lunes, 31 de mayo de 2021

Palacio de Ambras I – El edificio

Cuando llegamos la tarde anterior, faltaba apenas media hora para el cierre, cosa que nos advirtieron muy oportunamente, porque en este castillo hay mucho, pero mucho que ver. De modo que lo dejamos para el último día.




Fuimos los primeros en entrar, una suerte para los que nos gusta hacer fotos sin gente, aunque como estábamos en mitad del verano de la pandemia apenas éramos un puñado de turistas.





De esta forma, nos dimos de bruces con esta inmensa sala, llamada española, y que tiene 45 metros de largo.




Fue construida entre 1569 y 1572, y alberga 27 retratos de soberanos del Tirol, pintados por Giovanni Battista Fontana, que están acompañados por escenas mitológicas y alegóricas.





Las puertas, muy decoradas, se las debemos a Conrad Gottfried, quien también se encargó del techo.  Por desgracia, la sala fue gravemente dañada por la humedad, por lo que hubo de ser restaurada en 1878-1880.





El patio del castillo superior fue decorado en grisalla entre 1564 y 1567 y se encuentra entre los frescos mejor conservados del siglo XVI. Encontramos representaciones de musas, virtudes, héroes y heroínas, pero la misión principal era unificar las irregularidades arquitectónicas debidas al desnivel del terreno.






En casi soledad, vamos atravesando estancias en las que abundan los frescos y la madera, pero que nos sorprenden por la cantidad de baños que vamos encontrando. Son diferentes, pero usan la técnica de calentar el agua con piedras puestas al fuego.







También abundan las estufas, siempre presentes en este tipo de edificios.





La capilla de san Nicolás, orientada al este, fue consagrada en 1330 y es de planta cuadrada. Aunque los muros exteriores de la nave y los cimientos son de la época medieval esta parte del edificio ha sufrido numerosas reconstrucciones hasta llegar a una decoración propia del siglo XVI.









Hoy lo dejamos aquí, otro día seguimos.

13 comentarios:

lola dijo...

Hola Javier
¡Qué maravilla el artesonado! ¡Y esas puertas! Realmente debe de ser una pasada visitar ese sitio. No pierdo la esperanza de visitar Austria algún día.
Saludos,

RosaMaría dijo...

Bellísimo todo! Tal cual, las puertas me parecieron bellísimas, qué fotos tan buenas, se aprecia todo muy bien, lo mismo la sala española y los vitreaux. Gracias por el paseo. Cariños

alfonso dijo...


·.
Es increíble toda la belleza acumulada en su interior, y su riqueza, lo que desde el exterior no deja de parecer un simple edificio de pisos.
¡Cómo vivían 'aquellos'! Y sin mucho esfuerzo, supongo.
Un abrazo Javier


LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

Senior Citizen dijo...

Que magnífico artesonado tiene la "sala española"... Sin embargo, la capilla de san Nicolás no me gusta nada.

unjubilado dijo...

¿Alquilan motos para ir de un lado a otro en la sala española? Lo digo ya que si tienes que desplazarte media docena de veces de un lado a otro, como te descuides has cubierto un maratón.

Una mirada... dijo...

Vaya edificio elegante y trufado de tesoros artísticos. También a mí me ha parecido una joya el trabajado artesonado; no se las gastaban en modestia, no… Es un gran legado para disfrutar de un pretérito que algunos supieron ornamentar con gusto. Hasta las estufas son portentosas.

Silvia E.Duraczek dijo...

Qué hermosura de edificio! Tanto arte junto. Gracias por compartirlo! Abrazo!!

Contadora de Libros. dijo...

Me encanta este tipo de visitas, descubrir estos enclaves no tiene parangón. Recorrería una decena de veces esos 45 metros de sala, jeje. El techo es una maravilla…
Cuánto detalle para recrearse la vista, en ese patio exterior, en el interior con sus baños. Con todo.
Gracias por compartir las fotos y la visita.

Tawaki dijo...

Lola, yo he tardado en acercarme por Austria, y la he visitado poco, pero todo lo que he visto hasta ahora me ha gustado mucho.

Rosa María, un placer poder llevarte a estos sitios que te quedan tan apartados. Me alegra que te haya gustado la excursión.

Alfonso, sin duda tenían una vida regalada con alguna pelea que otra, eso sí. La sobriedad del exterior no presagia las maravillas que podemos ver dentro, es verdad.

Senior Citizen, para gustos los colores. Yo también me quedo con la sala española sin dudarlo.

Muchas gracias a todos por vuestro comentarios.

Tawaki dijo...

Un jubilado,ja,ja, no nos habrían venido nada mal, la verdad. Menos mal que fue lo primero que vimos y que todavía andábamos frescos.

Una mirada, es una joya de la que voy a sacar tres o cuatro entradas. Lo mejor es que no tenía ni idea del sitio que íbamos a visitar y que fue toda una sorpresa.

Silvia E. Duraczek, y que lo digas, en entradas posteriores iré mostrando una parte de esos tesoros artísticos.

Contadora de Libros, y a mí. Es como para disfrutarlo con calma, y nosotros tuvimos la suerte de que apenas había gente. El lugar guarda muchas cosas interesantes que os iré mostrando.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Rud dijo...

Apreciado Javier
Está hermoso el Palacio de Ambras I. Aunque amo inmensamente el arte, el patio del castillo superior me parece decorado en exceso; debe ser la costumbre de esa época.
Muy interesante el asunto de los baños que siempre son tan necesarios, eso me hace agradecer el momento actual, tan fácil que resulta encontrar agua tibia en la ducha y una temperatura adecuada en laa casa.
Los vitrales o vidrieras policromadas de la capilla de san Nicolás están encantadores. Este Palacio tiene mucha belleza artística para observar detenidamente, ¿cómo hiciste en media hora?
Millones de gracias por compartir tus excelentes experiencias. Deseo que sigas pasando estupendamente y que el virus jamás te ataque.
Un gran abrazo.

Alí Reyes dijo...

Hermano ¿Por qué en la entrada de PRIMAVERA DE ZUG dices que Antares es la estrella que le da nombre a este blog?

Tawaki dijo...

Rud, efectivamente, la decoración era la que se estilaba entonces, y había un cierto horror al vacío. Me he expresado mal, fuimos el primer día y como solo quedaba media hora para cerrar, no entramos y volvimos al día siguiente.

Ali Reyes, Antares es la estrella principal de la constelación de Escorpio y su nombre en árabe, traducido al español, es El corazón del escorpión. El nombre de mi blog viene de ahí. Te dejo un enlace de una entrada muy antigua en la que lo explicaba: http://tawaki.blogspot.com/2007/12/el-corazn-del-escorpin.html

Muchas gracias a los dos por vuestros comentarios.