar y cuánto de voluntad por cambiar.

En 1959 le nombran responsable del servicio fotográfico de la revista "The Observer” Documentó la construcción del Muro de Berlín, tras lo cual estuvo en Chipre, donde su trabajo sobre la guerra civil le valió del primer premio de la Fundación World Press de Amsterdam.


Marine en Vietnam.

En 1964 marchó a Vietnam con la intención de mostrar el horror de la guerra. Estaba obsesionado con hacer algo, y le hubiese gustado que sus fotos sirvieran para cambiar el mundo, movilizar a la población, a los dirigentes, creando una nueva corriente de opinión, pero no fue así. Las guerras continuaron y él fue tras ellas. Nigeria (1968), Camboya (1970), Pakistán (1971), Uganda (1972), Medio Oriente (1973).

¿Qué puede hacer un hombre? ¿Cómo puede influir en la historia de la humanidad? ¿Sirven de algo nuestros esfuerzos o son baldíos? ¿Podemos cambiar el mundo?


Beirut.
Pronto deja de fotografiar soldados para centrarse en las víctimas, en la población civil, en los desplazados, en los que huyen. Entra en las casas de los civiles asesinados y fotografía a mujeres que lloran ante los cadáveres de sus maridos e hijos varones. Muchas veces se pregunta si este proceder es ético. Yo creo que la respuesta está en sus fotos, durísimas (de hecho hay un cartel en la exposición que lo advierte y alguna de las que pongo a continuación pueden herir sensibilidades) Es en ellas donde descubrimos un mensaje indeleble que de otra forma se habría perdido.

Todas sus fotos son en blanco y negro. Según él mismo, no hace falta añadir color al dramatismo del que es testigo. Casi lo matan en el Congo, país en el que se hizo pasar por mercenario, ya que estaba prohibida la entrada a fotógrafos y periodistas. Esas fotos de unos prisioneros, justo antes de ser ejecutados en plena calle por las fuerzas gubernamentales, causan una gran conmoción en su país de origen, donde muchos ciudadanos se preguntan a quién están apoyando en realidad.

En otra ocasión, cuando es herido y lo tiran literalmente dentro de la caja de un camión, junto con muchos otros heridos, sigue haciéndoles fotos. Lo toma como una lección, como un acercamiento al dolor que sufren los protagonistas de sus reportajes. Me recuerda a un proverbio chino que dice que ningún médico es bueno hasta haber estado enfermo.

En África descubre que además de la guerra está el hambre – fotos que, salvo una, no quiero poner aquí. Si alguien está interesado puede encontrarlas con facilidad en Internet – y el cólera. Se ve impotente. Una vez más se pregunta qué puede hacer él. Reconoce que es incapaz de mirar a los ojos de esas personas y utiliza la cámara como un escudo protector. No es un paparazzi delante de un coche accidentado, es un hombre que se enfrenta solo a un problema mundial. Yo creo que la situación es diferente.


Mujercon su hijo, víctimas del hambre .

Don nos habla de la dignidad de esta madre y se avergüenza de su estómago lleno. Pero no se trata de una mujer ni de dos. Es algo que supera su capacidad. ¿En qué piensa la mujer de la foto?


Una mujer ha muerto de cólera. Su familia la llora.

Finalmente, después de treinta años, consigue el impacto mediático que estuvo buscando desde el principio. Por primera vez, siente que sus fotos de enfermos con SIDA, tienen un efecto en el reconocimiento de la enfermedad como un gran problema que debe ser solucionado.

Es al final de su carrera, cuando harto de guerra, hambre y enfermedades, se retira a Somerset (Inglaterra) y nos regala paisajes de una oscuridad amedrentadora. Fotos de atardeceres, fotos nocturnas, que van irremisiblemente ligadas a un carácter forjado por la miseria humana.


57 comentarios:

Abejitas dijo...

Nosotras no le conocíamos. Bonito homenaje y estamos de acuerdo contigo, las personas que se superan a sí mismas, que además nos enseñan a los demás.

Aleteos!

Belén dijo...

En absoluto ha sido un post largo, en absoluto...

Me ha encantado, sin duda... siempre tengo la duda moral de si hacen bien el fotografiarlo o hay que hacer algo mas... yo creo que ya hacen contándonos lo que ocurre con su lente, pero siempre se crea la misma polémica.

Un besico

florci dijo...

Contar las cosas aunque sea en forma de foto (una imagen vale mas que mil palabras) creo que es una labor maravillosa, enseñar el mundo que ves a traves de tu camara, enseñar la realidad a los demas es algo que no puede pasar inavertido, no se si sera el azar, o la suerte lo que le hizo ser famoso, creo que lo fue porque su labor era esa, informar de lo que veia, de todos modos una buena foto se reconoce al instante.
un abrazo Tawaki!!

Alejandrina Cara de Gallina dijo...

En mi pais hay grupos indigenas que no se dejan fotografiar por que creen que les roban el alma...
Por un momento pienso que puede ser cierto. Yo no me dedico a tomar fotos, sin embargo tuve la oportunidad de fotografiar la pobreza, no tan cruda tal vez, pero me afecto muchisimo... creo que algo del "alma" de estas personas se quedo conmigo mucho tiempo... me recordo la foto ganadora del pulitzer (la de un niño a punto de morir de hambre y un cuervo esperando para comerlo) dicen que el fotografo al poco tiempo se suicidó...

Un abrazo!!!!

nieve dijo...

hola Tawaki, felicidades por este espléndido post. Tu texto y sobre todo tus preguntas transmiten tanta fuerza como las fotografías, fascinantes para mi. Cuando te preguntas sobre la suerte... sabes? yo no creo que sea así. Es olvidarte de tus miedos, tus dudas y caminar por el nuevo sendero que se abre ante ti, dejando atrás condicionantes y tópicos.

En cuánto a si podemos cambiar el mundo, ya lo creo que si!!!. Puedes llamarme ingenua, si quieres (acostumbrada estoy a ello) pero si pertenecemos a los que planta con toda seguridad si se puede. El jardín jamás para de crecer y en la historia de cada planta está el crecimiento de toda la tierra, entonces, todavía quedan dudas de si somos capaces de cambiar el mundo?

Ético o ético?... Todo depende de los ojos con que se mire y la intención con que se haga. En este caso, además de ético, lo creo necesario para dar a conocer al mund entero la realidad de la guerra en toda su crudeza. A menudo se habla con excesiva "frivolidad" sobre las guerras que actualmente están activas a lo largo y ancho del planeta, quizá por la cotidaniedad de las noticas, pero estas fotografías son una prueba irrefutable de la maldad que existe, de lo terrible que puede llegar a ser el hombre, de lo destructivo y aniquilador, con el beneplácito de alguna parte del mundo que lo apoya en base a los intereses económicos de un grupo bastante reducido.

La mujer de la foto... también es madre. Quizá piense que no son las explicaciones las que nos hacen avanzar. Es nuestra voluntad de seguir adelanted, de darlo todo, y puede que algún día logre entender que sucedio en el camino para vivir y sufrir tanta barbarie.

Un beso

Marce dijo...

Ay algunas fotos son tan profundas que lastiman el alma porque son realidad. La lente es un pasaje a ese otro mundo que se fotografia. Muy interesante. besos.

Trini dijo...

Unas fotos sobrecogedoras, en particular la de las madres: La que amamanta sin ofrecer más que amor y la que ha muerto y con ella se lleva el amor maternal de esos niños.

Gracias a él, se conocieron más de cerca las tristes realidades de la enfermedad, el hambre y las guerras.

Un abrazo

ISOBEL dijo...

gracias, me ha encantado conocer a este señor, muchas preguntas que aunque no respondan, ahí quedan las imágenes.

Blau dijo...

Tawa, no lo conocía y me ha gustado mucho el post. Me voy a comprar una cam :o)
Besitos

IRIS dijo...

No lo conocía y he alucinado, no solo con su vida, sino también con sus obras. No se si fue azar, suerte, o como quieras llamarlo que le publicaran aquella foto en aquel periódico, pero de no ser así el mundo perdería un gran fotografo, o tal vez no, nunca se sabe.
He de reconocer también que además de gustarme sus fotografías me han impactado, sobre todo la de la mujer con su hijo y la mujer que muere de cólera. Son impactantes.
Muchas gracias Tawaki, por mostrarnos a un gran fotografo!
Un abrazo muy grande majete!

Merce dijo...

Impresionantes las fotos, no lo conocía.

Sí que es cierto que cuando nos llegan estas fotos, se nos remueve algo por dentro, pero siendo realistas, nos hemos acostumbrado tanto, que las olvidamos demasiado rápido...

Un abrazo

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Me quedé muda, interiormente.

Captar la esencia,
vivir en el ojo del huracán...
contemplar la calamidad humana.

Demasiado cerca para terminar cuerdo...

Demasiado humano.
...dodecaedro.

Las múltiples caras de la guerra.
Gracias!

Que puedas enfrentar tus propias aristas , vértices y caras esta semana.Y recuerda...sólo el conjunto hacen al cuerpo.
Un abrazo!

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Sin duda, un excelente post. Tampoco me pareció largo.
Qué tremenda la guerra y algunas imágenes impresionan. Y esoy de acuerdo en que las personas deben superarse a si mismas.

Bsss. Nos vemos.

Abedugu dijo...

Un buen reportaje no sólo sobre la vida de un fotógrafo, si no sobre sensaciones causadas por la insensatez de los humanos que no se apartan de las guerras y que permiten que en estos tiempos de abundancia todavía haya gente que se muere de hambre.
Las fotos impactantes.
Un abrazo

Fernando Alcalá dijo...

JO, gracias por compartir todo esto. Las fotos, la historia, los interrogantes. Era curioso comprobar que me iba haciendo los mismos a medida que iba leyendo.

leo dijo...

Una entrada estupenda, Tawaki.
Menos mal que aún hay imágenes que nos sacuden, a pesar de que las hemos visto muchas veces, o que nos las imaginamos. Menos mal que todavía tenemos la capacidad de preguntarnos. (Sólo haría falta dar el paso siguiente y aplicar el cuento a nuestras propias vidas. Lo más difícil.)
Buen viaje.

luna llena dijo...

por dios tengo los pelos de punta con las fotos...No conocía al fotógrafo, pero como siempre venir a tu casa es como ir a la escuela pero de forma amena...besos de luna del norte. No trabajes muxo, k es contraproducente

Odiseas dijo...

Fantástico Don McCullin! Auténticas sus imágenes!
Me imagino que la sensación de impotencia debió de ser una constante en su vida... impotencia y frustación por no poder hacer más por todos ellos :(

Felicidades por esta fascinante entrada, Tawaki.

Un beso.

amart dijo...

Magnífica entrada, Tawaki, como siempre.
Hay oficios, profesiones, dedicaciones, que parecen elegir a las personas y no al contrario. Este es un caso claro. Por eso creo que no es procedente la pregunta sobre la ética de algunas fotos. El que es fotógrafo desde antes de nacer (o músico, o explorador, o guardia civil), no puede hacer nada por remediar lo que encierra; sencillamente, no sabe, no puede hacer otra cosa. Este, además, nos araña las tripas, que buena falta nos hace de cuando en cuando.
Un abrazo, amigo.

Yo! dijo...

Hola tawaki, me encantó este post, en principio porque no conocía de este fotógrafo y lo sorprendente de sus fotos... sobran las palabras porque una imagen lo dice todo. Qué don tan increíble de captar en una cámara la esencia del momento y sacar de cada observador sentimientos y conclusiones personales. Muy bueno! Besitos!!

lola dijo...

Tremendísimas fotos por la carga emocional que llevan, que deberían de servirnos de reflexión, ahora mismo hemos pasado por una época consumista por excelencia, ¿cómo podemos hacer esos excesos y después mirar estas fotos sin sentir remordimiento? de verdad que los humanos somos contradictorios. Un saludo!

juan rafael dijo...

Impresionante testimonio fotográfico. Habrá sido el precursor de otros muchos que sigan su estilo.
La vileza de la raza humana hay que atestiguarla para que no se repita.
Saludos.

antero dijo...

Poco me queda que decir a lo ya dicho, durísimas fotos...pero necesarias

Saludos

Tawaki dijo...

Abejitas, yo tampoco había oído hablar de él, pero su historia me fascinó. Besos.

Belén, es que a veces me parece que me repito demasiado con los fotógrafos. Precisamnete quería encauzarlo por la ética y la superación personal. Besos.

Florci, creo que tienes razón, pero a él le costó mucho enfrentarse a las miserias humanas y eso acabó afectando su vida. Un abrazo.

Alejandrina, bienvenida, es un placer tenerte por aquí. Creo que la foto a la que te refieres es de Sebastiao Salgado. Debe ser muy duro fotografiar la pobreza cuando uno sbe que le espera una buena cena y la cama del hotel.

Muchas gracias por vuestros comentarios, que son muy apreciados.

Tawaki dijo...

Nieve, me ha impresionado lo que te has currado el comentario y me alegra ver que coincidimos en todo. Quizás yo no sea tan optimista en lo de conseguir cambiar el mundo, pero ha que intentarlo. Si al menos conseguimos mejorar nuestro círculo, ya es algo. Muchas gracias por tu interés y un beso.

Marce, no en vano lo avisan. Son fotos muy duras que llegan a lo más hondo. Ojalá sirvan para construir un mundo mejor. Muchos besos.

Trini, y eso que he puesto las menos duras. La verdad es que no me imagino convivir con ello un día detrás de otro. Un abrazo.

Isobel, es verdad, yo creo que las imágenes ofrecen las respuestas a quien quiera verlas.

Blau, eso, eso, queremos tener una reportera en el grupo para ver luego las fotos. Un beso.

Iris, me gustó tanto que volveré por la exposición el fin de semana que viene. Yo creo que forjó su propia suerte. Sin duda fue muy valiente. Abrazos cariñosos para ti.

Tawaki dijo...

Merce, bienvenida. Intento devolverte la visita, pero tu peril aún no está disponible. Espero que te animes pronto y que me lo hasgas saber.

Tienes razón al decir que nos hemos acostumbrado. Por eso hay que enseñarlas una y otra vez. Un abrazo.

Ferípula, él no se volvió loco, pero sufrió mucho a lo largo de su vida. Eso le da más mérito a sus acciones, en mi opinión. Un abrazo.

Mónica, más que largo, temo repetirme demasiado, pero veo que todos habéis captado la historia que hay detrás de sus fotos. Un beso.

Abedugu, qué lástima que aún haya cosas así, ¿verdad? Parece que la humanidad no quiere avanzar. Un abrazo.

Fernando, e cuanto vi la exposición supe que tenía que colgarlo. Para que no se nos olvide que aún quedan muchas cosas por arreglar. Un abrazo.

Leo, ese paso es el más difícil, porque requiere que nos impliquemos. Ojalá que alguien cambie su actitud al ver estas fotos. Un beso.

Luna Llena, se trata de una escuela en la que los alumnos enseñan. Trabajaré lo mínimo, lo prometo. Besos.

Odiseas, bienvenida. Me alegro de que te haya gustado. En el vídeo él comenta lo difícil que se le hacía su vida por momentos. Muchas gracias por ts palabras de aliento y un beso.

Muchas gracias a todos (incluidos los anteriores, que se me olvidó) por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Amart, me gusta es ide de que son los oficios o profesiones los que eligen a las personas, porque creo que es cierto y es una bonita forma de expresarlo. Un abrazo.

Yo!, tú lo has dicho: sobran las palabras porque las imágenes son lo sucientemente elocuentes. Un beso y gracias por tus ánimos.

Lola, ¿verdad que conmueven? Es importante que nos recuerden que esto existe, sobre todo a quienes vivimos en el primer mundo y nos quejamos. Un abrazo.

Juan Rafael, seguro que ha hecho escuela. Las exposiciones son una buena forma de conocer a este tipo de personas y permiten que su obra no caiga en el olvido. Un abrazo.

Antero, son muy necesarias porque, por desgracia, tendemos a olvidar lo que no nos gusta.

Muchas gracias a todos por dejar un comentario.

momo dijo...

A mi tampoco me ha parecido largo, porque cuando las historias te atrapan , se te olvida el tiempo.
Es un post esplendido,tawaki.
leyendo lo que dice Alejandrina... en el libro de Reverte" El pintor de batallas"
un antiguo fotógrafo pinta un gran fresco circular en la pared: el paisaje intemporal de una batalla. Lo acompañan en la tarea un rostro que regresa del pasado para cobrar una deuda mortal,precisamente por una foto.
Hacia mucho que no venia por aquí, porque cuando vengo quiero hacerlo despacito, y darte las gracias, por regalarme tus saludos.
Un abrazo

Mandarina azul dijo...

Yo tampoco lo conocía hasta ahora, Tawaki; así que gracias.
Buf, sus fotos son impactantes, como fascinante su historia.
Y los apuntes en rojo que tú añades... no tienen desperdicio alguno.
No me extraña que al final de su vida, y visto todo lo que había visto, sus paisajes fueran como los que nos muestras tú hoy. El último es... uf...
En fin, que el post será larga, pero me voy encantada.

¡Un beso, Tawaki! :)

rajo de luz dijo...

Excelente reportaje de Don Mc Cullin, interesante su vida , su interés por mostrar los mayores sufrimientos que vive el ser humano para intentar ayudar.
Me gustó. Un abrazo.

Patry dijo...

Ya conocía a este fotógrafo. Hice un trabajo sobre él y otro sobre Kevin Carter.
Es increible como una foto puede provocar tantas sensaciones.

Un abrazo!!!

carmen dijo...

No lo conocía, no, no lo conocía.Es cierto lo que dice sobre el dramatismo que puede acrecentar el color, no por ello el desgarro, el dolor o la belleza (en sus paisajes) decrecen.
Me gusta pasar por tu casa tawaki por tu manera de hablarnos y por tu compartir...
Espero otro post igual de largo esta semana....
un beso

Mari Carmen dijo...

No le conocía. Las fotos son estremecedoras y espléndidas. Me imagino lo duro que debe serles a estos hombres y mujeres el toparse con esa realidad. Nunca se está suficientemente a cubierto de la marea de sentimientos que suscitan.

Gracias :)

Blau dijo...

jajaja Tawaki, me suena, me suena!!! quiero una marca y modelo, presupuesto max. 250 euros

Merce dijo...

Hola Tawaki, es que mi blog es de blogia, por eso no te sale...

Si quieres hacerme una visita, aquí...y encantada de saludarte

http://mercecasado.blogia.com/

Azul... dijo...

Un post buenísimo, Tawaki, no pierdo la capacidad de asombro, de dolor frente a imágenes que, desgraciadamente vemos a diario...

Me quedo sembrada de sus dudas, de las tuyas y de las mías...no, no es un dodecaedro sino un poliedro...

Te mando un besote

Brisa de Amor dijo...

Hola amigo Tawaki!
Evidentemente la vida le otorgo el don de poder ver a traves de la lente de una camara con mayor sensibilidad cada trazo de la historia, lo que sufrio de chico la vida misma se encargo de premiarlo de adulto!

Una maravilla!

besos y despues de tanta labos descansa, te espero!

PULGACROFT dijo...

Pues a mí se me ha hecho corto tu post. Me encanta la Fotografía en general y más cuando capta de esta manera la "miseria humana" (nunca mejor dicho en este caso). No conocía a este fotógrafo pero me alegro de que nos lo hayas acercado, miraré con detenimiento los enlaces que nos dejas. Tawaki un post genial , como siempre.
Vuelve pronto. Saludos.

Izel dijo...

Ojalá yo fuera capaz de captar de esa forma las cosas que veo... pero eso es un don y, cuando lo repartieron, llegué tarde...

No, no ha sido nada largo...

Agatha Blue* dijo...

Unas fotos increibles.

Realmente una imagen vale mas que mil palabras.

Cuando he visto la de la madre y el hijo, sus ojos... sus ojos piden ayuda y consuelo.

Agatha Blue*

Manderly dijo...

No sabía nada a cerca de la vida de este fotógrafo. Perosonamente prefiero otro tipo de fotografías ya que no me hace falta ver las miserias que traen las guerras sin motivos importantes. Además que siempre son los más inocentes los que la sufren. Y son pocos, aquellos que tienen poder para remediarlo y no hacen nada. Quizás debiera ser a esos a los que deberían enseñar estas fotografías... o mejor todavía que vieran las consecuencias de sus actos in situ y no con una visita oficial de una hora de duración!!

Entonces me quedo con las fotos de su última etapa.

Saludos

Marcel.la dijo...

Excelente post. COmparto la frase que una imagen vale mucho más que mil palabras y creo que lo has conseguido.
Etica y moralidad sempre puestas en duda, considero que cada uno marca su punto de lo etico y la moralmente correcto. Las fotografías no son inmorales ni antieticas sino que nos muestran simplemente la realidad del mundo y que muchas veces no se nos deja ver ....
Gracias por insitar a la reflexión.

saludos

Tawaki dijo...

Momo, me preocupaba sacar demasiados temas a la vez, pero ya veo que te has currado el comentario, lo cual se agradece. Un abrazo.

Mandarina Azul, seguramente vuelva a verlo este fin de semana. desde luego su vida no fue fácil. Besos.

Rajo de luz, eso es lo que siempre quiso: ayudar. Y al final lo consiguió. Un abrazo.

Patry, ahora tendré que investigar quién es Kevin Carter, ja,ja. Me encanta. Un abrazo.

Carmen, gracias por tus elogios. Otro post, complicado, me temo que tengo mucho trabajo, pero veré qué se puede hacer. :) Besos.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, que enriquecen este blog.

Tawaki dijo...

Mari Carmen, ya tiene que ser duro de por sí meterte en mitad de una guerra, pero ¿cómo se hace para desayunar, coger la cámara y entrar en un hospital donde la gente se muere literalmente de hambre? Gracias ti.

Blau, en cuestión de fotos somos demasiado diferentes, buscamos cosas diferentes, quiero decir. Te puedo aconsejar en cosas técnicas, pero el modelo es muy personal. Lo que tú buscas es de lo que yo huyo. Las fotos que tú vayas a hacer son las que yo no hago. Olympus y Panasonic son buenas marcas. Canon y Nikon son muy buenas, pero demasiado caras. La Sony a mí no me gusta. Kodak está haciendo modelos baratos que están bastante bien.

Aquí tienes mucha información
http://www.dcresource.com/

Aquí tienes cámaraspor debajo de 400 dólares

http://www.dcresource.com/buyersguide/

Espero que te sirva, pero no te olvides de "tocarla" antes de comprarla.

Besos.

Merce, esto ya es otra cosa. Tu blog me gusta, así que me verás a menudo por allí.

Azul, preguntas para las que hay respuestas, pero no hay voluntad, ¿verdad? Besotes con cariño.

Brisa de Amor, ciertamente hay que tener un don para sobreponerse a todas estas cosas. Muchos besos.

Os agradezco mucho que hayáis venido a verme y que me comentéis. Sois la alegría de este blog.

Tawaki dijo...

Pulgacrof, me alegro mucho de que te haya gustado. En cuanto a los links, no los pongo porque sean buenos necesariamente, sino porque las fotos no son mías. Un fuerte abrazo.

Izel, tú las ves, solo que las escribes. Y no llegaste tarde, que casi los acaparas todos. Abrazos.

Agatha Blue*, añadí esa foto al final porque me parecía demasiado dura. Al final decidí ponerla porque la entrada lo merecía en mi opinión.

Manderly, tienes razón al decir que debrían verlas los que mandan, pero yo creo que cuanto más se nos recuerde que estas cosas pasan, más presión ejerceremos sobre los que deciden. Un saludo.

Marcel.la, me gusta pensar con la gente y descubrir otros puntos de vista porque considero que nos enriquece. Estoy de acuerdo en que la fotografía es ética, pero McCullin se preguntaba si esperar en una casa a que volviera la mujer para fotografiarla, lo era. Yo pienso que sí, pero no todo el mundo está de acuerdo. Un saludo.

Gracias por vuestros comentarios, sin los que este blog quedaría cojo.

nélida dijo...

Puede que suene feo, pero creo en la belleza del horror, porque creo que es la única manera silenciosa de llegar al corazón y me parece que es lo que quizo hacer Don McCullin. Muy bueno el post. Saludos!!

Raquel dijo...

Tawaki, da gusto leer cosas así. No sólo por la historia en sí sino porque tú la cuentas y le das vida.
Un abrazo

Elena de San Telmo dijo...

Personalmente me gusta más el primer período de este gran fotógrafo.

No se si es ético mostrar a las personas en tal grado de degradación.
Tengo mis dudas.

Es sólo una opinión sobre el tema, las fotos son más que excelentes, claro, y es indudable que dan testimonio-

Un abrazo grande

almena dijo...

Son impresionantes las fotos.
Y en blanco y negro que incrementan aún más su dramatismo...

Un abrazo!

La LLama Violeta dijo...

que digo largo! laguiiiiisimoooo... jajaja

y ya estas trabajando?

jajaja mentira amigo... escriba lo q guste... un besito violeta...

Tawaki dijo...

Nélida, te entiendo perfectamente. En mi opinión una foto puede mostrar algo horrible de una manera bellísima. Bienvenida y un abrazo.

Raquel, me alegro de que te haya gustado la entrada. Un abrazo.

Elena de San Telmo, él se lo preguntaba cada vez que hacía una foto. Solía pedir permiso, pero eso no siempre era posible. Un abrazo.

Almena, pues sí, la exposición está muy bien. Un abrazo.

La LLama Violeta, me gusta la gente que tiene sentido del humor. Estoy preparando una para el otro blog que os vais a ... Besos.

Muchas gracias por dejar un comentario. Ya sabéis que los valoro un montón.

Hot Woman dijo...

Una historia muy buena, las fotos muy tristes.
Me encantó visitarte, vendré segudo.
Saludos

Jassy dijo...

Voy a matricularme a fotogrtafía este año...menudo ejemplo.
Lindo blog, estoy enganchada
Beso

Tawaki dijo...

Hot Woman, bienvenida. Son tristes, pero está bien que nos hagan pensar de vez en cuando, ¿verdad? A mí me parecen increíbles. Un saludo.

Jassy, bienvenida tú también. A mí la fotografía me apasiona como aficionado. Aún tengo muchísimo que aprender. Un beso.

Muchas gracias por vuestros comentarios.

en busqueda dijo...

HOLA TAWAKI,PERO CON QUE RAPIDEZ ESCRIBES !!!

QUE FOTOS TAN BIEN TOMADAS,PERO CUANTA TRISTEZA ENVUELTA!

SALUDOS

Tawaki dijo...

Gloria, me emociona verte visitar entradas antiguas, sobre todo porque has tenido que leer bastante.

Las fotos muestran lo peor del ser humano, pero nos traen el mensaje de que no olvidemos que queda mucho porhacer.

Esa era la intención del fotógrafo cuando las hizo y me pareció que yo dbía aportar mi granito de arena.

Muchos besos, amiga.

Anónimo dijo...

geotorelxz consolidate debt
debt consolidation loans
paying off credit card debt