martes, 30 de marzo de 2021

Incendios en Argentina

Rosa María se hace eco en sus dos blogs, aquí y aquí, de los incendios que asolan una gran región de Argentina. Es algo que por desgracia vivimos demasiado a menudo también en otros países; incendios provocados que benefician solo a unos pocos y que nos perjudican a todos mientras los políticos fingen mirar para otro lado y legislan a favor de los pirómanos.





Los que me seguís desde hace tiempo conocéis mi fascinación por Argentina, viaje al que le dediqué un blog en exclusiva, Ruta 40, así como mi gusto por la Naturaleza en general, de modo que entenderéis mi doble disgusto.





Da la casualidad de que a finales de 2008 estuve conduciendo por aquellas latitudes, pasando muy cerca de las zonas que ahora han ardido. Junto aquí algunas fotos rescatadas de entradas de hace una decena larga de años, para ilustrar la belleza de la región y recordar a todos un mensaje que encontré precisamente por allí cerca.





Todavía recuerdo esas carreteras interminables que cruzan la Patagonia en línea recta, a veces asfaltadas, a menudo de ripio, atravesando bosques cuando no al borde de lagos inmensos.





Era el final de la primavera, y había flores por todas partes.





Las injusticias se van a seguir produciendo, y nosotros elegimos si callamos o alzamos la voz para protestar. Quizás pensemos que no podemos hacer nada, pero si algo me ha enseñado vivir en Suiza es que la fuerza de los ciudadanos de a pie es mucho mayor de lo que creemos.

8 comentarios:

Alí Reyes dijo...

¿Un blog nada más para Argentina?...Guauuu...

unjubilado dijo...

Desgraciadamente los incendios provocados, siguen y seguirán siendo tema para unos cuantos pirómanos. No deseo mal a nadie, pero en mi interior, esas noticias provocan una reacción bastante normal, "Que pena que el mechero o la cerilla no se le hayan quedado adheridas a la piel y no haya podido librarse de ellas"

Senior Citizen dijo...

He leído varias versiones sobre estos incendios, algunas que me han llegado privadamente de la misma Argentina, y la verdad es que no consigo aclararme sobre las causas.

RosaMaría dijo...

Tu homenaje a nuestra hermosa tierra me ha emocionado. Bellas fotos que me traen añoranza y recuerdos de mis viajes recorriendo la Patagonia. Gracias. Tengo un nudo en la garganta. Beso

Ela dijo...

Wow !!! Magical landscapes!
Happy Easter !

Una mirada... dijo...

La piromanía selectiva no es un tema baladí sino una lacra que ha supuesto y supone la pérdica de miles de hectáreas de pulmones verdes en toda la geografía planetaria. No son incendios provocados por un entusiasta del fuego sino perfectamente calculados y que tienen unos responsables concretos que pagan muy bien por deforestar criminalmente una zona; otra cosa es que no se pueda demostrar la autoría por inducción ante el silencio del pirómano de turno.

lola dijo...

Hola Javier,
Pienso más o menos como un jubilado. Los fuegos intencionados deben de provocar toda nuestra repulsa y las leyes deberían de ser más duras. Hace unos años Gran Canaria ardió casi la mitad y todo por un sinvergüenza que se vengó porque no le habían renovado su contrato de guardabosques. Tengo entendido que el individuo ya está en la calle, debieron haberlo puesto de por vida a replantar durante 10 horas diarias.
Saludos, y espero que la naturaleza haga renacer toda esa parte perdida en Argentina.

Rud dijo...

¡Hola, Javier!
Argentina no solo es un país privilegiado por la naturaleza, sino que es hermoso.
Duele cualquier incendio forestal en cualquier latitud y más cuando se destruye el hábitat de miles de especies animales y de paso contaminamos nuestro planeta.
Lo que expresas al final, es muy cierto, ya comienza a verse con las manifestaciones en contra de las restricciones y otros.
Como siempre, ha sido un gusto leerte; las imágenes encantadoras.
Cordiales saludos