miércoles, 31 de marzo de 2010

Mil soles espléndidos

La dureza de Cometas en el cielo es un juego de niños comparada con la de este libro. Han sido varias las veces he tenido que pararme a tomar aire, asqueado por la crudeza con la que se describe la vida en Afganistán.

Es un libro difícil de leer que te abrirá las puertas de una forma de vida retrógrada, bárbara y brutal, presidida por la violencia y la absoluta falta de derechos. Ya la conoces, ya sabes que existe, pero querrás seguir olvidándola.

Me pregunto qué pasaría si dedicásemos cinco minutos en cada telediario a denunciar estas barbaridades en lugar de repetir siempre los mismos lugares comunes. Quizás pudiésemos despertar entonces esa conciencia colectiva que yace ahora muerta entre los pliegues de nuestra felicidad y comodidad occidentales.

Pero parece que no interesa. Es evidente que no. Prefieren darnos la versión parcial y partidista de siempre.




Según palabras del propio autor, al comienzo de sus agradecimientos:

“Desde hace casi tres décadas, la crisis de refugiados afganos ha sido una de las más graves del planeta. Guerra, hambre, anarquía y opresión obligaron a millones de personas – como Tariq y su familia – a abandonar sus hogares y huir de Afganistán para instalarse en los países vecinos de Irán y Pakistán. En el punto álgido de este éxodo, había ocho millones de refugiados afganos fuera de su país. Actualmente, más de dos millones siguen viviendo en Pakistán.”

27 comentarios:

momo dijo...

Estoy de acuerdo contigo , durante su lectura , tenia que pararme debido a la crueldad de algunos pasajes , precisamente porque intuia que no sólo era literatura.
te despierta un odioa hacei ciertos seres humanos increible.
Es dura esa realidad .
un abrazo muy fuerte escorpión

Sylvia Reguero dijo...

No puedo opinar por que no la he leido,pero por lo dura que es tú critica, y el comentario de momo deduzco que habra que leerla con una cierta predisposición, a no ahogarse en el intento, así es mejor ir un poco preparado.
Besos.

Neli dijo...

Desde que lei un "Burka por amor" me ha pasado lo contrario, he querido saber más y mejor sobre esa cultura.
Claro que enerva tanta injusticia y tanto retrógrado en pleno siglo XXI, tantas barbaridades y miserias, tantas vidas que no tienen otras opciones.....

Pero siempre termino con el mismo sentimiento, igual que el tuyo que aqui describes, gritar a los cuatro vientos lo que ocurre, porque gritas de rabia, no se puede volver la vista a otro lado como si no sucediera, como si esas personas no existieran.

Un beso.

Elena dijo...

Hola Tawaki.
No he leído el libro pero me imagino su crudeza.
No puede ser de otra manera cuando se trata de describir fielmente la realidad de Afganistán.
Pero...¿occidente es culpable o debemos buscar las causas en un sistema fundamentalista islámico?

Está claro que jamás saldrá de la Edad Media mientras el país esté en manos de estos energúmenos.

Un beso.

Serrano-chan dijo...

Antes de leer el libro ya sabía bastante de este pueblo dolorido y sobre todo de sus mujeres,pero después de leerlo,no hay un día que no piense en ellas y en los niños educados desde que nacen en el odio...
Yo también tuve que dejarlo de vez en cuando al lado para tomar aire,no se puede leer de un tirón a menos que seas insensible a todo.
Los que hemos nacido de este lado tenemos mucha suerte.

Jassy dijo...

Me lo recomendaron hace un tiempo, pero ahora ando mega sensible y no me atrevo a cogerlo...aunque no hay que ponerse a leer un libro para saber lo que hay alli por todo lo que nos llega, solapado pero llega...que suerte tenemos de estar donde estamos, sobre todo las mujeres aunque paresca machista decirlo

Belén dijo...

Hace poco me lo leí, y es precisamente los pasajes menos literarios lo que salvo del libro, no es solo una historia de amistad, es una lección de Historia.

Besicos

lola dijo...

Y yo pregunto ¿los partidarios de la Alianza de civilizaciones lo han leído?
Saludos afectuosos, y buen fin de semana.

Antero dijo...

no lo he leido, aunque en la biblioteca es de los libros que más se leen.

Lo de despertar las conciencias cada día está más complicado, la gente, en general, solo reacciona cuando le afecta a ellos y Afganistán está tan lejos...

Saludos

Abedugu dijo...

Desgraciadamente si lo comentaran en los telediarios acabaríamos por verlo con la misma indiferencia que vemos otras muchas cosas más. Cada día nos sorpenden menos las tragedias ajenas, nos estamos volviendo insensibles al dolor de tanta gente que sufre en todo el mundo.
Tomo nota del libro.
Buen fin de semana

Qalamana dijo...

Efectivamente, las opiniones de los medios son cada vez más partidistas... triste, triste...

Me lo apunto en la lista de pendientes: gracias por la recomendación!

nelida dijo...

mmmm esta es un lectura que me estoy debiendo, pero a la que creo no accedo para no saber de tanto horror. Lo tenemos en la biblio y no hay quien lo haya llevado que venga asqueado y asombrado.
Veré si me le animo en algún momento por ahora, no es mi tiempo.
Besitos

Isabel dijo...

Es lo de siempre, amigo. No interesa. Sus vidas no interesan, su país no representa nada útil. Nosotros vivimos demasiado "bien" para dejarnos salpicar por un poco de humanidad. Besos y que nos pique la conciencia.

Raquel dijo...

Es muy dura su lectura en algunos momentos pero sé que me gustó mucho haberlo leído.
Un abrazo

Natacha dijo...

Es horrible.... y todos, como siempre mirando para otro lado.
Afortunadamente siempre hay alguien que alza la voz y aunque sean unos pocos, se ponen a pensar... Lástima... yo creo que los políticos no leen, no ven, no escuchan...
Un beso, cielo.
Natacha.

Elvira dijo...

Yo vi la película Cometas en el cielo y me gustó mucho, me la recomendó mi hija que ha leído los dos libros que mencionas.

Tienes razón, miramos demasiado algunas cosas y a otras les cerramos los ojos, no puede ser.

Un beso

Moisés dijo...

Pero para papa-estado no es bueno que la gente se involucre y piense demasiado en cosas que papa-estado cree que no debemos involucrarnos o pensar.

juan rafael dijo...

Pues yo lo leí porque lo recomendo Belén en su blog y sí, hay pasajes que me leí dos veces para poder creerme hasta donde puede llegar el ser humano.

Ejco dijo...

Invita a leer este libro. Es muy fácil taparse los ojos y no ver nada, es muy fácil, pero el día en que todos nos atrevamos a abrir nuestros ojos y a hablar, algo cambiará.

Besitos

Tawaki dijo...

Momo, yo no sé si llamarlos seres humanos... Un abrazo.

Sylvia, el libro es muy bueno, pero durísimo. No obstante, conviene leer estas cosas para darnos cuenta de que la vida no siempre es fácil ni bella. Un beso.

Neli, es fundamental que los que podemos gritar lo hagamos. Debemos hablar por aquellos que estan silenciados. Un beso.

Elena, ellos son los culpables, no nosotros, aunque sí critico nuestra indiferencia y que miremos para otro lado. Un beso.

Serrano-chan, tú lo has dicho, nuestra vida depende de nuestro lugar de nacimiento. Y no le damos el valor que tiene. Un beso.

Jassy, espero que esta vez vuelvas para quedarte, porque se te echó de menos. No es un libro para leerlo si estás ultra sensible. Un beso.

Belén, eso parece, que nos va contando la historia de Afganistán. Ahí radica el interés, en aprender más sobre ellos. Un beso.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Lola, has puesto el dedo en la llaga. No creo que lo hayan leído, y en cualquier caso se lo callan. Un abrazo.

Antero, para despertar la conciencia primero hay que tenerla, es verdad. Un abrazo.

Abedugu, coge también un par de pañuelos, porque los vas a necesitar. Un abrazo.

Qalamana, cada cual arrima el ascua a su sardina, sin importarle lo que les pase a los demás. Besos.

Nélida, hay que leerlo con cierta predisposición y con una buena armadura, porque te llegará muy dentro. Un beso.

Isabel, lo has resumido perfectamente. Un beso.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Raquel, a mí me pasa lo mismo. No me arrepiento de haberlo leído, todo lo contrario. Un abrazo.

Natacha, no les interesa porque no hay votos de por medio. Demasiada realidad de golpe. Un beso.

Elvira, los dos son duros, pero éste me ha impactado más. Un beso.

Moisés, tú es que eres un peligro. Mira que darte por pensar en estos tiempos... Un abrazo.

Juan Rafael, leerlos dos veces, eso sí que es echarle huevos. Un abrazo.

Ejco, Dios te oiga y cambie pronto, porque hay demasiada gente sufriendo en silencio. Un beso.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Suyira dijo...

Es impactante poder conocer las historias que hay detrás de estas vidas de estas personas, te encuentras con tanto dolor, que a veces te preguntas, sería capaz de yo soportar aquel dolor?

Hay muchas cosas que nos quedan por conocer por ser empáticos y por entender y sentir.

Suyira dijo...

Interesante libro, Gracias por sugerirlo.

He regresado por estos lados, te dejo mi nueva dirección y te sigo.

Besos y lindo Domingo.

Mi comentario quedo en dos partes... jeje tuve problemas. ^-^

angela dijo...

Por fin de nuevo por estos lares...
Me hablaron del libro lo tuve en mis manos y pense en lo miserable que es el ser humano cuando se lo propone...Vivimos tiempos muy difíciles de asimilar... La hipocresía es el reflejo de una sociedad anestesiada ...Tawaki totalmente de acuerdo con lo que dices, comaparto lo que nos dices y te felicito por gritar en nombre de los oprimidos que no es poco.Un abrazo y que tengas también una estupenda semana

SilviaE.D. dijo...

Hola Tawaki!
Se nota que no estoy con todas las luces...no dejé comentario...o no lo guardé...porque sé que leí este artículo.
La verdad es que al ver por televisión la forma en que viven, uno se hace la idea de lo que puede ser la realidad. Muchas veces pienso cómo se podría hacer para que cambie esa manera de vivir tan retrógrada, precaria, inhumana...
Para decir la verdad...no me animo a leer un libro tan crudo.
Un beso!

Tawaki dijo...

Suyira, pienso que no sería capaz de soportarlo, pero por otro lado sé que la capacidad de resistencia del ser humano es muy grande. Un beso y buen finde.

Ángela, a mí me llevó seis meses empezarlo, pero luego lo leí casi del tirón porque engancha. Que lo pases bien este fin de semana.

Silvia, a veces pasa, que uno piensa que ha dejado comentario y éste no aparece. Yo creo que la única forma de conseguir que estas injusticias desaparezcan es luchando contra ellas día tras día. Un beso.

Muchas gracias por vuestros comentarios.