sábado, 23 de abril de 2016

Monasterio de Maulbronn

Una de las páginas que visito con asiduidad es la de 101 lugares increíbles. En ella encontré el pasado otoño unas imágenes del monasterio de Maulbronn y en menos que canta un gallo nos habíamos apuntado cinco amigos a la excursión.

A Karlsruhe llegamos el viernes por la tarde, con el tiempo justo de ver el palacio por fuera y un jardín botánico un tanto desangelado por lo avanzado de la estación. El edificio, barroco y del siglo XVIII,  es sede de un museo histórico. Tenía la bandera a media asta, ya que los atentados de París se habían producido el día anterior.


A la mañana siguiente nos acercamos a Bruchsal, bajo un cielo encapotado que no presagiaba nada bueno. Pero tuvimos la suerte de encontrar este precioso palacio, del que os hablaré otro día, ya que sin más dilación nos vamos a Maulbronn.


Se trata del complejo cisterciense de la Edad Media mejor conservado de Europa, y forma parte del patrimonio de la UNESCO desde 1993.

Está rodeado de una alta muralla, así que entramos por esta puerta fortificada.


El conjunto consta de varios edificios que van desde los establos hasta la casa del abad, pasando por una herrería, una posada o un molino. La mayoría de los edificios acogen en la actualidad restaurantes, tiendas de recuerdos o dependencias del actual ayuntamiento.



El monasterio fue fundado en 1147 y la iglesia está a caballo entre el románico y el gótico; fue consagrada en 1178.





Los fundadores del monasterio presentan la maqueta de la iglesia a la Virgen, pintado por el maestro Ulrich a principios del siglo XV.


La iglesia tiene muchos detalles que no conviene perderse.



Los claustros datan del siglo XIV, al igual que muchas fortificaciones, que no evitaron, sin embargo, que el monasterio fuese asaltado en numerosas ocasiones.





Secularizado en 1807, el monasterio desempeña un papel preeminente en la obra de Hermann Hesse, Bajo las ruedas. El autor, junto a otros personajes célebres como Kepler, había sido alumno aquí después de que los monjes hubieran sido expulsados en tiempo de la Reforma.





Muy cerca del monasterio podemos ver este pequeño lago.


Pasamos junto a la torre del doctor Fausto, donde se supone que éste consiguió fabricar oro para el abad Enterfuss, en 1516.


Al regreso, la luz del sol, que ya está cerca del horizonte, le da un toque especial a los edificios.


12 comentarios:

nélida dijo...

Es muy bello; me encanta. Esas guirnaldas de flores? en el techo le dan un toque muy particular.
Beso

Mari-Pi-R dijo...

Alemania tiene tanto de bueno para ver.
El conjunto de los edificios hace agradable la visita por la diversidad de ellos, sin duda la Iglesia es de lo mejor y los trabajos en madera son preciosos, así que el Cristo.
Feliz domingo.

unjubilado dijo...

Además de monasterio, tiene pinta de castillo medieval, se ve muy bonito todo lo que nos enseñas.

Nélida G.A. dijo...

Muy bonita entrada.
Es un Monasterio precioso. Y tus fotos están muy bien tomadas.
Gracias por compartirnos la información. Alemania es un país al que solo piso (por ahora) en aeropuertos sin salir de ellos (enlaces conexiones a otros vuelos). Pero sin duda, esconde muchos rincones que merecen la pena ser conocidos, lo sé. Y éste es solo uno de ellos.
Besoss y feliz arranque de semana!!

Ligia dijo...

Me parece maravilloso el lugar y los edificios preciosos. El claustro me encanta!! Abrazos

Tawaki dijo...

Nélida, está muy bien conservado, con un buen puñado de edificios que le dan mucho encanto, al igual que la decoración, que es muy cuidada.

Mari-Pi-R, para ser un país tan grande y poblado, es muy poco conocido. Yo tengo la suerte de poder hacer escapadas de fin de semana, pero en realidad me gustaría dedicarle más tiempo, porque pienso que merece mucho la pena.

Un jubilado, no en vano, esa muralla era para poder defenderlo. en aquella época no escaseaban los enfrentamientos armados.

Nélida G.A., se hizo lo que se pudo y al final el día nos acompañó. Yo estoy aprovechando la cercanía a Alemania para ir haciendo excursiones, y cuanto más visito, más me gusta.

Ligia, tiene mucho encanto, sobre todo porque está muy bien conservado, pero también por su tamaño y porque nos da una idea de cómo debió ser en su momento álgido.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Carmen Viajes y Rutas dijo...

Me ha encantado! Y me ha llamado mucho la atención el (no se como llamarlo) templete (por ejemplo) del interior del claustro.
Un abrazo
Carmen

Senior Citizen dijo...

Es muy interesante y, sin embargo, parece que no tiene mucho turismo.

Ela dijo...

Such a beautiful place !! Thank you very much for sharing your wonderful photos !!
Happy May !

Teca M. Jorge dijo...

A maioria dos monastérios são sempre tão encantadores... que preciosa construção!
Linda e instrutiva reportagem, Javier. Obrigada.
Um beijo

Tawaki dijo...

Carmen, yo tampoco sé cómo se llama, pero el monasterio entero es una preciosidad. Europa está llena de lugares interesantes como éste.

Senior Citizen, no había gente apenas, aunque era noviembre, un mes en el que los turistas se mueven menos por Europa.

Ela, it is. We enjoyed it a lot and I am keen to discover more places like this.

Teca, un placer traerte lugares de la vieja Europa. Son ya muchos siglos de historia a nuestras espaldas, y hay que aprovecharlos.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

El Guisante Verde Project dijo...

¡Muy buenas!
Absolutamente mágico, no me extraña que esté catalogado como el conjunto cisterciense mejor conservado de Europa. Aunque su arquitectura no destaca por la exhuberancia decorativa, también se agradece ver un lugar así, y tan fantásticamente conservado, aun más.

¡Saludos!