jueves, 30 de agosto de 2012

Calvario de Plougastel

Por fin me he puesto con las fotos de Bretaña, así que aquí os traigo una primera entrega, correspondiente a este bonito calvario, el mayor de todos los que vimos por tierras bretonas. Lo podemos encontrar en el tranquilo pueblo de Plougastel Daoulas, al sur de Brest.



Construido entre 1602 y 1604 para celebrar el final de una epidemia de peste, fue dañado durante la Segunda Guerra Mundial. Así pues, lo que vemos hoy es fruto de una restauración llevada a cabo por suscripción popular.

Fue declarado monumento histórico en 1889 y consta, según las fuentes, de 171 o de 181 figuras, esculpidas en granito de Kersanton.



Junto al monumento hay unos paneles explicativos que vienen muy bien para desentrañar tanto personaje.


Se pueden apreciar diferentes escenas de la vida de Cristo, como la Natividad, la entrada en Jerusalén, el Bautismo, la Sagrada Cena, su Pasión, etc.





Tuvimos suerte de poder aprovechar algunos rayos de sol para hacer las fotos.

Iré trayendo más instantáneas del viaje conforme las vaya “revelando”.

14 comentarios:

Raquel dijo...

Tawaki,
dos de mis amigos ha ido este verano a Bretaña. Me sorprende la coincidencia. ¿Qué será?

Senior Citizen dijo...

Es curioso, parece un paso de Semana Santa... pero en piedra.

Elena dijo...

Qué de detalles, impresiona. No me extraña que el pueblo pidiera su restauración.

Un abrazo Tawaki.

Tawaki dijo...

Raquel, será que es un lugar bonito y asequible. Espero que lo pasaran bien.

Senior Citizen, no me había fijado, pero tienes toda la razón.

Elena, acostumbrados a ve calvarios más sencillos, éste es toda una atracción.

Gracias a las tres por la visita.

RosaMaría dijo...

Curioso e interesante, gracias por mostrarlo, muy buenas tus fotos. Saludos.

Nélida G.A. dijo...

¡Cuántos detalles esculpidos!

Si que es bonito ese calvario.
Gracias por enseñárnoslo.

Besos.
Neli.

ulises dijo...

Cuando estuve , en una oficina de turismo, me dieron un mapa con el enclave de todos los calvarios de los pueblos de Bretaña. Había bastantes pero sólo vimos dos.Este no lo vi.

Leodegundia dijo...

Nunca había visto nada igual, es una obra de arte, como para estar "leyendo" en él mucho rato pues en la piedra también se puede leer.

lola dijo...

Como diría aquel torero im-presionante.
Gracias por compartir estas experiencias.
Saludos y buen domingo.

nélida dijo...

Impresionante!!

Tawaki dijo...

Rosa María,es el más grande que he visto en mi vida, y creo que hicieron muy bien en restaurarlo.

Neli, yo también me sorprendí al verlo. A pesar de que habíamos leído la guía no nos esperábamos algo tan grande.

Ulises, es que hay un montón y Bretaña es demasiado extensa como para verla entera en un sólo viaje.

Leodegundia, y tanto. Este debe dar como para un para de tomos de los gordos.

Lola, ja,ja, es verdad. Cunta muchas escenas de la vida de Jesús y te tiene entretenido un uen rato.

Nélida, y que lo digas. Francia es un país como muchas historia y con infinitos monumentos.

Muchas gracias a todos por haber dejado un comentario.

Isabel - Frabisa dijo...

Uauuuuuuuuuu, hermosísimo y con una calidad de conservación fantástica, me encanta. Pon mássssssssss.

besitos

Dédalus dijo...

Qué gusto da siempre seguirte los pasos, Tawaki.

Un fuerte abrazo.

Tawaki dijo...

Frabisa, tú que conoces bien Francia ya sabes la cantidad de cosas buenas que hay por allí. Pondré más descuida.

Dédalus, ¿ya de vuelta? Siemprees un placer tenerte por aquí.

Muchas gracias a los do por la visita.