martes, 16 de marzo de 2010

Miguel Delibes

Es curioso, porque para esta entrada tenía previsto un homenaje a un hombre excepcional, solo que no era éste. Miguel Delibes, uno de nuestros más grandes escritores, se ha colado de forma imprevista.

Foto EFE


No se trata de escribir ningún panegírico, porque otros ya lo han hecho, sino de rendir homenaje con esta humilde entrada a un autor con cuyas obras he disfrutado muchísimo. No dejéis de acercaros a ellas si tenéis ocasión.

Delibes describe de forma precisa, amena y sentida una tierra, Castilla, y unos personajes que en nada se parecen a los hombres del siglo XXI. Un pasado cercano en el tiempo pero tan alejado por las nuevas tecnologías que apenas si lo reconocemos. Tal y como escribió Pedro Cáceres, "dentro de poco, habrá que leer a Miguel Delibes con el diccionario en la mano."

La sombra del ciprés es alargada (Premio Nadal 1947) fue su primera novela. Después llegarían El camino, La hoja roja y la excepcional Cinco horas con Mario. Nunca olvidaré la interpretación que Lola Herrera nos brindó de este monólogo tan especial en el que las ideas están engarzadas como las cuentas de un collar. Se reiteran, y las hacemos nuestras.


Por no hablar de Los santos inocentes, El disputado voto del señor Cayo, Mi idolatrado hijo Sisí y muchas más que pienso releer en cuanto pueda.

Ese tema tan recurrente en sus novelas, la muerte, se ha presentado y se lo ha llevado. Él mismo le había abierto las puertas, sobre todo después del deceso de su mujer, de su mejor mitad, como la describió en más de una ocasión.

Vamos a echar de menos a un hombre cabal, inteligente y mesurado, que no se rindió ante los poderes establecidos y que nos avisó hace bastantes años de los peligros del progreso.

26 comentarios:

Elena dijo...

Magnífica entrada Tawaki.
Precisamente el mes pasado leí "La sombra del ciprés es alargada", novela que quería leer y por "h" o por "b", acababa por ceder la vez a otra.
Al final pudo ser, me gustó bastante aunque me pareció muy pesimista.
Recojo aquí una frase que subrayé porque me pareció preciosa:
"El pesimismo sólo nos deja ver las espinas en los rosales, la muerte en el hombre, la carne en el amor. Alimentados de pesimismo no vivimos la vida, la sufrimos".

Un beso.

Frabisa dijo...

Tawaki, me encanta este precioso homenaje que le has hecho a este magnífico hombre y escritor, te felicito por ello.

A mi modo le estoy homenajeando leyendo su libro "Las Ratas".

un beso

Sylvia Reguero dijo...

Enhorabuena por esta entrada .
Yo también recuerdo con el ansia que lei sus novelas, La sombra del cipres fué mi descubrimiento.
Tengo proposito de volver a su lectura .
bss

Belén dijo...

Sólo por el camino, ya merece un homenaje así...

Y te lo agradezco :)

Besicos

SilviaE.D. dijo...

Hola Tawaki!
Sentido homenaje el que hacés!
Por acá no es conocido.
Un beso!

Raquel dijo...

Tal vez sea el momento de leer algo más de él. Hace tiempo que le perdí la pista.

lola dijo...

No he leído mucho de él, tres o cuatro libros, pero me encanta su forma de describir un mundo que no tiene nada que ver con el mío, yo siempre he sido muy de ciudad. El otro día volví a ver Los Santos Inocentes. Aparte de la historia, la interpretación de Landa y sobre todo de Rabal es magistral. Y el señorito Iván, recibió lo que merecía. Un saludo,

momo dijo...

bella y compartida escorpión.
era un ser tan integro , que por eso lo que escribia , lo sentias tan de verdad.
un beso

Qalamana dijo...

Bonito homenaje Tawaki... la verdad es que a mí no me gustan demasiado sus libros (tal vez los haya leído en el momento inapropiado) aunque "Mujer de rojo sobre fondo gris" es uno de mis favoritos...

Antero dijo...

Pienso que con Delibes ha muerto el último de los grandes escritores españoles. Has plasmado magníficamente su forma de escribir.

Saludos

Leodegundia dijo...

Me gusta el homenaje que le haces a Delibes y creo que es muy merecido pues no sólo tenía categoría como escritor, también la tenía como persona.
Aunque sus obras son bien conocidas, quizás ahora con su muerte lo sean todavía más.
Un abrazo

nieve dijo...

Fantástico homenaje al maestro, te felicito por esta entrada.

Un beso

Cyllan dijo...

Como me alegro de que en el insti me obligaran a leer a Delibes. Puede que no lo hubiera conocido si no es por eso. Un grande de la literatura española y mundial.

Neli dijo...

Preciosa entrada, Tawaki.
Sentida y sincera, sencilla y poco pretenciosa.
Diferente.

Un gran hombre y una gran descripción la tuya. Sin duda muchas obras pasarán a la historia y seguirán por siglos y siglos (eso creo yo).
Hay películas y obras de teatro que han dado fe expresa de lo que él quería contarnos. Me ha hecho gracia eso de que "pronto tendremos que leer sus libros con un diccionario en la mano". No conocía esa frase ni la autoría.

Un beso grande para ti.

Anónimo dijo...

Me quito el cráneo ante Delibes y también ante ti por esta entrada.


Hermano C

Tawaki dijo...

Elena, tienes razón, es triste, pero está muy bien escrita. Yo la volveré a leer un día de estos. Un beso.

Frabisa, es otro de los que quiero volver a leer. Un beso.

Sylvia, recuerdo que la tuve que leer en el colegio y a partir de ahí fueron cayendo todos, uno detrás de otro. Un beso.

Belén, he vuelto a leer Los santos inocentes. Ahora le toca a El Camino. Recuerdo que me gustó mucho. Un beso.

Silvia, escribe muy bien, sobre las personas, los pueblos, la tierra de nuestros abuelos... Un beso.

Raquel, yo ya lo estoy volviendo a disfrutar. Un beso.

Lola, he empezado a verla, pero la tuve que dejar. La verdad es que lo hacen tan bien que me resulta repulsiva. Un abrazo.

Momo, le vamos a echar de menos. Seguro. Un beso.

Qalamana, me extraña, porque describe muy bien, pero sobre gustos ya se sabe... Un beso.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Antero, no sé si el último, pero sí mi favorito. Un abrazo.

Leodegundia, la muerte siempre viene con dote. Y mayor cuando se trata de grandes personas. Un abrazo.

Nieve, muchas gracias, se te echa mucho de menos. Un beso.

Cyllan, en aquel tiempo nos obligaban a hacer muchas cosas de las que ahora nos alegramos. Un beso.

Neli, se ha escrito tanto, y tan bien, sobre él que no sabía muy bien cómo expresar mi agradecimiento. Un beso.

Hermano C, pues queda al descubierto una mente preclara. Un abrazo.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

isobel dijo...

jo, llego un poco tarde, pero es imposible no leerle y sumergirse en el, es tan grande, un beso

Antonia Magide dijo...

Enhorabuena por tan buena entrada, la verdad se nos ha ido un gran escritor.
Bsitos!

Serrano-chan dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada,quizás porque delibes para mí es muy cercano,me encantan sus obras. Cinco horas con Mario con Lola Herrera,magistral en el escenario,me parece estar escuchandola.....
"Era tarde para su costumbre,pero al abrir las contraventanas,aún pensé que pudiera estar dormido..."
Un abrazo amigo mio,me gustaría charlar más a menudo,pero me faltan horas en el día.

José Núñez de Cela dijo...

Hola Tawaki. Coincido en prácticamente todo lo dicho.

esta es mi versión de casi lo mismo:
http://jancarti.blogspot.com/2010/03/delibes.html

Un saludo

momo dijo...

Que magnífica entrada ... y que magnífico no sólo escritor sino persona...
Escorpión te has ido de puente?
pues disfruta y un besín

Elvira dijo...

Yo sólo he leído un par de novelas de este magnífico escritor. Creo que este año voy a corregirlo, sin más dilación.

Bonito y merecidísimo homenaje, Tawaki.

Un beso

Tawaki dijo...

Isobel, tú nunca llegas tarde. Un beso.

Antonia, no te conocía con ese nombre, pero ya te he localizado. A ver cuándo actualizas, que nos tienes muy abandonados. Un beso.

Serrano-chan, no eres la única que anda falta de tiempo, no creas. Un beso.

José, bienvenido. Pasé por tu blog y me gustó. Un abrazo.

Momo, me voy mañana. Que lo pases muy bien. Un beso.

Elvira, deberías, porque las tiene muy buenas. Seguro que te gustan. Un beso.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

nélida dijo...

Muy bueno Delibes, terminé de leer, espectacular, algo ya te comenté.
Besos

Tawaki dijo...

Nélida, me alegro mucho de que te haya gustado. Es uno de mis escritores favoritos, y fue además una gran persona.

Besos.