martes, 31 de agosto de 2021

Una explicación

Os pido disculpas por haber abandonado el blog sin avisar cuando suelo publicar con la precisión de un reloj suizo. Aunque las entradas están escritas desde hace mucho tiempo, entiendo este mundo como una relación biunívoca en el que visitas y comentarios se entrecruzan cabalgando las olas del interés mutuo.



No es, entonces, por falta de material o de ideas, sino por un repentino exceso de trabajo que me ata a las pantallas de un ordenador más tiempo del que me gustaría, lo que me impele a buscar mis ratos de ocio en otras partes alejadas de los pixeles.



Las semanas pasan sin que, de momento, vea un final, porque se avecina un otoño calentito que puede extenderse al primer trimestre de 2022, pero lo cierto es que os echo de menos y confío en regresar lo antes posible. El cuándo es algo que desconozco, por lo que prefiero dejaros avisados para justificar mi ausencia.


Sed buenos, que de ser malo ya me encargo yo.

5 comentarios:

Senior Citizen dijo...

Ayer, precisamente, estuve hablando con Un jubilado y comentamos lo mal que está el patio de los blogs este verano. El suyo tiene más visitantes, pero el mío está más solo que la una.

Contadora de Libros. dijo...

No tienes nada por qué disculparte, en todo caso nosotros que agradecerte, porque gracias a estas líneas ahora sabemos que sigues bien. Liado pero bien.
Son rachas y ciclos, cosas que nos pasan a todos.
Mucho ánimo!!

unjubilado dijo...

No necesitas dar ninguna explicación, cada uno hace con su blog lo que cree conveniente. Pese a ello gracias por tu explicación, ya que en caso contrario, estaríamos preocupados por tu ausencia.

Una mirada... dijo...

Hay épocas de desbarajuste bloguero y mantener la constancia no siempre es posible, así que tranquilo y ya regresarás cuando puedas.

rere dijo...

Thanks for sharing

visit our website

ittelkom jakarta