jueves, 6 de mayo de 2021

Nansen

En uno de mis muchos paseos virtuales por Youtube durante el primer año de la pandemia, me topé con un par de conferencias de Javier Cacho que enseguida llamaron mi atención por la forma en la que abordaba los viajes polares y la vida de estos exploradores que tanto hemos oído nombrar.



En 2015 visité el museo del Fram, en Oslo, y desde entonces tenía una deuda con esta parte de la Historia que solo ahora empiezo a saldar, porque espero que este libro sobre Nansen sea solo el primero de muchos. Javier Cacho escribe como habla, de una forma sencilla y amena que te atrapa sin remedio por la cantidad de información y por lo bien organizada que la presenta. Él mismo está fascinado por los temas que trata, y eso se trasluce al avanzar por sus líneas.



Conocía gran parte de la expedición de Nansen por el Ártico, había oído hablar de su éxito al cruzar Groenlandia de costa a costa, pero ahora he podido juntar las piezas del puzle, aprendiendo más sobre estos viajes tan duros y fantásticos a la vez.




Pero el libro me ha aportado mucho más, descubriéndome una dimensión desconocida del gran explorador noruego, porque a sus viajes se une su labor científica, su vida familiar y el desempeño como embajador de su país. El volumen nos lleva de la mano por algunos episodios de la historia de Noruega que, además de parecerme muy interesantes, nos ayudan a entender mejor su época. Se centra en la ingente labor desarrollada por Nansen en la Sociedad de Naciones, en los logros y fracasos de este idealista que predicaba con su trabajo hasta recibir el Nobel de la Paz en 1922. Yo, al menos, desconocía la ayuda que prestó a infinidad de refugiados, la creación de un pasaporte con su nombre y la lucha que libró hasta su fallecimiento en 1930. Pretendía conocer a un explorador y me he encontrado con un ser humano excepcional que tampoco escapa a algunas sombras.




Ahora vuelvo a cambiar de tercio y pienso embarcarme en la Guerra de Vietnam de la mano del historiador Max Hastings. Sospecho que solo nos han contado una parte de este conflicto, y estoy ansioso por abordar una visión más objetiva que complemente los lugares comunes a los que nos tienen acostumbrados.



Ya os contaré.

12 comentarios:

Jenofonte dijo...

Cuando leí el libro de Nansen, "En la noche y entre los hielos" me llamó mucho la atención la minuciosidad con que preparó su expedición polar, cualidad que también compartió Amundsen.

Senior Citizen dijo...

Los viajes de estos exploradores me recuerdan los libros de "aventuras" que leía de niña cuando los cuentos se me quedaron cortos y no me dejaban todavía leer libros de mayores. Entonces disfrutaba mucho con esos relatos, pero ahora ya no me llaman tanto la atención.

unjubilado dijo...

Antes me fascinaban los viajes por los Polos, y he leído alguna novela sobre ello, pero me temo que con la minuciosidad de Nansen, no he leído ninguno.

Jenofonte dijo...

Además del libro de Amundsen "Polo Sur", leí "Atrapados en el hielo" de Caroline Alexander y "El peor viaje del mundo" de Apsley Cherry-Garrard (que recuerde en este momento).

Una mirada... dijo...

La vida de estos pioneros de la exploración polar siempre resulta sorprendente; son mucho más que esos aventureros que tienen unas líneas, a veces escasas, en los libros de Geografía. Uno intenta meterse en su pellejo de incansables ruteros por itinerarios apenas accesibles y sin las comodidades accesorios de hoy en día y se queda admirado. Nansen fue, además y según cuentas, un hombre de gran valía hunana, y ese aspecto todavía lo eleva más.

Contadora de Libros. dijo...

El primer libro me ha parecido muy interesante. Es un tema que a mi también me gusta mucho, aunque realmente no he dado con libros que no terminen por aburrirme. Me gustó eso de que el autor escribe como habla, de forma sencilla y amena que atrapa al lector, y que no solo cuenta con gran información sino que la tiene bien organizada.
Además, comentas, que descubriste a una gran persona.
Creo que esta lectura promete no aburrirme y sí gustarme. Tomo nota. ¡Gracias!
Espero que disfrutes mucho con esa nueva lectura en que te embarcas sobre la guerra de Vietnam.
Un beso.

alfonso dijo...


·.
De tus pesquisas nos nutrimos nosotros.
Es muy interesante lo que nos cuentas de nansen y otro tanto lo será que nos contarás sobre la otra visión de la guerra de Vietnan.
Un abrazo Javier



LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

Tawaki dijo...

Jenofonte, me alegra verte por aquí. Entiendo que borraron tu blog, lo que es una verdadera lástima. ¿No tienes copia de las entradas? ¿No te planteas empezar otro? Ojalá lo hagas. Como bien dices, los nórdicos tuvieron éxito donde otros fracasaron gracias a la buena preparación que tenían, al cuidado que pusieron al organizar las expediciones. A la aventura de Shackelton le dediqué tres entradas en este mismo blog en febrero de 2009. El libro de Caroline es excepcional, mientras que con el de El peor viaje me quedé atascado. De Cacho van a caer algunos más...

Senior Citizen, este, como buena biografía, dedica muchas páginas a sus aventuras árticas, pero también a su vida familiar y a su labor diplomática. Me resultó muy interesante, pero claro, hay que partir de la premisa de que te gusten las biografías.

Un jubilado, como le decía a Jenofonte, los escandinavos preparaban muy bien sus viajes, y aunque la suerte siempre es necesaria, pienso que ello les ayudó a tener éxito.

Muchas gracias a todos por sus comentarios.

Tawaki dijo...

Una mirada, me sorprendió leer sobre su labor diplomática y humanitaria, porque era un aspecto de su vida que desconocía. En efecto, creo que hay que tener mucho valor, muchas ansias de exploración, para embarcarse en un viaje de varios años por territorios peligrosos y desconocidos. Creo que era otra época y que había otros hombres. Por suerte, cada vez se descubren más cosas sobre ellos, y eso nos permite ampliar ese par de líneas con los que eran despachados hasta hace bien poco.

Contadora de Libros, yo cuento con la ventaja de que todas estas historias de exploraciones me entusiasman, así que para mí fue un placer leerlo. Creo que el autor escribe como habla, con pausa, pensando lo que dice y sabiendo lo que quiere contar. Como aperitivo, te recomendaría los vídeos de Youtube.

Alfonso, creo que lo mejor que tienen los blogs es que todos aprendemos de todos. Es como un brainstorming en el que cada uno aporta sus ideas y se enriquece con las de los demás.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Jenofonte dijo...

He leído libros de ambas partes, y, aunque no se puede negar el heroísmo de Scott, tampoco se puede negar que cometió errores garrafales, errores que Amundsen no cometió, porque estudió cada detalle. Por ejemplo, el noruego adquirió los mejores perros a través de un experto en esos animales. El inglés encargó la compra de los caballos a un oficial que nada sabía de la materia (además de la mala experiencia anterior con dichos animales). Y hay tantos ejemplos más, como el aporte energético y la ropa de abrigo, que hacen dudar de la competencia de los planificadores ingleses.Como decía Napoleón, la batalla la gana, no el general que logra más aciertos sino el que comete menos errores...

Tawaki dijo...

Jenofonte, eso tenía entendido, que Scott fue demasiado temerario. Por eso me gustan más otros exploradores que, sin llegar al objetivo, supieron dar la vuelta a tiempo, salvando no solo su vida, sino también las de sus hombres.

RosaMaría dijo...

Qué interesante y qué buenas fotos. Un gran reporte. Gracias. Saludos