viernes, 8 de febrero de 2013

Más viajes (de trabajo)

El comienzo del año siempre es movido en cuanto a viajes de trabajo se refiere, y el 2013 no es una excepción. Al menos no he tenido que sacrificar un fin de semana de enero como suele ser lo habitual, algo es algo.
 
Es curioso, pero pasaron 27 años entre mi primer y mi segundo viaje a Münich mientras que la tercera visita sólo se demoró diez meses. Claro que esta vez no he paseado por sus calles ni he disfrutado sus cervecerías. Sólo ha caído una pequeña cerveza de un litro en la célebre Hofbräuhaus.
Lo que sí hicimos una tarde fue acercarnos por la academia de conducción de BMW, que se encuentra en un antiguo aeropuerto, para asistir a un curso de cuatro horas. Éramos once, así que después de un poco de teoría nos distribuimos por parejas en media docena de coches de la serie 3 y salimos a quemar neumáticos.

El curso en sí no vale gran cosa, pero nos reímos un montón sorteando conos, haciendo apuradas de frenada y dando vueltas al circuito. Los trompos los dejamos para el final, cuando ya había anochecido.
Da gusto conducir coches tan potentes sin miedo a que te pongan una multa.
 

 
Lástima que algunos tuvieran que tomar un vuelo para Corea; de haber tenido más tiempo habríamos hecho la reunión en Sttutgart y habríamos pilotado un Porshe. Quizás el año que viene podamos hacerlo.

12 comentarios:

Elena dijo...

Y yo con el carné de conducir en el bolso muerto de la risa. Ya ves, soy de esas personas que se sacaron el permiso para nada, es pensar en ponerme al volante y me entran unos sudores que...
Por cierto, el curso no lo darías después de meterte entre pecho y espalda un litro de cerveza ¿verdad?

Un abrazo Tawaki, y sigue disfrutando de tus viajes, aunque sean de trabajo.

Raquel dijo...

¿Por qué lo de la academia de conducción de BMW? Ummm... interesante

Sylvia Reguero dijo...

Ay......que pedazo de PIJO.....
Que viaje tan sacrificado....
Que poquito has disfrutado.....
No se ponerme a llorar......
Buuuua. Buuuua....

Senior Citizen dijo...

Cuidadín, cuidadín... Que no se te olvide ahora que estás en las carreteras españolas. Y en tiempos de crisis, con poco mantenimiento.

Leodegundia dijo...

¡No, si algunos se divierten bien en el trabajo! lo bien que te lo debiste de pasar.

José Núñez de Cela dijo...

Ojo, que después de la "cervecita" podrías acabar haciendo eses.

Supongo que el curso no lo animaría la misma banda de la Hofbräuhaus!

Blau dijo...

Tawa, esto es trabajo y lo demás es lo de manos, hala!

un besote

nélida dijo...

Como cuando niños jugaban con autitos de mentira,no?

Tawaki dijo...

Elena, ja,ja, es verdad, tenía que haber puesto las fotos en orden cronológico. La cerveza cayó después.

Raquel, se trata de una reunión anual en la que siempre buscamos un momento de diversión. Normalmente es una visita turística a la ciudad de turno, pero en esta ocasión hicimos algo diferente.

Sylvia, ya que tengo que viajar, por lo menos hay que disfrutar de lo que se pueda, ¿no te parece?

Senior Citizen, apenas conduzco en España, y menos con el pobre mantenimiento que tienen nuestras carreteras.

Muchas gracias a todas por vuestros comentarios.

Tawaki dijo...

Leodegundia, yo me divierto en donde sea, que la vida es muy corta.

José Núñez de Cela, nooo, yo no puedo beber y conducir; me afecta un montón.

Blau, y que lo digas. Alguna compensación tenemos que tener.

Nélida, sí, solo que estos corrían que se las pelaban.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Nélida G.A. dijo...

Pero qué bien te lo pasas trabajando!!!!!!!!!!
Genial, me alegro por ti.

Todos tenemos cosas buenas y malas en nuestro trabajo, cuando a ti se te olviden las primeras......dímelo que yo tengo buenos ejemplos como este para recordártelo.

Saludos desde esta cálida tierra.
Neli.

Tawaki dijo...

Nélida, descuida, que soy de los que ven la botella medio llena. Sobre todo porque no hay motivos para quejarme, más bien todo lo contrario. Gracias por la visita.